VIXEN. Concierto Sala Cool Stage 17-10 2018. Crónica.


IMG_20181017_202524_507

El pasado miércoles nos dimos cita en la sala Cool Stage de Madrid, para ver a una de las bandas de mayor éxito en la escena del hard rock de los ochenta, nos referimos a las estadounidenses, Vixen.

Con una sola fecha programada en España y no habiéndose prodigado en exceso por nuestra península, la cita con las chicas era un hito ineludible para la escasa, aunque fiel parroquia de hardrockeros. Sabíamos a lo que íbamos, a escuchar las canciones esenciales de la banda y los hits de nuestra juventud.

Con un aforo casi al completo en la sala, los asistentes esperábamos amontonados, pacientemente a que hicieran aparición las chicas en el escenario, un escenario coronado por un gran logo luminoso de la banda, amarillo u rojo al criterio del técnico de luces.

A las 21:12 empieza a sonar de fondo, el Fox on the Run de los Sweet y salen al escenario las Vixen, en lo que supongo será un cruce premeditado de referencias (Fox y Vixen, zorro y zorra).

IMG_20181017_220308_015

Aparece Roxy Petrucci, batería original de la banda, portando en la mano unos bonitos tacones que dejaría enganchados en los herrajes de los platillos, uno a cada lado luciendo así una bonita e inusual estampa de la batería.

El resto va haciendo acto de presencia, la elegante Janet Gardner a la voz y guitarra rítmica y Share Ross al bajo, que junto con Roxy completan la triada original. El resto de la formación son: una joven, Britt Lightning a la guitarra solista que sustituye a Gina Stile. Coincidíamos los asistentes, en que Britt era mejor guitarrista que Gina y además la nueva era todo simpatía y actitud. Ah, y que no se me olvide, en un discreto plano, pero imprescindible, rellenando huecos en los temas, el teclista, Tyson Leslie.

IMG_20181017_213533_912

Fueron cayeron uno tras otro, los temas más deseados de sus dos primeros álbumes, Rev it up, How much love, Cruisin´ y Bad Reputation. Comentar lo que posiblemente fuera lo peor de la noche, que es sin duda alguna, el sonido, muy embarullado, se oía bajo y poca nítida a Janet. Ya, bien avanzado el concierto, como ocurre casi siempre, la cosa mejoró.
Siguieron con Cryin´ uno de los más coreados en la noche. Es posible también, que en algunos momentos le fallara algo la voz, a Janet, algún desafine, pero el público estoy segura, se lo perdonó, máxime cuando ha pasado recientemente por un grave problema de salud del que ya parece, afortunadamente restablecida. Su simpatía, su capacidad para manejar al público, y su hermosa voz, yo creo firmemente, que nos conquistó el corazón a todos.

Only a heartbreak away que no suelen hacer en directo dio paso a un solo de batería para el lucimiento de Petrucci, que tras la batería parecía pequeña, aunque hizo una labor muy grande durante el concierto, sin un foco que la apuntara directamente durante la actuación apenas pusimos verla excepto cuando se levantaba o alzaba el brazo.

I want you to rock me intercalando un fragmento del Perfect Strangers de Purple, momento donde participa el publico y Britt nos pide “Mas alto” en un tímido español, suponemos que aprendido de su época de giras con Alejandro Sanz.IMG_20181017_220228_912

Luego llegaría un corte incluido en su último lanzamiento Live Wire, único tema nuevo “You oughta know by now”, que suena indiscutiblemente a Vixen, aquí Jane nos recuerda que podemos adquirir su disco en el stand de merchan.

A continuación, Janet sale del escenario para ceder el protagonismo a Share Ross que se pone al micro para hacer una versión del I dont need no doctor, tema que incluyen habitualmente en sus directos, Share defiende el tema a la perfección tanto vocalmente como con su técnica al bajo. Tras un pequeño duelo guitarra/bajo, vuelve Janet para recordarnos a la malograda Jan Kuehnemund, guitarrista y cofundadora de la banda, ¡ciertamente todos la echamos de menos! Posteriormente introduciría la archiconocida Love is a killer donde los presentes caímos rendidos.

Big Brother, tema inédito incluido en el Live Wire y Love made me, sonaron con mucha garra, y fueron bienvenidas por el público que empezó a vitorear nuevamente a Roxy.
La enérgica e imprescindible Streets in Paradise dará cierre momentáneo a la noche. Para volver unos minutos después a hacer el consabido bis, como broche de oro se despedirían de Madrid con Edge of a broken heart.IMG_20181017_214752_658.jpg

Una hora y veinticinco de buen revival rockero, un repertorio que, aunque previsible no por ello dejo de encandilar a los asistentes, una banda con mucha escuela detrás que quedó algo deslucida por un sonido claramente mejorable. De todos modos, fue todo un placer ver a las americanas, y esperamos que vuelvan en breve por nuestro país , eso sí, a poder ser con un disco con temas nuevos bajo el brazo.

IMG_20181017_211620_851

Alicia Albertos.

oie_oie_trim_image

 

 

 

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: