Etiquetas

,


untitledAquí tenemos, ante nuestras orejas, el que es el cuarto disco, de a mi parecer, uno de los grupos más originales del planeta. Degreed, durante toda su trayectoria, es un grupo imposible de catalogar. ¿Hacen Heavy? Puede. ¿Hacen Hard Rock? Claro. ¿Hacen Modern Rock? También. ¿Hacen Hard AOR? Pues lo mismo. ¿Hacen Pop? Quién sabe…

Estos cuatro suecos, Robin Eriksson, voz y bajo, Daniel Johansson, guitarra y coros, Mikael Jansson, teclados, y Matt Eriksson, batería, nos demuestran, una vez más, con este, y homónimo, disco, lo buenos que son como grupo, lo buenos que son como músicos y que para ellos las etiquetas no existen, demostrando que todo tiene cabida. Degreed posee una mezcla de melodías, velocidad y pegada que nadie más hace, haciéndolos novedosos, arriesgados, y únicos.

Comienza el disco con Sugar y con las ideas bien claras, con riff machacón, muy heavy, rápido, y con las teclas cogiendo ya, desde el principio, el protagonismo, haciendo  un solo continuo toda la canción.

Shakedown y Save Me muestran un ritmo más comercialote, con estribillos muy potentes y cantados por todos. Degreed «clásico», velocidad, melodía, dureza, de todo un poco.

Tomorrow. Medio tiempo, tirando a balada, con una guitarra muy bonita en el preestribillo, y unos teclados de fondo, machacones, que se meten en el cerebro como una aguja, como ese reloj que te va marcando los segundos esperando a que llegue ese mañana, que dice el título.

Animal. Volvemos a la normalidad, más coros, muchos teclados, y riffs, variados, uno en los coros, otro en los puentes, y otros en las estrofas. El solo, con dos guitarras, que acaba con un pequeño parón para acabar repitiendo el estribillo, una y otra vez, hasta acabar.

Love Is A Game. Ningún comentario, hasta ahora, de la voz. Robin Eriksson está magistral todo el disco, pero aquí, en esta balada, él solo, acompañado de teclados, demuestra lo que es fuerza y pasión cantando. ¡Maravilloso!

Evil Eye. Más Degreed, coro comercial, con velocidad, teclas por doquier, y riffs. Genial. Lo malo de esta canción que hay tanto instrumento tocando que parece que se hace un poco bola y no terminas de apreciar un sonido limpio.

14291737_10153799442086643_7636126376803330154_n

War. Le toca a la batería. En esta canción, Mats Eriksson enseña todo lo que puede hacer un batería, velocidad, endiablada en toda la canción, parones, cambios. Guauuu!!!! Se sale. Es, sin duda, la canción más dura del disco, y con una potencia en las voces, que asusta. Temazo.

Lay Me Down. Dicen que tras la tormenta, viene la calma, y aquí se demuestra. Tras la fuerza y el vendaval War, Lay Me Down nos devuelve a la tranquilidad, medio tiempo, con cambio de velocidad, a rápido, en el estribillo y en el solo, de lo que se encarga la batería. La canción gana en calidad según va avanzando. Me encanta.

Nature Of The Beast. Otra canción, una más, difícil de catalogar, con las teclas, que están  al mando y por detrás una batería y guitarras rápidas. La guinda la pone y la voz, brillante y con personalidad, como siempre. ¿Progresivo?

Silence. Para terminar, tema más pausado, a modo resaca,.con un gran solo de guitarra y una batería rápida y machacona, de ahí hasta el final, acompañada de los teclados, como siempre, protagonistas.

Resumiendo, ¡discazo!, lleno de cosas, muy trabajado, en el que todos, son jefes y currantes. No es nada común, y que ya solo por eso merece la pena. Si buscas algo diferente, no lo dudes, Degreed es tu grupo.

Rock on!

 85%

Ape Navarro

ape