Etiquetas

, , , , ,


470695.jpg“Winds Of Change” es la continuación del ahora legendario álbum “World Stage” de Jim Peterik.

El nuevo álbum, “Winds of Change”, se estrenará el 26 de abril de 2019, es otra obra maestra musical, que presenta nuevas canciones de Peterik en colaboración con grandes superestrellas del rock melódico, como: Kevin Chalfant (ex-The Storm), Dennis DeYoung (ex-Styx), Matthew y Gunnar Nelson, Kelly Keagy (Night Ranger), Lars Safsund y Robert Sall (Work Of Art), Toby Hitchcock (Pride Of Lions), Danny Vaughn (Tyketto), Mike Reno (Loverboy) , Kevin Cronin (REO Speedwagon), Jason Scheff (ex-Chicago), y un tema muy especial previamente inédito del fallecido, el gran  Jimi Jamison.

Lejos de hacer un disco adaptado a él mismo, Peterik pone su inspiración y talento al servicio contratado de sus cantantes. Y como no podía ser de otra manera, brilla más el sello propio de la banda donde estuvo cada cual, que ya el característico sonido Peterik, excepto en algunos cortes donde canta él mismo casi todo el tema y le sale un poco esa venta Survariana (me acabo de inventar el término).

No hay mejor manera que empezar con “Winds Of Change” que precisamente es lo que más suena a Peterik, su habitual maestría para entremezclar las melodías más rabiosas con sus bases rítmicas de siempre. Sin tener una gran voz, siempre es muy placentero oírlo. “Without A Bullet Being Fired” es el corte elegido como presentación al público, cantada por Mike Reno es pura magia. Un estribillo demoledor con simulación de disparos te vuela la cabeza. Ritmos constantes y de menos a más, se te mete en la cabeza y no puedes parar de tararearla.

A partir de aquí, el modo Peterik deja de ser su huella para como un camaleón, adaptarse al medio en el que vive, y así con Dennis De Young y este “Proof Of Heaven” es la posiblemente, la octava maravilla del rock melódico. Como si Peterik hubiera ingresado en STYX, oímos un corte lleno de matices instrumentales y detalles musicales de muy alto rango. Cuanto más la oigo más sabores saco. Los coros llenan la atmósfera de colores y sonidos tan vivos que el cielo se convierte en nuestra morada. Aires teatrales convierten este tema en una pieza maravillosa. El siguiente, llamado “You Just Want More” es donde uno de mis vocalistas preferidos aparece, Kevin Chalfant. Lo malo, que se hace corto a dúo con Peterik, y encima me quedo con ganas de más protagonismo en el álbum de este DIOS. En lo musical, pues un tema que bien se puede meter en The Storm o en cualquier disco de Pride Of Lions. Si tienes corazón de hielo , Chalfant entrará en él y hará patinaje para darte el calor que necesitas.

Seguimos ahora que el fuego está ardiendo y entramos en los hogares con “Home Fires”, con un inicio  de teclas que te derrite, Aquí Toby Hitchcock pone toda su sensibilidad para hacer que nos vayamos con los orgullos de leones a cualquier disco que elijas. Nunca suenan mal. Ese ya clásico in crescendo te va despertando de todas tus ensoñaciones, suena todo tan bien, que yo admirador absoluto de Jimbo no puedo mas que agradecer que siga componiendo y sacando su música al mundo.

La primera balada del disco es sólo para ti. Recorre tu piel con tanta delicadeza que parece que cuerpo y alma se fusionan en un éxtasis total. Con un piano y voz parece hecha a medida para ti. “Just For You” no tiene grandes exhibiciones de potencia vocal. Aquí se trata de llegar a ese lugar donde todos nos protegemos tanto. Para eso añadimos una guitarra acústica de fondo y todos contentos. The Hand I Was Dealt” es como si Tyketto trajera un tema de su Strenght In Numbers y Peterik le echara unos polvos mágicos para que Danny Vaughn lo convierta en realidad. Sencillo y sin adornos superfluos, el desarrollo instrumental es soberbio. Producción limpia y de sonido cristalino.

1.jpg

Where Eagles Dare es la canción más diferente del cd. No se si será por Lars de Work Of Art, pero esa mezcla vocal de Peterik y él, hace que el frío y el calor, juntos sean un condimento perfecto. Su sonido es etéreo, ecléctico, volátil, lo notas en el aire pero no lo puedes tocar. Y de lo pacificador anterior a I Will What I Want justo lo contrario, rockera y malota. Estamos listos para conducir a nuestro pub de copas preferido y darlo todo, con nuestros vaqueros rotos y camiseta ajustada. Pienso hacer lo que quiera, en la radio del coche a todo volumen, suena y nadie me parará esta noche. Actitud!

“You’re Always There” es otra preciosa pieza de orfebrería tallada a fuego lento con la cálida voz de Jason Scheff. No puede sonar más a Chicago, imposible. ¿Habré cambiado de disco? Bien podría estar en la discoteca, junto a temas como: I Don’t Wanna Live, Without Your Love, Will You Still Love Me? del bajista, cantante y compositor estadounidense Jason. Una preciosidad. El genio deja que cada autor suene a ellos y los hermanos Nelson así lo certifican en Avalanche”, su rock country que tanto les gusta con esos aires sureños y esas voces compenetradas, más el plus de la voz de Jim recorren las llanuras llenas de polvo y calor. Ya sabes, si te gustan los Nelson del Peace Out, nada que objetar.

Y para lo último lo mejor a nivel de sentimientos personales. Love You All Over The World“, cantada por el desaparecido y mi ídolo vocal, Jimi Jamison. Las cicatrices de nuestro cuerpo son el mapa de nuestra vida, Y nada mejor que verlas para recordar que hemos vivido y existido, Jamison forma parte de mi mapa, mis experiencias en la vida, él me ha acompañado, me ha hecho llorar, vivir y saber que la vida merece la pena vivirla siempre. Si te gustó su disco Empires, podrás ver que tiene mucha similitud con los medios tiempos que allí habían. Por siempre y para siempre Jimi.

Una vuelta la de World Stage, donde aúnan un buen puñado de monstruos musicales para hacer un compendio maravilloso de buen hacer, y que como siempre digo, Jimbo busca solamente que satisfacer a sus fans. Yo estoy escribiendo como tal y así lo hago constar.

92%

Viri

viri