Etiquetas

, , ,


410363.jpgSnakes In Paradise encandilaron al mundo rockero con aquel debut de 1993, en forma de EP, “Love Got Wings” y ese contagioso corte que le daba título, recuerdo que ese tema era mi debilidad, y la banda, una de mis favoritas de la época. Debido al éxito de su debut sacarían inmediatamente, su primer larga duración, de nombre homónimo y producido nada menos, que, por el músico norteamericano Brett Walker.

Estaban en la brecha y triunfantes, así que editaron su segundo disco en 1998 “Garden of Eden”, un trabajo ciertamente destacable, pero eran otros tiempos y espesos nubarrones se cernían sobre la escena hardroquera mundial, que engullirían silenciosamente, pero sin piedad a la gran mayoría de bandas de aquel entonces. Por lo que con “Dangerous Love” en 2002, dieron cierre a su carrera musical, disolviéndose a la par, como formación.

Hecha una breve bio para ponernos en situación, decir que lejos de finalizar, la historia, ésta continuó. Afortunadamente, siempre existe una segunda oportunidad y para SIP fue en 2016, cuando se reúnen para tocar en vivo en el Festival de Rockweekend de Estocolmo, esto les daría la oportunidad de replantearse la situación y ante la oferta de la Frontiers deciden lanzar el que será su cuarto trabajo de estudio, Step Into The Light, que verá la luz el 14 de septiembre.

Step Into The Light da continuidad al sonido de la banda, además la formación se mantiene prácticamente inalterable, excepto que no cuentan con su anterior teclista, y ahora es su cantante, Stefan Berggren quien se encarga también de los pianos.
Sorpresas lo que se dice sorpresas, pocas. Siguen haciendo esa mezcla de AOR americano y hard rock británico de los 70, interpretado por un vocalista de blues con una voz cargada de matices y garra y cuatro buenos compañeros a la instrumentación, con las tablas suficientes como para no deslucir ni un ápice la tarea de Berggren.

Si desgranamos el disco nos encontraremos con doce cortes, donde:
Wings Of Steel, es pegadiza y tiene un bonito estribillo. Silent Sky, es AOR ochentero con influencias en las guitarras a lo John Sykes y unos coros magníficos. Will You Remember Me, mas rockera, con un toque irlandés en las guitarras. Angelin, como ocurre en sus anteriores discos, sentimos la influencia de David Coverdale, y es que Stefan Berggren, no en balde tomó parte en Company of Snakes (la banda formada por los ex miembros de Whitesnake Bernie Marsden, Micky Moody y Neil Murray).

Living Without Your Love, de repente me asalta la nostalgia y me viene a la cabeza, aquel tema suyo, How Can You Say. Y es que como digo, siguen manteniendo su impronta, a pesar de los años.

18838890_10155348706099491_4817814672855720358_n.jpg

If I Ever See The Sun Again, con unas guitarras más rompedoras para un tema más clásico y una voz desgarrándose a cada estrofa. After The Fire Is Gone, es un medio tiempo muy british. Love On The Other Side más melódico, y con unas voces impresionantes, brilla por méritos propios, un bonito tema. Things, contagioso estribillo para un corte que me recuerda extrañamente a Wouldn’t It Be Good.

Liza, bien pertrechado, engancha muy bien al oído. Buenos riffs de guitarra en Life`s Been Good To You & Me. Step Into The Light, una balada con variados giros vocales y muy lucidas las guitarras.

Step Into The Light es un disco que, lejos de parecer un tópico, va ganando tu afecto con las sucesivas escuchas.

“Necesitas tomarte un respiro y pararte a escuchar y así podrás saborear su esencia”

Productor: Stefan Berggren
Miembros:
Stefan Berggren – Cantante, guitarra acústica y teclados.
Thomas Jakobsson – Guitarra acústica y eléctrica.
Stefan Zimman Jonsson – Guitarra principal  
Tomas Pomma Thorberg – Bajo
Peter Petterson – Batería

75%

Alicia Albertos

oie_oie_trim_image