Etiquetas

, , ,


6116gbiM-tL._SY355_Después de un debut fabuloso con su anterior disco One for the road lanzado en 2016, vuelven estos chicos finlandeses, King Company, con otra joya del Hard Rock potente y con melodía, tan bueno como su disco debut. Publican en agosto este Queen of hearts que sinceramente deberíais escuchar si os gusta este estilo donde bandas como Eclipse, Nordic Union, Jaded Heart etc brillan con luz propia. La pena es que para este disco no han podido contar con el vocalista de su disco debut Pasi Rantanen, con graves problemas vocales en 2017 que tuvo que ser reemplazado para la gira del pasado año por el italo-argentino Leonard F. Guillian, muy brillante también y con el que han decidido sacar este álbum, manteniendo a Parsi como productor.

Qué queréis que os diga… este estilo a mí particularmente me encanta, es pura adrenalina gracias entre otras cosas a un guitarra fabuloso Antti Wirman, que además de estar en su banda Warmen, es uno de los guitarristas que colabora con Children of Bodom para sus giras. Solo hay que escuchar cualquiera de sus solos en estos dos discos y te das cuenta que es una bestia poco conocida, pero que es habilidoso, rápido y tremendamente bueno.

No sabría deciros si me gusta más este, o su disco debut… ambos me parecen que rozan la perfección, temas tremendamente bien construidos, magníficamente bien interpretados con un nivel de profesionalidad tremendo.

El disco abre con Queen of hearts donde ya dejan claro desde la primera nota que estamos ante algo movido, rápido, gratificante, es un disco repleto de acción donde Tom Cruise no deja de correr como si una peli de Misión Imposible se tratara. El solo de Antti me deja literalmente con la boca abierta, al igual que el solo que se marca el teclista Jari Pailamo brillantísimo. Por cierto, que el dueño y líder de todo esto, el batería Mirka Rantanen suena tremendo. Otra bestia. One day in your life deja bien al vocalista actual de la banda, canta en un tono, muy alto, bien, y con soltura en temas realmente difíciles de interpretar si no tiene cuerdas vocales con capacidad de ejercer de secador de pelo de la gente de las primeras filas en un concierto. El solo de Antti es literalmente bestial, fuera de catálogo, un nivel de destreza al alcance de los mejores, siempre que lo oigo le doy un poco para atrás para volverlo a oír. Escuchar cosas tan buenas está cada vez más difícil.

Stars con algo más de tono melódico, bien podría estar en cualquier disco de bandas AOR, el estribillo me recuerda a bandas centroeuropeas estilo Blind Guardian o Edguy, pero solo el estribillo y coros. Gran tema sin duda. El solo de guitarra es como cuando estas sentado en la playa con las piernas dentro del agua, y ves venir una ola de esas que están llenas de espuma por arriba y te golpea como un puñetazo de Mike Tyson en toda la cara… brutal. Living in a hurricane es una montaña rusa llena de emociones, parece un ritmo sacado de cualquier disco de Billy Idol, teclas en segundo plano para decorar un tema distinto pero vibrante.

Under the spell tiene unos teclados perfectos antes del estribillo que son lo mejor del tema, el vocalista otra vez está perfecto, como el guitarrista con un solo brillante, dando paso a Never say goodbye, un tema abrumador, lleno de talento en cada uno de los casi 4 minutos que dura. Es difícil mejorar esta especie de medio tiempo lleno de energía, está tan bien compuesto que necesitas 893 escuchas solo para asegurarte que te gusta… como he hecho yo. La versión japonesa añade este tema en versión acústica porque el tema es de una de esas bellezas bizarras que se ven muy de vez en cuando.facecover2018_2

Learn to fly es una cascada de energía con Antti sudando para mantener un ritmo vertiginoso hasta que llega el estribillo, que le obliga a mover la púa con la velocidad de las alas de un colibrí. El estribillo quizás no sea tan redondo como a mí me hubiese gustado pero el tema en general es tremendo para metértelo en un IPod para salir a hacer deporte. Berlín lleva todos los ingredientes de un tema tocado por el legendario Zakk Wilde, sonido de guitarra incluido. Aquí el vocalista se toma un merecido descanso para no forzar más de lo necesario su portentosa voz. Mención aparte para un estribillo sobresaliente junto a unas teclas de ensueño en segundo plano. El solo de guitarra diría que es un homenaje a Zakk en todo su esplendor. Las influencias de Antti son bastante claras. King for tonight tiene al comienzo todo lo que uno sueña al escuchar un tema de hard rock melódico… y es que esas teclas solo pueden estar compuestas por un genio de esto, parezca que todo el ejercito de la noche está preparado para cargar contra las bestias del ejercito orco. El desarrollo del tema es sobresaliente y me pregunto si no estamos ante el mejor tema del disco. El vocalista se pone el traje de superhéroe y vuela sobre el sonido de los instrumentos con una superioridad aplastante. Y eso que el desarrollo de la base instrumental es insuperable, todo está compuesto para ser servido bajo unos estándares de belleza absoluta. El estribillo es simplemente asombroso y el solo de guitarra es otro puñal que rasgará las entrañas de tu alma. Estamos ante un tema de esos que solo se componen muy de vez en cuando, las hadas y el tarro de las esencias del que os he hablado ya varias veces.

Claro que Living the dream llega también desde esas lejanas tierras de ese país llamado talento, un tema donde los teclados parecen violines tocados por ángeles de alas blancas que vienen a buscar tu corazón para dejarte sin palabras ante el descomunal trabajo de belleza inmensa que se desarrolla ante nosotros. Tu alma viajará a tierras inconquistadas, bosques infinitos rodeados de ríos y tu planeando por encima con la elegancia de un halcón con este tema metido en tu cabeza, en tu alma, enseñándote lo bella que puede ser la vida cuando estás escuchando temas así… nada más importa dentro de tu cerebro… temas inmortales que jamás renunciaras a disfrutar, porque temas así amigos míos son de los que ya no quedan, solo por escuchar esto merece la pena pagar el precio del CD, el precio de una entrada, o lo que toque pagar. Porque esto está tan por encima de la media que resulta abochornante para quien quiera componer algo así sin la formación adecuada. Este grado de belleza no está al alcance de casi nadie. Estamos en agosto y no recuerdo un tema que me haya emocionado tanto en lo que va de año.

Arrival llega para despedir el disco con otro despliegue de sonido aplastante, ese sonido “Wilde” que para los que somos fieles seguidores de Ozzy disfrutamos mucho. Siento decir que en mi caso con Black Label Society menos, no soporto la parte vocal, lo siento mucho. Aquí el vocalista sube y baja de tonos y estilos demostrando que domina su garganta con una habilidad portentosa. La parte de exhibición del teclista es fascinante, dando paso a un solo de guitarra marca de la casa, es decir aplastante. Le he pillado la matricula porque quedo rendido a sus pies, siempre me pasa con guitarras tan buenos.5AF459CF-king-company-to-release-queen-of-hearts-album-in-august-one-day-of-your-life-lyric-video-streaming-image

La versión japonesa tiene el tema extra del Never say goodbye en acústico de gran belleza. Siempre sigo que si no tienes una gran voz, es muy arriesgado cantar un tema acústico porque llevas el peso del partido y si no llegas lo que haces es el ridículo. Y aquí Leonard demuestra que es buenísimo.

En resumen, un disco a la altura de su debut, sin duda se han dejado de experimentos y han vuelto a hacer un trabajo que gustará a los fans del One for the road y que ganará nuevos adeptos porque estamos ante una exhibición de talento en estado puro. Grandes músicos que ejecutan a la perfeccion grandes temas de Hard Rock, y eso es para disfrutarlo… mientras leeis esto, seguramente estaré en la piscina leyendo el libro, El fuego invisible de Javier Sierra junto a una mini nevera con 3 latas de cerveza sentado en mi hamaca oyendo por centésima vez el Living the dream, ¡maldito tema!.

95%

Whizard

oie_oie_trim_image