Black Paisley “Late Bloomer” 2017 (Pride & Joy Music) Review.


Black_Paisley_-_Late_Bloomer_coverBlack Paisley es una banda sueca de rock clásico. Combinan elementos de rock clásico, rock melódico y buenos toques de modern country. Voces intensas y profundas mezcladas con intrincados ganchos de guitarra, fuertes destellos melódicos y grandes coros.

El grupo tocó en varios conciertos en el Reino Unido, Holanda, Suecia y Noruega y construyó una fuerte reputación alrededor de su nombre aunque, la verdad sea dicha, la primera vez que ví su nombre y por aquello de la similitud creí que hablábamos de lo nuevo de Brad Paisley (jeje, nada que ver).

Su álbum de lanzamiento “LATE BLOOMER” es un disco que se disfruta sin complicaciones, pero tampoco te va a dejar una huella especial, pues hay cientos de bandas de este palo, pero si lo que buscas es algo relajado y con clase estos suecos te lo sirven en bandeja.

Run Run Run es un rock de raíces setenteras, suena muy clásico, con un excelente acompañamiento de teclados, un sonido a lo Rainbow, Triumph o Bodine, por ejemplo, con una voz rockera de las de siempre, uno de los mejores cortes de este disco.
Way to Something es una balada que se mueve entre el rock de unos Ufo y el aor de unos Journey, siguiendo con su estela de sonido clásico. Easy va en la misma linea, rock con raíces aor, buenos acústicos y guitarras melódicas, con un poco de toque sureño incluso y estribillo comercial a tope. Ordinary Day nos devuelve al sonido rockero de los 70, donde lo más destacado son los riffs purplelianos presentes a lo largo del tema.

_MG_1702

Autumn es una canción donde dejan constancia de su buen hacer, un tema sencillo pero con buen gusto compositivo, con solos tan lentos como ambientales. Está más que claro que la vertiente del rock que siguen estos suecos es la más melódica y relajada. Kickin es otro de los temas destacados del disco, sobre todo porque se te queda grabado en la memoria. En ese sentido es un corte muy a lo Danger Danger, con muy buenas melodías y líneas vocales y, por supuesto, la inevitable subida de tono, es uno de esos temas que se dice que están hechos para sonar en la radio.

This Is My Day es un rock/aor, intercalando acústicas con las guitarras muy melódicas. Después tenemos otra balada, It Ain’t Over, donde lo más interesante me parece que es la buena voz del señor Stefan, el artífice de este proyecto. El último tema se podría encajar incluso dentro del género del pop rock o del rock muy comercial a lo Aerosmith, con su piano y aires muy tranquilos, buscando la melodía pegadiza.

78%

Padrino

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: