Etiquetas

, ,


ROBIN_BECK_lic_COVER_HI_3000Robin Beck es una de mis divas melódicas desde que era un adolescente y escuchaba sus vinilos. 

Es realmente una de las vocalistas más talentosas bajo el amplio paraguas de la música del rock. “Love Is Coming”cuenta con Clif Magness (Steve Perry, Avril Lavigne) y James Christian, quien produjo y mezcló el álbum. Un álbum que definitivamente abandona la senda nostálgica del Aor y que profundiza en el nuevo melodic rock/pop de estos días. Ya fue desviándose con su anteriores The Great Escape, el cual me chifla, y Underneath que pasó sin pena ni gloria.

Robin dice, “tenía que ser mejor que cualquier cosa que he hecho en los últimos 20 años y creo que lo he logrado”. ¿Lo ha conseguido, etiquetas aparte?
 
El Curriculum Vitae de Robin Beck es una serie de vertiginosos logros musicales, que dejaría a cualquier músico de toda la vida, supremamente impresionado.

Para empezar, todos los intrumentos los toca Cliff Magness, excepto algunos solos en diferentes temas, que lo hace Tommy Denander y John Huldt y algunas teclas de su marido James Christian. 

La inicial “Island” es una buena muestra de lo que vamos a encontrar en los doce temas, Una voz maravillosa, con unos coros muy presentes y unas melodías contagiosas, la verdad es que suena muy bien. “On the bright side” podría ser un tema perfectamente de Avril y no nos daríamos cuenta, misma estructura musical y sonidos modernos. Me imagino a su hija Olivia y ella bailándola en su salón. 

Con las suficientes escuchas empiezo a cogerle el gusto, la balada “In these eyes” con ese piano de fondo, empieza a despertarme sentimientos, y es que cuando alguien ha sido una de tus debilidades, intentas aferrarte a algo. “Love is coming” que da título al trabajo es toda una declaración de intenciones. Dándole un toque más groove y pretencioso, ensuciando un poco el rock para que no se vea tan pulcro. Actitud en Beck y chulería por doquier. Guitarras atronadoras y la verdad que un gran tema.

598B1B53-robin-beck-debuts-love-is-coming-music-video-image
Comiéndome mis propias palabras, cuando dije que era infumable. Y es que sí se puede fumar calada a calada, no va a ser el mejor trabajo de ella de los últimos 20 años pero tampoco se irá al cajón de los olvidables. Que el señor Magness la quiere subir al mainstream parece claro. “On to something” me vuelve a tocar un poco la fibra, sonando para todos los públicos, melodías y armonías con base poperas y americanas. Podría sonar en cualquier estación de radio al igual que Taylor Swift o Hilary Duff. Igual de aplicable para “Lost” o “Here I am”.

El debate está servido. Cada uno elige su camino y Robin ha decidido desmarcarse a otros objetivos, no es plato de gusto para un servidor, pero es lo que hay. “If you only knew” se atreve con un medio blues, medio gospel, sobre todo en los coros y hasta ese piano de iglesia sonando con ecos celestiales, que a mí particularmente me gusta. “Girl like you” posiblemente sea el tema más rockero del disco y donde se desata la voz de Robin. 

La mejor opinión es la de uno mismo, así que espero las vuestras.

69%

viri