W.E.T. “Retransmission” 2021 (Frontiers Records) Review.


Aún recuerdo cuando salió el primer disco de esta banda como si fuera ayer. Fue un auténtico cañonazo que básicamente nos dejó alucinados a todos los que nos gusta este estilo musical del Rock Melódico. Y es que la calidad de la lista de integrantes de este supergrupo no se recordaba desde los tiempos de Asia, cuando se juntan miembros de otras bandas para formar un supergrupo de forma ocasional.

Tengo la sensación que ese primer disco lo compró todo el mundo con la que me relaciono, el segundo ya seguramente menos gente a pesar de ser también un gran trabajo aunque algo inferior… quizás Marcel Jacob tenga algo que ver… y el tercero que es un muy buen disco, pero que la gente no llegó a entender dado el listón del primero.  Pero tener al genio detrás de Work of Art llamado Robert Säll, al genio de Eclipse, Erik Martensson, a uno de los mejores vocalistas de todos los tiempos como Jeff Scott Soto de Talismán, pues forman la palabra W.E.T. que ya todos sabéis, y si deciden juntarse es que algo grande va a ocurrir. Y os puedo adelantar que estamos de enhorabuena. Porque lo han vuelto a conseguir… solo después de 100 escuchas más o menos sin llegar a exagerar, puedo decir que no está a la altura de su debut (eso es literalmente imposible) pero se han acercado mucho. Si lo tuviera que colocar en el ranking, para mi estaría justo en segunda posición de los cuatro. Y eso es mucho. Porque tengo la impresión, que ellos mismos se dieron cuenta que a cada disco que publicaban estaban bajando el nivel. Y dada la talla de los músicos que lo componen, eso no podía volver a suceder.

Los demás músicos por cierto están esplendidos… Magnus Henriksson vuelve a esos solos de guitarra sublimes que solo están al alcance de los mejores. Ya lo podría fichar Ozzy para su nuevo disco en vez de seguir con el inútil ese con el que sacó el último disco, que provoca vergüenza ajena a la lista de excelentes guitarras con los que ha hecho su carrera, con unos solos de guitarra de risa. Y Robban Back a la batería sinónimo de contundencia. Esto es un partido de NBA de la conferencia Este contra el Oeste en los All Stars. Están los mejores en cada puesto.

Así que con la mente abierta y limpia, me puse a escuchar este cuarto trabajo de la banda sin empezar a comparar si este tema es mejor, peor, o empataba con los otros trabajos  y debo decir que así es más fácil apreciar si un trabajo es bueno, o no. Todo lo demás son gilipolleces. Y al no esperar demasiado de este disco, por aquello de tender a pensar que seguirían con la tendencia a la baja es cuando estos genios te dan la patada en el culo… porque uno tras otro empiezan a desplegar sus alas, tema tras, tema para dejarte primero con el ceño fruncido por el asombro y luego con una sonrisa de satisfacción al ver que este tema es bueno, este también, este es majestuoso y en todos destaca la poderosa voz de Soto para poner el toque de excelencia que tiene esta banda. No hay ni un solo tema de relleno, todos rayan a una altura considerable, por lo que deduzco que se lo han tomado muy en serio. Y los que componen ahí son gente pata negra, es decir de los mejores del mundo y eso tarde o temprano tenía que salir a relucir.

Ya desde el principio con Big boys don´t cry que fue lo primero que oímos de ellos de adelanto, ya me conquistaron. Pero claro, yo que soy desconfiado de nacimiento, me dije a mi mismo que quizás habían adelantado el mejor tema del disco para impresionar. Porque este tema es simplemente glorioso, con una intro de Erik para llegar Soto a demostrar porque es de los mejores del mundo. Todo el tema raya a una altura desmesurada, los estribillos, coros increíbles, bien pensados y estudiados. El solo de Magnus soberbio como todos los que hace. Cuando un disco empieza con semejantes cotas de talento, todo tiende a quedar peor.

Y The momento of truth con ese sonido de Bajo, estilo Marcel Jacob pues hace que levante una ceja en señal de aprobación… pero esperando como va a ir el resto del tema… y es M-A-R-A-V-I-L-L-O-S-O… unas guitarras estilo Eclipse que a mí personalmente me vuelven loco, pero cuando llega el estribillo es que es SENSACIONAL. Que talento dios mío. Tengo que rebobinar la cinta una y otra vez para disfrutarlo lentamente porque me parece de lo mejor de disco. Otro solo marca de la casa que me deja estupefacto. Creo que está dividido en dos partes donde Robert Säll también mete mano. En fin, esto es una ocasión para disfrutar de lo lindo porque es un tema magnifico. Vaya forma de empezar un disco, con un peso de toneladas de talento a nuestros pies… The call of the wind no se queda atrás, con unos toques de Talismán que reconocerás enseguida. Yo como fan de esa banda simplemente me siento a disfrutar como un enano y es no parar de sentir ese cosquilleo en la nuca, donde esos pelillos se te ponen de punta provocando ese temible escalofrio para tus bolsillos… porque ese cosquilleo significa que vas a ir corriendo a comprar esa obra de arte que te machaca el cerebelo y eso es malo para tu bolsillo. Aunque gastar dinero en cosas como esta siempre es un acierto. Hay un momento hacia el final del tema donde todos se apartan y dejan solo su voz, junto a una acústica en segundo plano que es pura poesía… para todos aquellos que disfrutan de esas pequeñas cosas, esos arreglos en segundo plano, que muchos disfrutamos por la complejidad de meter sonidos sobre temas a terminados, a mí me hacen perder la razón.

Otro tema de adelanto que gana a cada escucha, Got to be about love, otro tema que ya habréis oído y que es uno de esos temas que te gustan desde la primera vez que lo escuchas. Aquí la guitarra solista está en manos de Robert Säll que ha mejorado una barbaridad y tiene ese toque de clase que solo tienen los genios. Y nos llega Beatiful game con una fuerza demoledora, un ritmo solo al alcance de gente como esta, Soto retorciendo sus cuerdas vocales con la maestría de los grandes, pero es que la banda le sigue con tenacidad prusiana a la guerra, con la categoría inmensa que tienen todos estos. El solo es apabullante y esos malditos estribillos y coros que todavía tengo en la cabeza… joder, malditos sean… que buenos son. Quiero pensar en otras cosas y no puedo… tengo esta maldita melodía en el cerebro varias horas más tarde. Y esto es por algo.

El título How far to Babylon (Magnum se quedó en  Jerusalem) otro maldito tema soberbio, sin duda para componer temas como este uno debe ir a visitar a todas las Hadas del bosque de la fantasía, para que les preste un poco de esos polvos que provocan que tu cerebro rinda al 1000% de su capacidad. Es un tema asombroso, ricos coros, un estribillo majestuoso y unas ganas tremendas de tener ese librillo del cd a ver quién ha sido la mente pensante de semejante obra de arte. Porque es un tema brillante. Como todos los que llevamos de momento por cierto. Si lo oyes con auriculares veras la riqueza de todos los instrumentos que lo componen. Hazte un favor  óyelo así. Y si Cozy Powell tocara en este tema llamado Coming home abriría de la misma forma tocando la batería junto al cencerro. Brillante es poco. Se aleja un poco del sonido general del disco pero me parece enorme. Temazo. Ciertamente estoy disfrutando mucho y eso es la excepción en los tiempos que corren.  Todo el tema esta poseído de una luminosidad y melodía absolutamente indescriptible. Esa sería la definición, melodía en estado puro.

Con What are you waiting for donde los músicos te muestran cómo hacer un medio tiempo desde la excelencia más absoluta. Todo lo que la rodea es pura magia… pura clase. Porque cuando un medio tiempo se canta bien, como es este caso, toda la estancia se ilumina, oyes los pajarillos cantar con más intensidad y ves como el viento mueve de forma acompasada los arboles delante de ti. Parece que se alinean los planetas para que todo esto ocurra y quizás no te estés dando ni cuenta. Es lo que tiene la magia…  esa voz de Soto que sinceramente, es de lo mejorcito que tenemos en este mundo llamado Rock.

Y entonces cuando pensaba que lo mejor del disco ya lo habíamos oído, llega You better believe it que es algo que me ha dejado totalmente flipado… pasmado. Es de una calidad tan sobresaliente que he tenido que llamar a mi mujer para asegurarme que estaba oyendo lo mismo que yo. Suena tan bien, esta tan bien hecho este tema, que seguramente hayan tenido que ir a por los pergaminos del Conocimiento, perdidos  en el Mar Muerto. Es brutal, guitarras soltando arpegios en segundo plano mientras Soto va creando cátedra con su voz, Robert soltando notas de teclado al fondo del pasillo y solo de guitarra espectacular, forman un tema inmortal que me ha provocado ataques de tos al intentar emular a este maldito vocalista. Y es demasiado bueno para solo intentarlo. Soberbio sería quedarme muy corto. Magistral quizás encaje mejor. Es imposible que el estribillo no se te quede anclado en la cabeza… imposible. Y vuelvo a darle para atrás para volver a escucharlo… y van 50 veces, os aseguro que solo lo hago para saber si me gusta. Que temazo Dios mío. De lo mejor que hayan publicado jamás esta banda. Impactante. Y aunque mi cerebro me pide que la vuelva a escuchar una vez más, la razón me dicta que pasemos a la siguiente (maldita sea).

How do I know muy Eclipse cosa que no me parece mal… hay tres tíos de esa banda sobre una banda de 6 y eso se tiene que notar… si, ya sé que Robban ya no está, pero me entendéis. Quizás haya que pedirle a Robert Säll que componga él también temas con su sonido propio… porque para mí, y es una opinión personal, Work of Art es la mejor banda del AOR actual. Pero todo este tema es magistral, la voz de Soto siempre queda bien haga lo que haga en esta banda. Su voz está tocada por esa mística que tienen los dioses, y para mi este tío es de los mejores de la historia. Si lo escuchas con auriculares, detrás del sonido de la guitarra de Magnus, aparece una acústica llevando el timón con un acierto alucinante. Queda bien. Arreglos por aquí… por allí… por allá, teclados, el bajo firme como un secuoya, toda una mágica sucesión de cosas que provoca en mi hipotálamo la segregación de endorfinas, las hormonas del placer, para disfrutar conmigo mismo en mi intimidad de explosiones de sabor como estas. Por fin han vuelto, lo han vuelto a hacer… menuda calidad nos ha caído encima…  esa acústica para cerrar el tema que es pura magia… me pareció ver a Campanilla esparciendo polvo de hada en la habitación a la hora de componer esto. Y por desgracia, el show debe terminar, y lo hace con One final Kiss otro misil directo hacia tu cerebro. Porque el tema navega por las aguas del Rock potente hasta que llega la hora del estribillo y entonces se abren las puertas del infierno… del infierno Melódico que se pone a tu disposición. Acordes metidos desde el más absoluto talento, esa melodía mágica para cantar el nombre del tema, un solo bestial, para despedir un tema desbordante de calidad.

Me ha dejado exhausto… escuchar este disco glorioso, repleto de talento, me ha supuesto como correr una maratón de 1 km (no doy más de sí, lo siento). Y la razón es que me ha provocado una sucesión de placer tan continuado que ha sido como tener un orgasmo de 42 minutos que es lo que dura el disco. Ha sido como navegar con una canoa con olas de melodía de varios metros y eso te deja literalmente sin aliento.

Francamente si os digo que me esperaba un disco así de bueno, os mentiría porque lo cierto es que han ido bajando la calidad a cada disco que sacaban… y esto ha supuesto volver a poner el mundo del Rock Melódico a sus pies… creo que no llega a la magia de Art of Illusion pero se han quedado tremendamente cerca. Solo me queda deciros que si no compráis una bestialidad como esta, seguramente estaréis cometiendo un gran error… yo pienso pedirlo nada más salga entre otras cosas para completar la colección.

98%

Whizard.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: