Etiquetas

, , , ,


855529.jpgEl camino para encontrar un tesoro siempre ha estado en los golpes de suerte, estudiar mitos y leyendas pretéritas, mapas perdidos más allá de los tiempos o que cayera en tus manos algún pergamino apócrifo, de esos que aparecen cerca de las orillas del mar Muerto perteneciente a alguna civilización antigua y que decidió enterrar. Existen tantos tesoros de los que las creencias hablan que resulta difícil escribir sobre todos. Uno de los más fascinantes, seguramente sea las leyendas acerca de lo que pudo esconder el famoso rey Midas después de que el Dios Dionisio le concediera uno de los 3 deseos que pidió, y que era que todo lo que tocara con sus manos se convirtiese en oro. El tiempo que tuvo ese Don, convirtió en oro cientos de objetos que escondió oportunamente hasta que le fue concedido el segundo de los deseos al comprender que moriría de hambre y sed porque cualquier alimento que tocara sus labios se convertía en oro. Perdió sus poderes después de que se le ordenara lavarse las manos en el rio Pactólo, y curiosamente ha estado dando oro desde entonces. Y ordenó escribir la ubicación exacta del tesoro en un pergamino que ha estado escondido o protegido desde entonces.

En ocasiones, en el mundo de la música también hallamos tesoros muy de vez en cuando. Pasan los años y cada cierto tiempo aparece un tesoro de esos que perduran en el recuerdo de los más eruditos, de esos que saben discernir donde esta lo realmente bueno, de los trabajos de escaso impacto. Y aquí viene uno de los que considero rey Midas contemporáneo, uno de los mejores guitarristas de la historia por su importancia, ha trabajado con todo tipo de artistas consagrados al que buscan permanentemente para sus lanzamientos, y el que es sin duda junto a Steve Lukather, Michael Landau, o Dan Huff, unos de los mejores músicos de estudio del planeta. Loar este trabajo de Michael Thompson es uno de los retos más fáciles a los que me he enfrentado nunca… es tan bueno que ni siquiera una reseña mal escrita podría empañar el gran trabajo que se ha marcado este hombre sabio, que además ha sabido rodearse de gente tremendamente preparada para poner en marcha un disco de esos que permanecerán en tu recuerdo para siempre.

Además ha sabido delegar en la composición de un renacido Mark Spiro que además se anima a cantar en 3 temas, Larry King, el para mi mejor vocalista de los tres con los que cuenta este disco y Larry Antonino que además de vocalista es bajista de Unruly Child. Y el resultado no puede ser más asombroso… ya desde que le das la primera escucha, comprendes que esto no es lo que estás acostumbrado a oír de forma natural, sino que te enfrentas a otra cosa, a algo que está compuesto de otra forma, con absoluto mimo, desde la excelencia, desde la capacidad que tienen solo los más grandes. Si lo oyes con auriculares, la explosión de matices resulta asombrosa, cuidado como el salpicadero de un Maserati, con la majestuosidad que esperamos de un tipo que está tocado con ese talento superior a la hora de hacer cosas simples como coger una guitarra y fabricar desde la nada un tema que perdurará en el recuerdo.0.jpg

Son 11 temas completos junto a 7 interludios instrumentales elaborados desde el más absoluto control de la capacidad humana para hacer buena música como esta. Tras el Opening inicial de gran categoría instrumental, nos llega el tema que da título al disco Love & beyond cantado por Larry Antonino, no es accidental que haya escogido a este vocalista porque su parecido a Larry King en ocasiones es asombroso. Tema con una escalofriante gama de matices, arreglos en segundo plano de acústicas, solos dispersos para decorar el lienzo lleno de colores, la batería esa que en algunos trabajos de otros grupos ni se molestan en valorar, un estribillo lleno de magia y ese trabajo en las guitarras realizado desde el vasto conocimiento que tiene este individuo. Tema que me deja asombrado ya desde la primera vez que lo escuché por lo bien cantado que está. Toneladas de talento en todas las demarcaciones y sin tiempo para darte un descanso, aparece Mark Spiro a los mandos vocales en Save Yourself, otro tema que empezaras a comprender en cuanto seas capaz de valorar todas las cosas que ocurren en segundo plano tras la voz de Mark. Me recuerda a veces a los dos últimos trabajos de Mike & the Mechanics en tema de estribillos y estilos vocales.

Si empiezan con dos temas tan buenos, quizás sea como otros trabajos que se van desinflando conforme avanzan, pero sospecho que no va a ser el caso. Tras otro intento de permanecer imparcial a la hora de seguir juzgando este trabajo, aparece Passengers uno de los que posiblemente sea de los mejores del disco, cantado por Antonino es una explosión nuclear en todos los rincones de tu cerebro. Es tan bueno que te será imposible no enamorarte de algo tan bello, tan elegante, tan bien compuesto. Es algo solo al alcance de los elegidos, otra vez el estribillo tan bello que puedes intuir a los ángeles esos de esféricos carrillos soplando trompetas y haciendo coros. No se puede permanecer impasible ante temas así.

Otra vez Mark Spiro apareciendo en Supersonic con toda su magia, coros en segundo plano y una batalla de acústicas donde puedes apreciar en todo su esplendor el bajo llevando el peso del partido. Es un tema tan apreciable que acabaras poniendo más de una vez por varias razones… el tema en si es muy bueno y entretenido y la segunda por escuchar a Mark Spiro, una de mis debilidades personales más allá del infecto último trabajo que sacó que jamás llegué a entender. Don´t look down cantado por Antonino es un tema más alejado del sonido melódico de temas anteriores pero con la magia necesaria para acompañar el disco aunque por debajo de 72 Camaro que lanzo a modo de anzuelo para presentar un disco en el que desgraciadamente no aparece ese buen tema cantado por Larry King. El mismo vocalista para Far away un tema tremendamente bien compuesto para esta fábrica de sueños que resulta un disco que para mí ya forma parte de la historia de la música y eso que aún no ha salido. El estribillo resulta brillante, es como ese paisaje idílico y famoso que todo el mundo quiere fotografiar. Si, ya se, para los más impacientes aún no ha aparecido Larry King en este disco. No queda mucho.

2.jpg
Love was never blind cantado también por Antonino es uno de los temas más flojos a mi juicio del disco, no me termina de enganchar ni el desarrollo del tema ni la parte del estribillo. Flying without wings sin embargo es toda una experiencia de primer nivel a los mandos de Mark Spiro, un tema que te cautivara desde que lo oyes por vez primera. Es un torrente de buenas ideas, en primer y segundo plano, pequeños matices melódicos que resultan pepitas de oro de esas que se te quedan en el colador después de batir toneladas de arena en la orilla del rio. Es algo bien hecho, a la hora de aparecer el solo de guitarra todo cambia de color, viran a babor y se queda la guitarra decorando la estancia con los colores que dan la experiencia y la sabiduría del paso de los años. Just Stardust con Antonino otra vez, es un tema con grandes ideas, buenos coros y atrevidos estribillos que sin duda sabrá apreciar tu cerebro.

Pero entonces viene el mejor tema del disco cantado por uno de los más grandes. Salvo temas de agenda de sus proyectos en solitario, entre otros lo nuevo de Soleil Moon, jamás llegare a entender porque Michael Thompson renuncia de forma voluntaria a la felicidad dejando a Larry King solo para un par de temas de este disco. Un error imperdonable porque el feeling que tiene este tipo no lo tienen, ni tendrán jamás los otros dos vocalistas. Ya digo que si es por problemas de agenda y falta de tiempo entonces puedo llegar a entenderlo pero jamás llegaré a perdonárselo. Este tío podría haber cantado en el disco completo y simplemente se habría transformado en una de las mayores joyas que haya conocido jamás la humanidad, pero las cosas son como son y no como nosotros queremos. What will I be without you es con toda probabilidad el mejor tema que haya oído en todo lo que va de 2019, y de los mejores que haya escuchado en años. Es tan cautivador que no podrás resistirte en sacar a bailar abrazado a la persona que más quieres. La explosión de matices que tiene este tema, unido al vocalista que lo interpreta es como esa alineación de los planetas que solo pasa una vez en cientos de años y eso ocurre aquí. Una persona que conoce el talento de Larry King a la perfección me decía:

 “Todo lo que toca Larry lo hace oro. Le da calidad siempre a todas las canciones, con su primera nota vocal. Las melodías son tremendamente sugerentes, pero la pasión que pone en cada tema es incomparable. Es un contador de historias. De manera innata te hace sentir que las letras, son parte de ti. Por norma general, empieza lento, con calma, siempre te deja con ganas de más durante la canción. Te capta, te emociona y te enamora. Da igual de lo que hable en ellas, la historia la haces tuya, ése es el don de Larry…”

Es tan buena la descripción que me permito añadirla a esta reseña porque ha dado en el punto exacto de lo que pienso de él cada vez que le escucho cantar. Gracias Sandra, lo explicas como nadie. Aquí simplemente está sensacional, creo que es imposible cantar mejor que él este tema y me da igual el vocalista que elijáis, siempre sería derrotado… está en modo invulnerabilidad y no creo que sea posible hacerlo además que el tema le encaja como anillo al dedo. Hacía tiempo que no me emocionaba tanto oyendo un tema y este lo ha conseguido. Es muy preciso, belleza absoluta, sin duda los dioses han dotado al compositor de una serie de tarros de las esencias y los ha abierto todos a la hora de componer esto. Solo llegareis a comprender estas palabras cuando tengáis la suerte y el privilegio de escuchar este tema. Tened cuidado no caigáis hipnotizados ante el despliegue de talento expuesto en este tema, podría llegar a marearos debido a la exagerada cantidad de endorfinas, esas hormonas del placer que inundan vuestro cerebro cuando disfrutáis de algo de manera infinita.

índiceY la historia llega a su fin otra vez con Larry King a los mandos con la magnífica Starting over para cerrar un disco que opiniones personales acerca de los vocalistas del disco, debo decir que me ha parecido magnifico, toda una exposición de obras de buen gusto, es como ir a un museo a disfrutar de las obras de tu artista favorito y pasar la mañana viendo auténticas obras maestras. Esto es este tema, una obra de arte gracias al talento de su compositor y el genio que canta este tema en particular. Es una visita al museo de Michael Thompson, si es uno de tus artistas favoritos, sin duda que lo vas a disfrutar, una genialidad del rock melódico en otros tonos distintos al melódico nórdico pero lleno de notas musicales que a veces roza la genialidad.

Sin duda es de esos discos que te ves arrastrado a comprar porque renunciar a poseer discos como este, es renunciar voluntariamente a la felicidad que da desprecintar un tesoro como este… y escucharlo. Una chimenea y el crepitar de las llamas, una tarde lluviosa de otoño, y este disco de fondo para que tu vida sea maravillosa aunque solo lo llegue a ser a ratos concretos.

P.D. cuenta la leyenda que el rey Midas acabo sus días con orejas de burro por haber perdido la apuesta que se hizo con el dios Apolo cuando pensaba que nadie era capaz de superar la belleza del sonido del dios de la naturaleza llamado Pan tocando con virtuosismo la flauta. Pusieron como juez a Tmolus, dios de la montaña entre otros miembros del jurado y aunque la pieza fue colosal, la que interpretó Apolo fue mejor. Todos estuvieron de acuerdo excepto el rey Midas, con lo que Apolo le puso orejas de burro que tuvo que tapar con un gorro a medida que le hizo su súbdito más fiel para que nadie le viera así. Yo no quiero llegar a tener razón con la opinión que tengo de este disco, quizás salgan discos tan buenos como este, pero difícilmente sean mejores. Pero no me atrevo a apostar… no sea que Apolo no esté de acuerdo y tenga que llegar a hacerme un gorro igual al del rey Midas…. Mi opinión es que es una obra maestra que hubiera alcanzado otra categoría si hubiera participado King en más temas… que se le va a hacer.

95%

Whizard

oie_oie_trim_image