Etiquetas

,


descarga¡Qué responsabilidad conlleva esta reseña!, opinar sobre un grupo que levanta pasiones, que ha tenido una trayectoria ascendente en cuanto a número de ventas y fans, pero que sin embargo mantiene a fieles incondicionales de la primera época, enfrentados en ocasiones en eternas batallas dialécticas con los seguidores de la era Gronwall, defendiendo cada cual su feudo musical. Unos adoran los dos primeros discos, principalmente, los otros, los dos últimos. Y que ocurre, que llegamos al quinto disco, que podría ser el nexo entre “ambos bandos” ya que regresa el guitarrista David Dalone, lo que servía para albergar ciertas esperanzas de que HEAT volviera a aquellos maravillosos años melódicos…

Así que me dispongo a atacar el disco con cierto nerviosismo, y a la primera escucha, la sensación es de profundo desconcierto, la vuelta de Dalone apenas la noto, tampoco es Address The Nation, a mi gusto el mejor disco de la banda, es quizá algo más parecido a Tearing Down The Walls, pero como referencia exclusivamente tampoco me vale. Total, me dispongo a darle una segunda vuelta a ver si esta vez llego a algunas conclusiones y sobre todo a algo que poderos contar.2979

Tras alguna escucha más, ya se me han quedado algunos estribillos grabados, ya puedo canturrear alguno de ellos, eso supongo que será positivo, ¡o no! El tema de arranque Bastards os Society, fiel a su estilo, pegada, energía, estribillo pegadizo uouououos para tararear en directo mientras alzamos el puño, nos imaginamos a Gronwall pegando saltos por doquier en el escenario, parece que vamos por el buen camino, a ver como continua esto, Redefined, ¡¡¡¡uff!!! aquí ya la liamos, más blandito, ¡bueno eso no debería ser malo!, pero esos efectos de guitarra, esos sonidos de sintes, y esos ritmos tan pop, si le hubieran quitado todos esos samples electrónicos horribles que no encajan nada con el tema quizá se hubiera salvado, Shit City, algo de hard rock, lo anterior fue un lapsus, ¡espero!, voz potente, coros pegadizos (ahahahahahah), solazo de guitarra acompañado de los teclados, cierre potente Gronwald dándolo todo, esto ya me gusta más.

Time on your side, ¡ay madre!, que empezamos con unos sonidos electrónicos en plan dance, … seguimos con más efectos, el tema no es malo pero esto es muy modern rock o pop rock, como queramos llamarlo ¿acaso, son Muse?. Abramos la mente para poder continuar sin que esto se nos atragante, Best of the broken, por un  momento estoy oyendo los acordes de la intro del Strangelove de Depeche Mode, al menos el estribillo es rock, algo es algo, Eye of The Storm la balada esto si es HEAT 100% con un Gronwall como siempre impresionante vocalmente, Blind leads the blind, aunque con un comienzo que me asusta nuevamente, pienso ¿por dónde van a salir ahora?, continua un tema que bien podría estar en el Tearing Down The Walls, extraño pero efectivo.

unnamed

We rule el medio tiempo, algo pomposo, para el lucimiento de Gronwall, se alza como el mejor tema del disco, aun siendo un buen tema, le falta romper, no es para tirar cohetes tampoco. Do you want it, esto es el mannequin de este disco, muy escandinavo, muy HEAT de su última época, o te encanta o te horroriza, algunos samples de sinte hacía el final que no aportan nada. ¡Por dios, chicos, si queríais experimentar con las bibliotecas de sonidos o los sintes nuevos, hay otros momentos mejores!. Into the great Unknown cierra el disco al que da título por lo que se espera un temazo, es quizá el más hardrockero de todo el álbum, y no está mal, pero creo que lo podían haber hecho mejor.

En definitiva, me faltan temas como ‘A Shot At Redemption’ más directos sin tanto experimento. Quizá con unas cuantas escuchas se salven algunos cuantos temas, pero a mí de momento no me ha quedado cuerpo para ello. El resultado es un disco donde han intentado experimentar con excesivos efectos electrónicos, me imagino que, con el objeto de abrirse al mainstream, pero la sensación tras la escucha es de insatisfacción en cuanto a la línea musical que ha tomado la banda, no es que esté en contra de la innovación musical pero el riesgo es grande y no todo el mundo es capaz de integrar sonidos electrónicos sin que suene a pastiche, a antiguo, o a invento, es más incluso me cuesta ver los temas que serán elegidos para el directo. Me temo que este disco pasará sin pena ni gloria por la discografía de HEAT pero el tiempo lo dirá. En cualquier caso, os aseguro que la discusión está servida.

4

Alicia Albertos

1