unnamed

Como una brisa fresca en un día caliente y húmedo, el octavo álbum de estudio de Aynsley Lister, Eyes Wide Open, refresca las partes que algunos otros álbumes de blues rock no alcanzan. Embalado con una variación de estilo, y una porción de panaché, aquí hay un surtido de 13 magníficas creaciones que subraya colectivamente el hecho de que el trabajo duro y la dedicación realmente vale la pena.

Toma por ejemplo las primeras líneas de Il Grande Mafioso, que se abre con una extraña y acústica sección acústica española, antes de convertirse en un cuento de una riqueza tan sencilla que su deslizamiento es tan desconcertante como su composición cosmopolita.

Todo esto viene, por cierto, precedido de dos pistas que abren el álbum – All Of Your Love y Everything I Have To Give – que aun siendo un poco más habituales dentro del blues, son sin embargo auténticas gemas de su clase. Atractivo, sugerente y bellamente construido, son estos sin embargo el aperitivo de lo que a continuación os espera.
La profundidad del sonido del Hammond y las teclas creadas por el tacto ligero de Bennett Holland y el impulso de conducción proporcionado por Steve Amadeo en el bajo y Boneto Dryden en la batería, junto a la voz suave de Lister con su personalísima forma de tocar las seis cuerdas, hacen de este trabajo una verdadera joya, sutil e insinuante para escuchar una y mil veces.

Sin embargo, aparte de la magnífica musicalidad, hay otros dos elementos que realmente se destacan. La primera es la calidad de las letras que, aunque nunca son demasiado complicadas, sin embargo, son vivas en su representación, además como no podía ser de otra manera ya que es el fundamento del blues son astutas y provocadoras y se demuestra particularmente claro en Kalina – una conmovedora historia de una niña con problemas de salud mental abrumadora – que fácilmente podría haberse convertido en algo demasiado emocional se convierte en un sentimiento que te acaba abrumando.

2
La seguridad y la confianza que emana de cada uno de los acordes de sus treinta y nueve años. He aquí un hombre claramente a gusto consigo mismo y con su arte.
Lister está claramente disfrutando al máximo – toman Eyes Wide Open a un nivel completamente diferente.

Es ese tipo de álbum brillante en todo lo que genera e inmaculado en todo lo que logra.
Hacer mención que tuve el placer de verle en directo en Newcastle hace un par de años en una sala un tanto cutre pero que sonaba de maravilla y sabiendo que su visita a España está próxima os aconsejo que los/las que tengáis ocasión, no dejéis de disfrutar de este fenómeno.

 9,5

Padrino