Etiquetas

, ,


569933Se nos fue el año 2018 y uno de los trabajos publicados en las últimas semanas del pasado año es este “Vision Quest”. Quizá los más jóvenes no lo recodaréis o no veríais una de esas películas para adolescentes de los 80 con este título y en la que al comienzo sonaba “Only the Young” de Journey. Sí, ese cine de Hollywood en el que una buena banda sonora hacía el 40% de la taquilla. Básicamente, (por lo que recuerdo, ya que hace muchos años que la vi..) es la historia de un chaval que compite como luchador en el equipo de la escuela, sin malicia, como una amapola (y un doblaje de Matthew Modine en español, que le hacía parecer el tonto del pueblo. Repito, es lo que recuerdo, ya que hace mucho que la ví…) y que se enamora perdidamente de una chica con la suficiente experiencia y tablas como para dejarle más K.O. que en cualquier agarrón del body de lycra, para tumbarle contra el suelo sudoroso del combate.

En este caso estos músicos italianos se ponen un reto difícil de superar con creces: Un disco conceptual (con el hándicap añadido que conllevan estos trabajos para trasladarlo a un público más mayoritario) basado en una taquillera película con nombres laureados de bandas legendarias en su B.S.O.

Se divide esta Opera-Rock en dos partes: La primera parte cuenta la historia de “Orión”, quien lucha y muere para salvar a su gente de una fuerza oscura y desconocida; la segunda parte cuenta la historia de “Avathar”, escudero del rey que acaba traicionando a Orión a cambio de la inmortalidad y se exilia; durante el exilio, sufre, se arrepiente y encuentra el amor. Sinceramente, no encuentro mucha relación con la película… Quizá es que soy demasiado cartesiano a veces.

La obertura del disco nos cuenta aquello de “Hace mucho tiempo…”, en pocos segundos para situarnos en la historia. “Medieval hero” nos abre el camino musical de esta historia épica de forma instrumental, con algún pequeño atisbo de influencias de Magnum, desapareciendo por el camino, atrapado por la bruma…

“The secret crown” nos crea unas expectativas muy buenas, la verdad; se puede encuadrar como A.O.R. con sabor de los años 80 desde su comienzo hasta la estrofa. La canción, aunque aderezada con gotas de Rock Progresivo o Sinfónico, se perfila muy bien después de los dos primeros cortes. Desde aquí, el vocalista se me antoja que tiene un pequeño, muy ligero, matiz vocal en los finales a Freddy Curci.

“Valley of the lost”, nos hace bajar de la nube. Esto es una Opera Rock y como tal, esta canción nos cuenta la historia siguiente de Orion (¿The Hunter?) en el siguiente acto de este “Vision Quest”. Aunque con tensiones musicales, no llega a “crecer” el tema, quizá amortiguado por los coros demoniacos antes del estribillo.

“The eve of the battle” nos aleja aún más de ese viaje por el Rock Melódico. En su comienzo, influencias de Roger Waters, caminando por ambientes cadenciosos y decadentes.

“Avatar” se presenta bajo un tono más sinfónico que la anterior canción. Un saxo, que poco tiene que ver con los ambientes épicos o medievales, sinceramente.
Esta primera parte la cierra “The inmortal”, un tema que cabalga entre el Hard Melódico y el Rock Progresivo. La verdad, el estribillo si te hace levantarte esperando algo de A.O.R.

“Evil Laughter” abre la segunda parte de esta épica historia en un tono más A.O.R. En este sentido, es de lo más destacable de este trabajo. Una canción que se mueve bien en tonos clásicos sin llegar a evocar del todo los 80. Quizá la entrada y la entrada al solo os haga recordar algo a “Separate ways”.

“Master of hopes” parece que va equilibrando algo el global del trabajo hacia ambientes más melódicos, más orientados al A.O.R. Quizá esta segunda parte del trabajo recupera algo de lo que nos prometía “The secret crown”.

“Eternal love” se nos presenta bajo la niebla en forma de dueto con connotaciones góticas en la parte fémina de la melodía. Acompañada de percusiones electrónicas inspiradas en “Love bites”, esta canción se mueve entre aguas algo turbias… Algo densas. Tendremos en cuenta que hablamos de una Opera-Rock con lo que ello implica y así se comporta con una parte rítmica con cabalgado de guitarras rítmicas. Llegados a este punto, me rasco la frente intentando relacionar la historia de la película con la historia que nos cuenta este disco…

48419267_2175848552664651_4342938485808693248_n.png

“All these years” Nos conduce por caminos tensos e inquietantes en los que nuevamente, las percusiones electrónicas nos acompañan en un tono algo más “teatral” siguiendo lo trazado en el anterior tema de este trabajo, incorporando coros femeninos. Con protagonismo del lead synth se mueve en un terreno más progresivo clásico.

“Lost in time” nos hace abrir las orejas y los ojos con los primeros acordes de teclado, esta vez sí: Puro A.O.R. Aunque el estribillo arranca tonalmente donde no te pide el ambiente creado en la estrofa, (me recuerda, con todos mis respetos, a algunas bandas españolas en los 80 que “pretendían” pero no lo conseguían…) también vale. Es un corte bastante destacable del trabajo. Si no hablásemos de épica medieval, la incursión del saxo en este tema queda bastante bien. Aunque, personalmente, lo dejaría en una sola incursión evitando la parte final.

A.O.R. keys. “Dragons of tomorrow” nos ubica en un terreno estadounidense reconocible. Kansas. Por lo menos mientras dura la estrofa. Lástima que la sensación es un poco de montaña rusa escuchando este tema. Cuando las cosas van bien por un camino, si se complica musicalmente, dicho camino se va empedrando.

“The run” cierra el disco, pareciendo encontrar el camino real hacia “Vision Quest”. Si tuviese que elegir entre una de las canciones, quizá elegiría esta ya que parece tener más que ver con las expectativas de todo el trabajo; musicalmente y conceptualmente.

Dejando claro que es una reunión de músicos bastante notables, que la calidad general de las composiciones son de un buen nivel y que la producción es muy digna, a mi modo de ver, penaliza y mucho, (con el riesgo añadido que conlleva un trabajo conceptual…) las expectativas creadas sobre un punto de partida como es una película con una banda sonora de nombres como John Waite, Foreigner, Journey, Sammy Hagar o Madonna, (sí, aquí la película se titulo “Loco por ti” como la canción de la reina rubia de las cejas negras) con el poco recorrido argumental de dicho film e hilando con lo épico.

Si se hubiera tratado de una línea argumental basada en cualquier otra película épica, sin estos condicionantes, o sin más, como creación propia, (que hubiera sido un punto positivo y valiente…) no tendría la sombra alargada de las expectativas creadas para presentar este trabajo. Es una opinión personal, constructiva, (ya que hay canciones que se defienden muy bien por si solas) pero es el “Pepito Grillo” que se me aparece al escuchar el trabajo bajo ese concepto.

He de ser sincero y como digo, hay cosas que penalizan, pero si es un trabajo apto para comprar y quedarse con unos 5 temas para escuchar y por otro lado, escuchar como trabajo conceptual, pero sin hacer demasiado caso al título: Le veréis con otros ojos; otra “búsqueda con otra visión”. Sobre 100, un 66%.

66%

Joe Ángel L.

oie_oie_trim_image.png