Etiquetas

, ,


file.jpgEnfundados en cuero negro nos llegan estos chicos desde Londres, Danm Dice, derribando de un puntapié la puerta. La apuesta de Damn Dice, es ya desde un principio (la banda se fundó en el año 2011) arriesgada y eso es una ráfaga de aire fresco y marca la actitud de la banda para llamar la atención en el competitivo panorama del Hard y Metal. Sí, Hard y Metal ya que lo que nos ofrecen Damn Dice es una fusión entre el Metal y el Hard de forma práctica y reconocible. ¿Cómo sonarían riffs atribuibles a Slayer o Pantera con el sleazzy de Faster Pussycat, equilibrado con melodías y estribillos del Heavy más clásico? Pues a partir de diciembre tenéis la solución con su segundo disco “Thriller Killer”.

Abriendo este nuevo disco, tenemos el tema casi que da título al trabajo, “Thrill of the Kill” una canción enérgica en la que los riffs rítmicos con base contundente, se adornan con guitarras solistas con genes made in Dave Murray. Buena melodía y un avance de la línea global del disco.

“Stories I writte” nos golpea con un inicio que bien podría conducirnos a 160 bpm con doble bombo, pero no; la carga explosiva está controlada. Es uno de las canciones que define mejor el equilibrio entre melodía, contundencia y dureza.

“This time” podría ser uno de esos temas del segundo disco de Skid Row; agresivos en su base rítmica pero modulado con la melodía y la voz. En este punto, hay que decir que no vamos a encontrar una voz rasgada ni agresiva; Damn Dice buscan el punto “comercial” con ese contrapunto: Riffs con afinaciones modernas y pesadas junto a melodías clásicas conducidas por un vocalista de registro algo suave, sin ir al grito facilón o a la garganta cavernos.

“Turn back the clock” sigue una línea similar al resto de canciones; estribillos que se te pueden quedar en la primera o segunda escucha y guitarras metálicas casi a la misma velocidad rítmica. “Leaving with nothing” sigue esa misma trayectoria. En este punto, “me pide el cuerpo” algún tema algo más “festivo”; en acordes mayores, quizá algo más “single de estribillo pegadizo”.

Una intro de bajo distorsionado nos da pie a “Fire below”, donde las Les Paul demuestran para lo que también están hechas: Armónicos “gritones” en los finales del riff.

Llegamos a lo que ha sido elegido como single “Got to know”. Un inicio en la línea del resto de canciones; enérgico y potente y con un buen estribillo y que como carta de presentación define muy bien lo que te vas a encontrar en el disco.
“Blood & Tears” es otro de esos temas contundentes por descubrir en el trabajo. Hay que decir que el balance de la banda en su conjunto es bastante positivo, son muy buenos músicos y creo que en directo ganan algún punto más.

“Back again” es un tema más “directo” deja un poco atrás las melodías en acordes menores que imperan en el resto de temas siendo de melodía algo más cruda.
“Behind you” podría ser un futuro single, ya que aquí tenemos a parte de riffs pesados, en el pre estribillo un sonido más comercial y el estribillo es de los que “entran por la oreja”, tiene un poco de aroma a grupos suecos.

Casi finalizando el disco, tenemos “What a life”, donde nos encontramos buenos estribillos también combinados con una base rítmica pesada. Podríamos decir que las canciones están bien condensadas en tiempos standard de single, de cuatro a tres minutos treinta en el 90% de las canciones.42229161810_5984ca13ef_z.jpg

“Find me” cumple bien su función con guitarras melódicas dobladas y también apoyado en la base rítmica pesada como en la anterior canción.

En cuanto a la producción, destaca el tratamiento de las guitarras, la voz, quizá un poco alta sobre el resto, (en este caso, para este tipo de producciones, yo contemplo la voz como un instrumento más, no al mismo nivel que el resto, pero sin gran protagonismo) pero el cómputo general es muy positivo. Hay que decir que esta producción corre a cargo de JamesJa Loughrey, que ha trabajado ni más ni menos que en trabajos de Queen, Def Leppard o The Darkness.

Damn Dice es una banda todavía joven, demuestran ganas de hacerse hueco con una propuesta que marca su personalidad, (el primer trabajo de la banda ya trazaba esta línea bien definida) y como propuesta arriesgada (intentar aglutinar público de estilos muy definidos) tiene sus pros y sus contras. Si hubieran nacido hace más de 35 años, posiblemente estuviéramos hablando de una de esas bandas emergentes de NWOBHM.

En definitiva, si eres de los que les gusta apoyar a bandas que quieren ofrecer algo novedoso, te gustan los riffs con energía sin tregua y los estribillos melódicos clásicos, antes de que acabe el año se publica este disco “Thriller Killer” a la venta.

La valoración del disco es de un 75% sobre 100. Echo en falta quizá algún tema con melodías en acordes mayores en estribillos y algún cambio de velocidad en alguna canción para dinamizar el disco globalmente. La portada define bien el disco, con un fondo blanco prevaleciendo sobre la oscuridad.

75%

Joe Angel

oie_oie_trim_image.png