Etiquetas

, ,


Lionheart - Second Nature_3000x3000px.jpgNo es ningún secreto que la New Wave Of British Heavy Metal dejó para la posteridad algunas de las mejores páginas que se han escrito en la historia del rock mundial. Muchas de aquellas bandas yacen ya en el túmulo de los olvidados, por la fuerza de un mercado siempre egoísta y cambiante. Uno de los casos más curiosos es el de la banda que nos ocupa hoy, Lionheart. Un combo nacido en los albores de los ochenta con uno de los más espectaculares line up que se han visto jamás: imaginemos una asociación de ex Tygers Of Pan Tang, Iron Maiden, MSG o Def Leppard. Ciertamente, impresionante.

Lionheart en sus primeras y bisoñas grabaciones se mimetizaban con las bandas de su entorno. Pronto dejaron atrás la estudiada rudeza de la NWOBHM para abrazar la religión de un AOR primerizo y explosivamente jubiloso: se estaban escribiendo los primeros renglones del libro maestro del mayúsculo rock melódico británico que tan buenos momentos ha regalado a mis oídos. Siempre me he confesado rendido admirador del AOR nacido en la pérfida Albión, podría nombrar un buen puñado de bandas que despacharon auténticas burradas de temas que se quedaron por siempre clavados en mi adolescente intelecto, sin que hasta el día de hoy haya podido sacarlas aún por la fuerza de su melódico acomodo.

Y entre todos los moradores de mis estanterías tanto tangibles como intangibles, siempre ha tenido un lugar preferente un disco editado en 1984 bajo el nombre genérico de “Hot Tonight“. Un highlight del género, posiblemente el mejor disco de AOR nacido en las islas británicas junto con “Shaft Of Light” de Airrace. Tristemente, y tras dos años de gloria, en 1986 la banda se desmembra, para resurgir en números redondos en 2016, treinta años después, de la mano del festival Rockingham, heredero del legendario Firefest, y regalarnos una actuación maravillosa. Allí, entre el público, sentí que se cerraba un círculo vital: una de las bandas de mi adolescencia tocaba para mí. Sólo para mí y un puñado de afortunados fans que coreamos con saña todos y cada uno de los himnos en completa comunión. Era totalmente lógico que el corazón del León volviera a latir una vez más, fundiendo el hielo del tiempo: sacudo mi cabeza, vuelvo al tiempo presente, y me encuentro cara a cara con los renovados Lionheart: nace “Second Nature”.

Los Lionheart de 2017 entroncan muy directamente con el line up clásico de la banda. A los Steve Mann, Dennis Stratton, Clive Edwards y Rocky Newton se une el maravilloso vocalista Lee Small, uno de los frontmen británicos actuales con mayor proyección. El único pero que soy capaz de oponer a cualquier grabación en que tenga participación Lee Small es que, al final, no conseguirás sacarte de la cabeza al maestro Glenn Hughes, tal es la concomitancia estilística que albergan. Y eso sucede a todo lo largo y ancho de “Second Nature”: a los ecos del hard británico heredero de la NWOBHM, se unen pinceladas del mejor AOR y recuerdos lejanos de las más melódicas obras en solitario de la Voz del Rock.

Lionheart band photo

A un corto preludio le sigue “Give Me The Light”, provista de un sonido clasiquísimo. Las teclas y los coros siguen siendo marca registrada. “Don´t Pay The Ferryman” es una auténtica locura de hard británico, recordándome muchísimo tanto al malogrado genio de Belfast, Gary Moore, como a algunas de las mejores tomas de “From Now On”, para mí la cumbre discográfica de la carrera en solitario de Glenn Hughes. Una parte central, por cierto, muy Maiden.

“Angels With Dirty Faces” con ciertos ramalazos de rock progresivo, llega a recordarme en algunos momentos a Styx. Los duelos de guitarra Stratton/Mann siguen siendo dolorosos y punzantes, absolutamente reconocibles en cualquier lado. Llega el momento de ponernos heavies con “30 Years”, todo un tributo a aquellos dorados años en que los jóvenes rockeros británicos asombraron al mundo. Mucho de autobiográfico aquí, y como no podía ser de otro modo sonando a los primeros Saxon o Maiden.

El precioso medio tiempo instrumental “On Our Way” ejerce de puente para que, en alas de un piano y las guitarras, llegue triunfante el title track “Second Nature”. Las carreras de guitarras son omnipresentes, detecto a estas alturas del partido que el renacimiento de Lionheart les ha llevado más allá de su adolescencia, para depositarles en su infancia: no veo mucho AOR, sino muy al contrario, el hilo conductor es el hard influído por la NWOBHM. Decepcionado? No en absoluto con lo que estoy oyendo, pero sí con lo que imaginaba. Y, como si los hados se compadecieran de mí, pobre redactor atribulado, se me regala “Prisoner”. Una maravilla de AOR primitivo, británico hasta el tuétano, todo suena añejo, desde el colchón de piano que rige el estribillo, hasta el riff hipnótico e insistente. Creo que en este corte Lee Small hace el mejor trabajo de su carrera.
Balada? Pues claro. “Every Boy in Town” ejercerá como tal para vosotros. Un tema muy Hughes, de hecho podría cerrar los ojos y engañarme a mí mismo con la ilusión de que La Voz Del Rock ha vuelto al redil del rock melódico. Llega “Time Is Watching” y me encuentro ante la disyuntiva de decidir si me suena a los MSG clásicos o a los nuevos Shy capitaneados por el propio Lee Small. El estribillo, por cierto es un escándalo.

“Heartbeat Radio” es un hit single en potencia, perfecta en su concepción y ejecución, quizá el corte que mejor resume la esencia de este redondo: hard rock clásico con mucho gusto por la melodía. Por si fuera poco, se precipitan los acontecimientos con otro mazazo a la MSG, seguramente parido por Steve Mann, bajo el nombre de…. “Lionheart”. Y, para concluir, como mandan los cánones de la buena educación, un “Reprise” que da la réplica a la inicial “Intro” con algunos fragmentos del tema título.

Saludo la vuelta de Lionheart. Quizá dejaron atrás algo de lo que me enamoró, pero siguen siendo la primera superbanda de la historia del rock melódico. Un respeto, y larga vida al corazón del León. Si tenéis suerte, quizá podáis disfrutarles en vivo. Yo no pienso perdérmelo si se dan las condiciones.

85%

Rocky

oie_oie_trim_image