Etiquetas

,


CoverSeguro que muchos recordáis los tiempos donde al no tener información, comprabas los discos siguiendo una teoría infalible… oías un tema en el Discocross de Mariano García, o en el Pirata y te ibas a tu tienda de discos más cercana y si te gustaba la portada te lo comprabas. Era la forma que prevalecía. Así me compré por ejemplo el Mirador de Magnum. Eran otros tiempos. Ahora algunos tenemos el privilegio de oír los discos con algunos meses de antelación y juzgar si es un disco que merece la pena comprar. Algo en desuso en los tiempos que corren. Y claro, cuando cae en nuestras manos algo en lo que merece la pena gastar tu cada vez más escaso dinero, hay que explicar muy bien y con razones, los motivos por lo que comprar el disco. Ahora lees un par de reseñas y oyes el tema que está en You Tube y poco más. Y el error puede resultar clamoroso…

Y estos italianos Airbound de reciente creación, son unos absolutos desconocidos y resulta difícil que puedas creernos a los que escribimos estos textos sobre discos, que seguro ni pensabas oír. Pero resulta que todo lo que he leído sobre trabajo coincide en algo… es un trabajo magnifico de AOR. Y después de algunas escuchas, lo cierto es que es verdad. Es un gran álbum. Tiene mucho mérito a pesar de contar con alguna pequeña colaboración en forma de solo de Sven Larsson de Street Talk entre muchos otros o Mario Percudani de Shining Line. Pero el mérito solo es de ellos. El vocalista Tomas Borgogna es magnífico… llega a algunas cotas difíciles de llegar si no tienes una garganta privilegiada. Lorenzo Foldai en las guitarras suena con la autoridad que requiere un buen grupo de Rock y las teclas de Alexandro Broggi no dejan de adornar con calidad y talento todo el conjunto.

El álbum se abre con Have a good time con un sonido sorprendente de batería que es lo primero que suelo valorar. Si suena bien, estamos generalmente ante un disco bien grabado y producido. Trabajos en segundo plano de teclas y guitarra bien pensadas y buenos coros a la hora del estribillo hacen que me sorprenda del sonido logrado por estos chicos. The sun tomorrow sigue la estela del tema anterior, la guitarra percutiendo con clase y maestría y ese buen vocalista llevando el peso del partido. Los coros rayan a gran altura, se notan las horas de entrenamiento en el local. Y empiezan los temas de 5 estrellas, esos que calificas en tu iTunes para distinguirlos de los que simplemente cumplen… y es que Till the end sobresale con toneladas de clase a nivel compositivo. Seguramente la culpa sea del teclista que ha ingeniado un riff de keyboards realmente sorprendente. La guitarra también hace un trabajo sobresaliente además del vocalista que sin duda se apunta al reto de hacerlo todo bien. Es un gran tema, posiblemente de los mejor del disco. En mi caso, estaba analizando los temas posteriores a este y seguían sonando en mi mente, ecos lejanos de este tema. Me parece soberbio, por temas así uno cree en las musas a la hora de componer música. Elegancia absoluta.

Airbound3

You live & you learn nos trae al comienzo en inolvidable sonido de la aguja del tocadiscos que muchos ya habíamos olvidado. Es un buen tema, pero resulta muy difícil remontar el gigantesco tema anterior. Tema de transición. Don´t fade away sin embargo es un cañonazo a la línea de flotación del buen gusto. El tema se desarrolla a la perfección, pero a la hora de los coros del estribillo, todo encaja, todo suena maravillosamente bien. El teclista que muchas veces se trata de un instrumento residual, aquí lleva el peso del partido, sujeta el timón del barco con mano firme, y sin duda me parece una sorprendente aparición. El vocalista se luce en algunas partes demostrando que ahí hay una voz para muchos años.

Zhaneta lleva el sello del guitarrista de Street Talk, Sven Larsson y de Mario Percudani y sus solos son los mejores del disco como no podría ser de otra manera. Aquí el vocalista despliega sus facultades vocales, como el dragón de Juego de Tronos despliega sus alas, para impresionar a los que nos quedamos abajo. Creo que es el tema donde mejor canta, y eso que lo lleva haciendo bien durante todo el disco. Y es que cuando eres bueno, los medios tiempos son terreno donde aprovechar todas las cotas de tu talento. Runaway con un sonido de guitarra devastador y algo más oscuro se te queda en la retina por ser un tema en el que darías lo que fuera por ver en directo. Esto debe sonar bestial en directo. Destaca por los diferentes tonos vocales empleados por el señor Tomas Borgogna y los ingeniosos coros en el estribillo. Me encanta, como no puede ser de otra manera.Airbound2

Wasted world otra vez bajo el paraguas de teclas y guitarra se desarrolla el tema con un impecable sonido vocal y un estilo que me recuerda en ciertas partes al gran Roy Khan de Kamelot. Buenas guitarras en segundo plano que me hacen disfrutar mucho con este tema. She´s a girl tiene unos sonidos en la teclas absolutamente tremendos, que junto al ritmo del tema en general te proporciona fuentes inagotables de diversión a la hora de disfrutar este disco. El estribillo deslumbrante, simple pero realmente brillante. Me encanta, es de los mejores del disco. Un buen guitarrista habría realizado un solo paralizante, de esos que te hace abrir los ojos como los búhos. No ha sido el caso.

El disco se cierra con Seven seas, con otro sorprendente sonido de batería, junto al piano y esa voz que ya nos pertenece a todos los rockeros, esa voz que es realmente buena. Un tema totalmente distinto al resto del disco, que nos viene a mostrar que esta banda domina muchos registros dentro del panorama del AOR. Brillante, fascinante y absorbente, es lo que me ha parecido este disco. Un disco para oír una y cien veces más y lo que es más sorprendente… que no te aburrirá en ninguna de ellas…
En resumen… uno de los mejores discos de AOR que han aparecido últimamente…

90%

Whizard

oie_oie_trim_image