Etiquetas

, , ,


índiceHe dejado pasar a propósito un tiempo prudencial para analizar este disco. El motivo es más bien simple… La inmensa mayoría de los discos que analizamos por aquí, jamás podéis comparar si lo que decimos es algo que concuerda con lo que vosotros pensáis, o la exageración, que es una de nuestras virtudes, impide ver con claridad lo que el grupo en cuestión nos ofrece. Siempre oímos el disco con varios meses de antelación y claro, la mayoría de las veces, o creamos un Hype que hace que queráis el disco ya mismo, o cuando llega a vuestras manos, la review que leísteis en su día, se ha enterrado para siempre en las cuevas del olvido de vuestra memoria y ni siquiera recordáis el nombre del disco ni la valoración que hicimos del mismo.

Cosa que con este trabajo no pasa. La mayoría de vosotros que estáis leyendo estas líneas, más por curiosidad que por necesidad, ya que el disco hace tiempo que esta en vuestras manos. Y mi opinión es que estamos ante un disco realmente entretenido de escuchar, lo que en muchos casos, ya merece la pena comprar, cosa que la mayoría no haréis porque hoy en día se oye más los discos por dispositivos móviles, que por equipos HiFi. Una pena realmente, porque este tercer disco de esta gente está muy bien hecho. Se han sacado canciones que se pueden encuadrar desde el AOR escandinavo, suecos en este caso, como puedo apreciar toques de AOR americano que tanto aprecio como John Parr, Survivor o discos donde anden por medio los hermanos La Blanc. Y el denominador común es la elegancia. Si, ya sé que es algo que se utiliza mucho cuando opinamos del AOR, pero este caso es realmente muy apropiado. El vocalista Marcus Nordenberg me tiene ganado. Es justo el tipo de vocalista que más se ajusta a este estilo musical. Las guitarras con la distorsión apropiada, hasta la batería no suena mal. El tema Winds no me parece el mejor para abrir este disco pero sin duda nos deja una clara declaración de intenciones. Buenos coros, buen estribillo que oído varias veces, provocará en tu cerebro el síndrome de “no consigo quitármela de la cabeza”.

Buen tema que es el elegante prefacio de Saviour, un tema que si te dicen que está en cualquier disco de Blanc Faces, o incluso que es una versión de cualquier disco en solitario de Peter Cetera te lo crees. Ese toque americano del tema me encanta. Love is in your mind se acerca un poco más al Westcoast lo que le da unos tonos de sapiencia musical que resulta totalmente conmovedor. No es fácil convencer en ese estilo si no eres lo suficientemente bueno… puedes crear una ñoñería de canción más propio de salir en Bob Esponja que en un buen disco de Rock. Y esto está muy bien hecho. La parte técnica de la parte instrumental es simplemente majestuosa, realmente difícil de superar. Y la parte vocal sublime. La parte cañera nos viene con Dead for seven days con una sobreexposición de talento musical al alcance de muy pocos. Estos suecos que demonios tendrán para hacer las cosas tan bien. Algún día esto será estudiado con la suficiente seriedad para dar cierto brillo al veredicto… y es que esta gente está dotada de un talento simplemente superior a la media. Punto. Al menos en lo que al AOR se refiere… aún quedan reductos por ahí que le discuten la supremacía como Peterik y alguno más…

images

Here in my heart el medio tiempo que algún día me gustaría componer… creo que me iré a vivir a Suecia los próximos 25 años y a la vuelta ya os cuento. Está hecha con la dulzura necesaria para sacudir tu corazón, con la fuerza suficiente como para querer cantarla encima de un escenario mirando a la persona que amas… que chorradas se me ocurren ¿verdad?… o tal vez no… ¿te imaginas ahí arriba cantando algo así? Yo sí, e intento averiguar el resultado…

Eye of the storm nos devuelve a la realidad después de ese sueño pasajero anterior y aquí vuelven los toques westcoast que incluso me recuerdan a West of Sunset, Peter Cetera, los estribillos simplemente espectaculares que estrujan mi cerebelo llenándolo de endorfinas, las llamadas hormonas del placer. Es muy placentero escuchar cosas así… Por temas así el Melodic Rock conquistó mi corazón que venía de Judas Priest, Ozzy o Rainbow. Y no es fácil adaptarse al cambio horario. Una preciosidad de tema que gustaría hasta a mi madre que creció con Julio Iglesias y Frank Sinatra. Nation of Grace tiene reminiscencias en las teclas a los legendarios del sonido de la Costa Este, no me parece aun así de lo mejor del disco, muy blando, seguro que pueden hacerlo mejor.

Demasiada electrónica para mí gusto. Spotlight sun un tema que a la primera puede parecerte algo extraño, pero la pericia del vocalista lo convierten en un tema bastante aceptable. Quizás no esté loando lo suficiente a este vocalista pero os debo confesar que es realmente una debilidad personal. Tiene para mí el tono perfecto para cantar este estilo de Rock. No resulta estridente, y además viene con una gran elegancia de serie. Me parece que todo lo que hace, lo hace bien. Higher ground un tema de puro westcoast con gran capacidad en las guitarras y esa voz que hace lo que quiere con sus angelicales cuerdas vocales. Un escándalo de tema. Esos giros entre cantar como los ángeles junto a los buscados falsetes hacen de este tema de mis favoritos de todo el disco. Este tema es un claro ejemplo que no necesitas distorsionar mucho el sonido de la guitarra para dar una fuerza sobrenatural a la canción. Buenísima, tienen ganado el cielo. Que clase por Dios… Prince Little wonderland un conglomerado de todo lo oído anteriormente, el vocalista muta hacia un sonido Avantasia ya que parece el mismísimo Tobias Sammet cantando.
15304542_1266574156737311_2983331114250481621_o

La cantidad de registros vocales de Marcus Nordenberg es inagotable. El tema algo extravagante no resulta malo del todo. Hardcoded life nos devuelve el sonido más tranquilo del grupo, llegan a recordarme vagamente a la etapa más melódica de Chicago. El tema es maravilloso, bien hecho, bien cantado y majestuosamente ejecutado. Es lo que tiene este grupo, que tiene altibajos con picos donde alcanzan cotas estratosféricas con temas más mundanos. Reasons to try un tema para el recuerdo donde estaría dispuesto a jurar que lo he oído en algún disco de Blanc Faces o Find Me… si no es así el parecido es aplastante. La emoción oyendo este tema puede con todo, con mi cansancio, mi stress, mi mal genio habitual, consiguiendo que la paz y tranquilidad vuelva a mi cerebro con el poso con el que un maestro de yoga elabora un plan para fortalecer tu espalda. Para mí, si no es el mejor tema del disco poco le falta. Temazo.

Bueno espero que si mi opinión no coincide con la tuya sepas perdonarme. Pero suele ocurrir que cuando un grupo hace música de tal grado de madurez, y clase a raudales tiendo a emocionarme un poco. Gran disco que creo que no debe faltar en cualquier colección interesante de AOR…

8

Whizard