JIZZY PEARL «All You Need Is Soul» 2018 (Frontiers Music) Review.


159008James Wilkinson, mejor conocido como Jizzy Pearl, es el vocalista, por derecho propio, de los minusvalorados LOVE/HATE, aquella agitada banda angelina que, en los convulsos años noventa, decidió dar un puntapié a la escena glamurosa de rockeros aptos para todos los públicos, editando un cañonazo poco ortodoxo para el público más acomodado, titulado Blackout In The Red Room. Wasted In America nació como el gemelo malvado dos años después, incrementando su falta de disciplina compositiva y acongojando a los `niños guapos´ del momento. Su tercer asalto, Let´s Rumble, más salvaje, mantenía el tipo antes de derrumbar su ego inconsistente sobre obras poco valiosas para la atención, incluso, para la del `furtivo cazatalentos insospechados´ de ligero monedero. Una banda de cierto culto para los que las ataduras nos venían ya un poco grandes.

Después, este culo de mal asiento, pernoctó con las horas bajas de bandas insignes como LA GUNS, RATT o QUIET RIOT, iniciando también su poco atractiva carrera en solitario. Una voz de esas que o amas u odias, pero que nunca deja indiferente. Macarra, pendenciero, chulesco, vamos, un vividor ávido de noches agónicas en tugurios parcialmente iluminados y ovaciones dosificadas, una estrella caduca de decenas y no de miles.

Acompañando a la nota promocional de este trabajo, una coletilla: `la mejor colección de canciones escritas por este artista desde Blackout In The Red Room´, obviando sus dos notables referencias posteriores, haciendo que mi interés decayera antes de escuchar el álbum, en un boicot no articulado hacia el segmento empresarial que habita en cada disco y, como no, haciendo que una sonrisa picarona se asomara por la comisura de mis labios en la típica `jeta´ de `me la están intentando colar otra vez´.

Acompañado por su guitarra y la de Darren Housholder, uno de los `hachas´ que pasaron por LOVE/HATE, Mark Dutton (THE CHRIS ROBINSON BROTHERHOOD) al bajo y por Dave Moreno a las baquetas (PUDDLE OF MUD), temí de nuevo que todo fuera un ejercicio de nostalgia saca cuartos en un popurrí de émulos innecesarios.

Menos mal que uno ya está curado de espanto con las campañas promocionales de los sellos discográficos y, de buena gana, encontré el momento de prestar atención a este bronco artista y su garganta amedrentadora.

All You Need Is Soul no va a cambiar el mundo, hasta ahí llego, pero desprende tanta sinceridad como la axila de un músico bajo los focos del escenario durante dos horas de arrebato colérico, y eso, a mí, me vale en los tiempos de ascensión del alma de las producciones deshumanizadas. Rock con cojones, los de este fiera de sesenta años, que puestos sobre la mesa parecen los de un cuarentón enfadado con el mundo, sin apenas cesión a la comercialidad de aquel al que le platean las sienes.5AA7F825-love-hate-frontman-jizzy-pearl-premiers-you-re-gonna-miss-me-when-i-m-gone-music-video-image

Sí, hay LOVE/HATE aquí, pero también mucho GUNS AND ROSES sin adulterar, mala leche SKID ROW y algo de descaro BANG TANGO. Y la voz, aún destacable, de un punk venido a rockero o viceversa.

Anfetamina cortada con Valium, para no fumarnos el cielo demasiado rápidamente en trallazos como Miss Me When I´m Gone y Frustrated, regados con caldos baratos y vomitados sin complejos.

Callejones orinados para reyertas posicionales, `aquí estoy yo´ y mis santas pelotas, `es la hora de repartir estopa´ a los aburguesados del Rock. High For An Eye, All You Need Is Soul, Mr. Jimmy.

Coraje y desparpajo de media docena de tragos de bourbon, Coming Home To The Bone, House Of Sin, Mortified, You Don´t Know What It´s Like (una suculenta mezcla de BLIND MELON y UGLY KID JOE).

Blancazo opiáceo y pesadez en las piernas, When The Devil Comes, Little Treasures.
Cartas llenas de borrones, cuando se atragantan las palabras con ese nudo que se atasca en la garganta a la hora de desnudar los sentimientos, quizás el guiño más cercano a la escena de la que nunca formaron parte, en una It Doesn´t Matter que podría resumir la sentencia de una década, guitarra acústica a la espalda.

Tenían razón en que son las mejores canciones que ha escrito Pearl, matizando, sin olvidarse el segundo y tercer disco de los `amor/odio´, desde hace muuucho tiempo. Eso sí, tampoco esperes que este disco te salve la vida. Una buena forma de perder un rato de tu preciado tiempo con unos cuantos temas genuinos y otros con sus luces y sus sombras. Rock sin prótesis innecesarias en sus extensiones básicas. Rock, ¡qué carajo! ¡A ver si ahora va a haber que pedir perdón por mantener el sentido de lo básico! Tú mismo.

68%

Jesús Alijo Lux

oie_oie_trim_image

Cattail Brew «It’s a bit difficult really» 2018 (Cargo Records) Review.


617915Bienvenido de nuevo Fin, todo está perdonado. Esos insoportables vídeos tributo de Rod Stewart en You Tube ahora pueden ser olvidados.

Vuelve el líder de Waysted con la mitad de rednecks metaleros y amiguetes de American Dog con un álbum de regreso empapado en aires sureños y bluesrock fusionados de rock duro invitándote a que desprecintes el cd porque ardes en deseo de escucharlo.

El lanzamiento tiene una historia complicada, Tres de las pistas aquí se presentaron en una colaboración entre Fin y American Dog en el álbum ‘ Dogatized ‘ en 2013, ese disco tenía una historia bastante convulsa entre American Dog y Pete Ways para lanzar un disco según la idea de Pete con portadas y material nuevo, sin embargo nuestro héroe Peter cayó en manos del servicio de inmigración y no pudo regresar a Columbus para terminar el proyecto.

Cinco años después, la tripulación ‘Dogatized’ se ha transformado en una nueva banda, “Cattail Brew”. Este álbum es sobre todo el nuevo material, si se incluyen las melodías reelaborado a partir de 2013. Sólo una cover es la excepción, una versión excelente del tema de Tommy Bolin “Jump Back”.

El álbum es simple, divertido, contagioso y muy relajado. ‘Cry Baby`, ‘Side By Side’ y ‘Liar’ dan una idea de la efervescencia del disco, ‘Getback The Spark’  es  puro hardrock clásico.

Cada pista se basa en grandes ganchos vocales y un montón de coros muy bien ejecutados. La voz de Fin se sostiene muy bien; en su mayor parte lidiando con su rastro característico con el poder y la fuerza que da la veterania.

692359.jpg

Los principales colaboradores “delictivos”, Steve Theado de American Dog, teje una serie de partes sueltas y gruesas de guitarra de una pista a la otra y las rellenan con solos guitarreros muy identificados con su estilo. La banda se completa con el bateria Keith Pickens (American Dog) y la pareja de Snowpool, el bajista Joe Viers y el guitarrista Ryan Smith.

‘Fishbowl Blues’ es un punto culminante que evoca una sensación y una actitud de autentico R n`R, parece que Fin nunca se librará de esas comparaciones de Rod. ‘Fools Gold’ es también una pista destacada con una hermosa guitarra y un ritmo de piano que está justo a las puertas de esos gloriosos comienzos de los 70’s. Theado también impulsa el conmovedor ‘Jump Back’.

Si una melodía sacude un poco las cosas, es ‘Glitter’ que permite a la banda estirarse y explotar algún territorio cambiante y oscuro. Fin toma la voz en tonos bajos y gira un hilo de frustración alrededor de un piano eléctrico funky. Theado puntea haciendo deliciosos descansos extendidos y la pista se construye en un poderoso clímax alrededor de la línea vocal.

It’s a bit difficult really es un álbum potente y hardrockero hecho por cinco veteranos músicos a los que no se les escapa ni una nota de más ni una de menos.
Como dicen los británicos: Enjoy!

67%

Padrino

oie_oie_trim_image

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: