Etiquetas

, , , ,


332548.jpgVamos con la vuelta de esta banda de la república checa, que en su momento estuvo apadrinada por el mismísimo Roland Grapow. Para los que no las conozcan, Sebastien han publicado tres discos y ahora nos presentan un EP de cuatro temas, que vamos a intentar desgranar para haceros una idea de la propuesta musical de los checos.

La banda plantea un Hard rock melódico moderno (por poner unas referencias, me ha recordado la línea de Danger Danger en “Revolve” o de algunos temas de Vega) , quizás con tintes AOR aunque con una parte relativamente “oscura” que te puede dar un color gótico, aunque sin exagerar.

Buenas melodías que se disfrutan al escuchar, aunque quizás la producción no tiene la suficiente pegada para una banda de estas características, y eso se nota en las escuchas.

Comienza con Behind the world que marca perfectamente el estilo del grupo, presentando aspectos atmosféricos con muy buenas teclas, ritmos sobrios y buen gusto por las melodías. Me gustaría destacar el color de la voz de George Rain especialmente cuando ataca los graves.

En Fight for love encontramos la colaboración del griego Yanis Papodopoulos (cantante de Beast in Black). La entrada de teclas de este tema es un cañonazo para aquellos que nos gusta el AOR, un tema cargado de melodía, de teclados acertadísimos y un estribillo pegadizo que suena a la hornada nórdica melódica, una pena que la producción no esté a la altura de la canción.

Vamos a incrementar la fuerza del trabajo a ritmo de Hard Rock con aires actuales, sin perder la melodía con Sweet Desire, un tema que en la estrofa puede acercarse a algún arreglo de rock progresivo, aunque rápidamente vuelve a la fórmula de la banda. Un tema disfrutable, aunque les falte un pelín de garra.

054967.jpg

Cierran la entrega con Mirror on the wall un medio tiempo cargado de arreglos de pop y hard rock actual, que es una auténtica delicia y en la que la parte vocal luce especialmente, en este tema la banda arriesga hacia sonidos más experimentales y el paso es más que exitoso, podría haber destacado a Pavel Dvorak a las teclas en cualquiera de los cortes, pero en éste en concreto aporta una variedad de elementos que literalmente dan magia a la canción.

Buen grupo, más que disfrutable, me quedo con la pena de que el EP sólo tiene cuatro temas y que quizás una mayor inversión en la producción hubiera dado un producto más redondo, de todos modos una buena apuesta de Hard Rock melódico actual hecho con gusto y calidad.

68%

Jordi Castilla

oie_oie_trim_image.png