Etiquetas

,


Raw Silk - The Borders Of Light_Front CoverSeguramente jamás me hubiera imaginado escribiendo estas líneas, pero dada la ocasión y la oportunidad espero estar a la altura del maestro.

 Y es que como dijo cierto hombre sin sentido “Escribir es fácil, lo único que debes hacer es cruzar de manera adecuada las palabras erróneas”. Y hacerlo de algo que me apasiona y me produce tanta satisfacción como es la música, la tarea resulta  cuanto menos embriagadora.

Me estreno con una banda bastante desconocida para mí, RAW SILK y su nuevo trabajo “The Borders of Light”.

RAW SILK es una banda griega afincada en Reino Unido, que lanzó su primer disco “Silk under the skin” corriendo el año 1989. Un añito tenía yo señores! Un álbum debut de buen AOR de producción independiente que más tarde tuvo la oportunidad de verse reeditado en 2004.

Para entonces , la banda tuvo la ocasión de reaparecer por todo lo alto en la escena del rock melódico y los sonidos clásicos de calidad ochentera, con grupos de la talla de Pink Cream 69, Winger o mi adorado Jeff Scott Soto.

Después de otro largo periodo de inactividad, la formación liderada por su compositor- baterista y fundador Kostas Kyriakidis enciende motores y decide lanzarse con este nuevo debut de 10 temas “The Borders of Light”, álbum que salió en Abril 2017, y que pretende crear una línea atemporal mezclando versiones modernas de las melodías propias del metal clásico de los 80´s, y el hard rock melódico.

One lifetime abre el disco de una manera impecable, y  es entonces cuando te das cuenta de que sí , esto va a merecer la pena escuchar! Empezamos fuerte con un tema cargado de teclados y cambios de ritmo que dejan entrever la calidad y elegancia de estos griegos.

Y no me esperaba que llegara tan rápido, pero nada más empezar “Nobody Fills the Loneliness” te das cuenta .. esto suena a single! Y de qué manera. Temazo.  Con una melodía y unos riffs pegadizos , un sonido mucho más moderno que lo reflejado en su anterior disco y en ocasiones diría hasta con ciertas pinceladas oscuras.

Advertencia de peligro:  sigo tarareando el tema.

RSpromophoto3

Dejamos el AOR de lado, y nos metemos de lleno en un sonido mucho más metalero/progresivo con Chimera, para mí una de las mejores canciones del disco sin duda. Teclados futuristas en segundo plano, una serie de solos de guitarra potentes ,y la voz de Stephanie en este tema hacen una composición perfecta. Siete minutos de auténtica delicia.

Night-Time angels … hard rock melódico? Perfectamente podría estar escuchando a una banda de rock gótico. Este es un tema sorprendente en el disco, no tanto por su composición sino por el enfoque del mismo, que pretende mostrar unas melodías oscuras, melancólicas, incluso sombrías.  ME GUSTA.

Y llegamos al hemisferio del disco, y como no, al momento romántico/festivo. The road you´ve taken es una balada simple pero efectiva con guitarras rasgadas que saben a poco. Quizás un poco más de fuerza y velocidad hubieran sido agradecidas para terminar de llegar al corazoncito. Aun así, es de esas baladas que enamoran.

 Y después del romanticismo llega… (no penséis mal que nos conocemos)  Losing my mind. Otra pista inesperada  en el álbum, con toques de auténtico Blues , voz rasgada y guitarras fantásticas.

Distressed and Powerless es otro tema diferente. Poco o nada queda de la esencia de la antigua formación. Esto no era AOR?  Se nota el cambio de dirección que han querido tomar en esta nueva etapa, con un sonido más potente y moderno. Acertado o no, allá cada uno.

Con Out of Reach, echamos la vista atrás y volvemos  a las composiciones antiguas pero con cierto punto de madurez en la letra. Los teclados de Dando en este tema me encantan.

The Borders of Light. Tema que da nombre al disco, y que a mi juicio resulta demasiado pesado. 12 minutos de canción, en serio era necesario? No es un mal tema en absoluto, de hecho recuerda varios temas del disco lo que resulta curioso, pero lo sobran minutos de intro. Un sonido muy a los Circus Maximus.RSpromophoto1

Y cerramos álbum con Solitude of Pain , otra pista melancólica que pone fin al disco dejando un buen sabor de boca. De esas canciones que apetecen disfrutar con calma, y que trasmite una despedida bonita.

Bien es cierto, que para quien conociese la banda en sus inicios y ansiara esta reaparición inesperada, quizás le choque las varientas del disco, ya que se aleja mucho de la filosofía de su anterior álbum “Silk under the Skin”, y es que mantener sólo uno de los miembros de la formación original se nota y mucho.

Utilizar el tirón está bien y es comprensible, pero con un disco más que decente como es “The Borders of Light” quizás hubiera sido más apropiado presentarlo bajo otro nombre.

Si lo escuchas sin pretensiones… un buen disco.

7

Jazmín