Etiquetas

, , ,


186120La primera pregunta después de escuchar las veces requeridas el disco para hacerme una idea de sobre lo que escribir aquí es… ¿Dónde demonios has estado todos estos años Kent Hilli…? ¿Por qué nos has privado de tu voz durante tanto tiempo? Y la respuesta solo nos la podrá dar él, el día que le apetezca contárnoslo. Porque estamos ante otro proyecto de AOR con buenos músicos, el guitarrista Rolf Nordström es fantástico, el teclista, el bajista, en fin, todos suenan muy bien para ser un disco debut.

Pero es que Kent Hilli, el vocalista parece que está jugando en primera división, es tan bueno, que temas aparentemente poco trascendentales, los convierte en joyas musicales, en piezas de orfebrería de enorme valor, basadas en su talento para cantar a un nivel descomunal. La primera vez que supe de él fue en el video de In and out of love y debo decir, que me dejó perplejo, además de su ligero parecido gestual al genio Jimi Jamison y  ese tono de voz absolutamente alucinante. Y claro, cuando marcas una canción como esa en tu agenda, esperas que el resto del disco sea tan asombrosamente bueno… y no es así.

El disco abre con Bad city woman, un tema perfecto para una apertura de disco, el guitarra no deja de hacer arreglos en segundo plano, visualmente muy agradables, y ya empiezas a sospechar que ese vocalista está por encima de la media, lo cual no deja de ser sorprendente (para ser un rookie me refiero). Fuerza su hermosa voz solo cuando es necesario, no quiere ir de estrella del grupo, a pesar que tiene la fuerza suficiente para romper copas de bohemia solo con chillar a su lado. Y cuando llega el tema antes referido In and out of love, el tiempo se para, todo el mundo en el decorado se queda en modo pausa. Como en esas películas donde todo está congelado, excepto el protagonista, que incluso es capaz de tocar las gotas de lluvia que flotan a su alrededor y el señor Hilli, seguramente, sea uno de los culpables, pero no el único… aquí el teclista adorna el tema con tonos azulados para decorar un hermoso cuadro, pero es que la labor de la guitarra es asombrosamente buena, incluso el solo está hecho con la delicadeza con la que la hija peina a su madre octogenaria. Todo raya a un gran nivel, es la tormenta perfecta, esto solo se da cuando los astros se alinean en la galaxia, o cuando los músicos entran en un extraño modo de trance para fabricar un tema tan fantástico.

Stone cold lover tiene una entrada que hubiera firmado el mismísimo Jake E. Lee en cualquiera de sus dos discos con Ozzy, con fuerza, categoría pero con una clase magistral. Otra vez Kent Hilli en gran estado de forma, dirige el partido con la solvencia de un héroe de película de Marvel, los coros, el estribillo, todo está muy bien pensado, planificado y ejecutado. Sin duda estamos ante un disco de AOR que dará que hablar. Gone to far me trae a la mente una multitud de similitudes con Dave Coverdale, cuando era joven y aún tenía voz, el desarrollo del tema está bien, pero el estribillo no está bien resuelto, falta algo más de esa magia que encierran los discos melódicos que te enganchan, sobre todo desde la parte vocal, esa magia a la hora de hacer coros desde la melodía y el buen gusto. Aquí, pues no hay nada de eso.

Con Whats gone around pasa un poco lo mismo con la falta de tono melódico, pero sin embargo, el tema destila power desde todos los lados, te invita a subir el volumen hasta niveles peligrosos para tus tímpanos. El vocalista sigue rayando a gran altura y aquí el guitarrista hace uno de los mejores solos de la noche, además del talento indiscutible del teclista Leif Ehlin para hacer un duelo soberbio, donde yo creo que ejecuta un solo aún más difícil que el que hace la guitarra. 

Llega una de las joyas de la noche… y es que Too Late es una obra de arte llegada al mundo de la música y viene para quedarse. Este tipo de temas tan perfectos, solo se pueden componer desde las lejanas tierras de Asgard, una tarde de ventisca, sentado al lado de un reconfortante fuego, rodeado de jarras de aguamiel. Es tan difícil para la raza humana componer temas tan perfectos, que yo siempre dudo que esto esté al alcance de los mortales. Esto proviene de los mejores tiempos de los legendarios Survivor del Too hot to sleep, el Vital Sings o similares. Me provoca tanta cantidad de adrenalina que me hace tocar una batería imaginaria colocada delante de mí. Por cierto que el sonido del teclado está ejecutado desde los lejanos confines de alguno de los mejores discos de Europe en su época melódica. Tema magistral.

5A8C5130-perfect-plan-to-release-all-rise-album-in-april-in-and-out-of-love-music-video-posted-image

Y claro tenía que llegar Can´t turn back… esto si no es algún tema desechado del Vital sings de Survivor, poco le falta. De belleza infinita, la cadencia de la guitarra me recuerda a los, para mi legendarios Work of Art, la mejor banda de AOR actual. Pero es tan bueno el tema, que, seguramente, solo por este, ya merecería la pena la compra del disco.

Antiguamente muchos hacíamos cosas así, te comprabas un disco solo por un par de temas que oías en alguna radio y desde luego, que por este tema, me gastaría mi dinero sin escuchar ningún otro tema del disco. Es de una altura insultante, está compuesto desde el más indiscutible talento para fabricar desde la nada algo con tanta majestuosidad. Todo raya a la perfección, el sonido de guitarra, el vocalista que me parece más Jamison que nunca, lo cual, los que conocen mi admiración por el vocalista de Survivor, es todo un elogio.

Francamente admiro a gente que es capaz de tener la capacidad necesaria para componer temas así. Esto es abrir el tarro de las esencias para que se instalen en tu cerebro y parir temas como éste. Lo cierto es que la canción es de una belleza intolerable. Me tiene loco y no paro de oírlo una y otra vez, pero la vida sigue, y el disco también y se acerca Never surrender con aires puramente AOR, ese sonido de guitarra, mientras el teclado en segundo plano, acaricia tu alma y esa voz de este maldito vocalista, al que ya elevo a categoría de vocalista inmortal, seguramente proveniente de alguno de los reinos de la mitología nórdica. Estamos ante otro tema de belleza asombrosa, todo aquí está colocado con la más absoluta precisión de un maestro relojero, pero esto si fuera solo narrativa, debería ser colocado en el estante de la poesía, porque temas como este desnudará tu alma de sensaciones negativas, para llevarte al mágico mundo de los sueños. Poesía en movimiento.

Algo que 1985 no es, pero no porque sea un mal tema, que no lo es, pero que creo que queda algo fuera de la línea general del disco. Algo más Hard, pero no mucho me parece un tema que queda por debajo del nivel excelso de casi todo lo anterior. Eso sí, el guitarrista hace un gran trabajo. What can I do también sigue la senda un poco menos AOR del tono general del disco, pero el estribillo no está mal resuelto, parece (al menos me lo parece a mí) un tema de los que hay que componer para juntar once temas para un disco. No todos los días, uno se levanta con la idea de componer una obra maestra.cat_album_image2__G3B0878_5a81b0af06f2e

Y para cerrar este plan perfecto, un tema Heaven in your eyes que ahora si se han puesto la capa mágica del sonido melódico, cercano a la perfección que han llevado durante casi todo el disco. Aquí sí suena todo perfectamente, el estribillo, el ritmo general del tema, con una ejecución musical impecable, la guitarra especialmente brillante y el maestro Kent Hilli dando clases de canto. En fin que han elegido bien el tema para despedir un debut maravilloso, que han sacudido mi mente más de lo me podía esperar, y han provocado mariposas en el estómago por el ansia que tengo de tener este disco entre mis manos.

Demos la bienvenida a una banda, y a un vocalista que acaba de aterrizar, y que a mí personalmente, me ha enamorado desde la primera escucha. Para mí, ahora mismo está como vocalista entre los grandes del Rock Melódico actual, y eso, amigos míos, no es fácil de conseguir. Recomiendo su compra si quieres pasar largos ratos entretenido con un disco de altura.

90%

Whizard

oie_oie_trim_image