Etiquetas

, , ,


900649.jpgEl debut de la banda sueca CARE OF NIGHT podría figurar, sin ningún problema, en lo más alto de los rankings personales de centenares de amantes del AOR en el nuevo milenio. Un formidable larga duración donde realmente cohabitaba la magia primigenia del estilo con un enfoque premeditado puesto al día, quizás representado mayoritariamente por la senda de bandas como WORK OF ART, pero también, con la claridad de la visión de los grandes del género, fusionando retales de Westcoast con Hard melódico sueco, AOR sin adulterar con productos más procesados por otros sellos y un sentido de la interpretación fruto de la asimilación de álbumes clave para la comprensión del estilo.

Tres años después se aproximan su continuación y los interrogantes. ¿Habrá sido un sueño sin su eco correspondiente? ¿Seguiremos esperando a la banda magna que propulse al estilo a nuestra estratosfera sensorial? ¿Existirá el alma en la abultada escena melódica sueca? Habrá, existirá, será… Muchas preguntas que parcialmente se pueden apaciguar con este nuevo trabajo, suscitando otras muchas más, dependiendo de la fe que se deposite en un estilo que hace las veces de justiciero y ajusticiado en estos locos tiempos de clones y señoríos intocables, pero de nulo ejercicio de autocrítica.

Love Equals War no supera la impresión inicial de su primer LP, obviando su EP introductorio, pero manifiesta, con claridad, que esta formación pretende encontrar su propio camino y, además, con la refrenda de mantener, sin desorbitados artificios, un nivel compositivo e interpretativo superlativo. Lo cual nos lleva a una nueva duda, ¿es bueno el disco? Rotundamente afirmativo. Matizar: necesario. Es un gran disco que necesita ser escuchado sin la comparación (obvia) frente a su predecesor y, a su vez, ser dimensionado junto a los centenares de discos editados en los años recientes, reseñados y alabados por los diferentes medios. Y ahí resulta, sin excesivas conjeturas, ganador.

AOR sueco de base en absorción genérica multidisplinar y con las innecesarias, desde mi punto de vista, reiterativas pinceladas, (sobre todo en sus teclados) WOA, esta vez más arrinconadas.

El pilar fundamental del combo es la voz, alejada de arquetipos altamente estandarizados, de Calle Schönberg, quien siempre me recuerda a Daniel Zangger Borch, vocalista de un injustamente relegado al ostracismo cuarto disco de ALIEN, titulado Crash. A partir de ahí, todo un manual básico de supervivencia a la hora de encarar un disco AOR: Grandes coros (con la particularidad de contar con voces femeninas), teclados omnipresentes, guitarras acordes a la expresión seleccionada para la canción, detalles orfebres para distanciar a la vulgaridad y temas de precisión emotiva y atmósfera sin indulto para los rezagados afectivos, siempre con gran instrumentación. Además, incluyen un gran punto a su favor y no es “peccata minuta”, ya que es donde aprecio que flaquean multitud de bandas: equilibrio argumentativo para sostener al mismo nivel estrofas, puentes y estribillos, sin que unos resulten superfluos hasta alcanzar a los otros.

898135.jpg

Imposible no ceder ante el tema homónimo y continuar enamorado como un quinceañero con Your Perfection (de inicio TNT Intuition y de un gusto maestro), She Leads You On (Un apareamiento furtivo y excitante entre SURVIVOR, WOA y ALIEN) o All I Got (precioso medio tiempo que, hasta que irrumpe el sello de Mr Sall, se me antoja como un remake del sonido Crash adornado con un solo al más puro estilo Sambora).
En otra liga juegan, por un lado, la elitista balada Cold As My Heart, donde el saxo embellece lo que, ya de por sí, brilla en la profundidad de la intención junto, por otro lado, a un diamante del tallado de la final At Last donde no dejo de pensar, parcialmente, en aquellos WHITEHEART del Tales of Wonder, meditativos y ambientales.

Sólido regreso de una formación renovada, hasta ligeramente reinventada, producida nuevamente por Erik Wigelius (WIGELIUS) y que merece atención encarecida. Los interrogantes los dejo para vuestro juicio, yo me doy por contestado a lo que realmente me apremia. Maravilloso.

82%

Jesús Alijo Lux

oie_oie_trim_image