¿14 de Enero de 2017? No, 14 de Enero de 1988/89.

Por fin podía ver a Dare como hay que ver a los grupos: en eléctrico, en un concierto en el que fueran cabeza de cartel, con un último disco, y a mi modesto entender, intentando volver a sus primeros pasos, y estando en la banda Vinny Burns. Sí, así sí, no como en aquel primer Nemelrock del 2001, del que recuerdo una actuación totalmente prescindible y que hizo que dejara un poco, mejor dicho, bastante, apartada a la banda.

dsc_0163

Era un día frío en Madrid, y los atascos y la dificultad en aparcar no permitieron “calentar” lo suficiente antes del bolo, por lo que casi entramos a la sala a pecho descubierto, sin ese apoyo, de color rubio y sabor amargo, que alegra y facilita el implicarte desde el minuto 0. No hizo falta, ya que la banda tributo de Def Leppard, Deaf Leopard, que gracias a sus tablas, todos músicos veteranos y de nivel, y los temas, tan famosos, se encargó de que la gente estuviera conectada desde el primer momento, provocando al público para que cantara con ellos, y haciendo recordar a los grandísimos Leppard. Desde mi punto de vista es dificilísimo hacer tributo a los de Sheffield, todas las canciones tienen un curro sin medida, y una personalidad, que si no eres tú, él que las ha creado es casi imposible plasmar. Desde estas líneas, daros la enhorabuena y mis respetos, por el valor, por no decir algo más duro, que le echáis.

dsc_0154
Ya estábamos todos preparados, la leyenda del rock melódico estaba a punto de salir a la palestra. Tengo que reconocer que estaba un poco nervioso, mira que he ido a conciertos, pero ésta era la primera vez que iba a ver a Dare.
Cuando empezamos a oír, a modo de intro, esas melodías, características del sonido Dare desde el disco Calm Before The Storm, que te hipnotizan, y a continuación esos primeros acordes de guitarra de Sea Of Roses, y después, esa primera estrofa susurrante del tema, nos dimos cuenta de que lo de hoy iba a ser especial, diferente. Vamos a soñar.
Storm Wind, también del disco Beneath The Shinning Water, fue la siguiente, en la que destacaron los estribillos, que tiene unas guitarras maravillosas, protagonistas totales. ¡Qué bien, y fino, toca Vinny Burns! El guitarrista demostró toda la noche, una técnica super fina y un manejo maravilloso de la guitarra, sin estridencias, pero con fuerza, muy buenas rítmicas y unos buenos solos, que para mi gusto, y en algún que otro tema eran un poco cortos.
dsc_0275
El primer descansito, para presentarse, comentar que, qué bonito es España e introducir el siguiente tema, Silent Thunder, del disco Belief, que al comenzar a sonar, y como pasó con Sea Of Roses, te encandila, y tras la primera estrofa, el cambio de intensidad en el puente, y sobre todo en el estribillo, te engancha, y no deja que pares de cantar, mover el pie, menear la cabeza, emocionarte…
Una gran ovación, no es para menos, es un temazo, y Darren comenta que tienen nuevo disco y que van a tocar unos cuántos temas de el. Y así fue, sonaron, por este orden, Home, I´ll Here You Pray, Every Time We Say Goodbye, Days Of Summer, On My Own. En todas ellas destacaron de nuevo, a mi modo de ver, las guitarras, Burns estuvo aquí más suelto, y eso se notó en la ejecución de los temas, para mí, sonaron con más fluidez. También alabar la voz, es tan elegante y va tan “despacio” que el mensaje entra en tu cabeza aunque no tengas ni papa de inglés. En On My Own, canción más “ligera” del disco destacó lo que tenía que destacar, sus coros, que el público realizó, aunque de manera un poco tímida.
Tras el repaso de su último disco, y demostrar que van por el buen camino, tocó volver al disco Beneath The Shinning Water, sonaron Where Darkness Ends y el tema que da nombre al disco. Fueron momentos más relajados, en los que destacó la interpretación de Wharton, como he dicho anteriormente, te envuelve con ese timbre y cadencia.dsc_0354
Primer homenaje de la banda al gran Phil Lynnot, ya que la banda tocó Emerald, que para mi gusto es una espléndida versión, ya que suplen las dos guitarras de Thin Lizzy con un “duelo” teclas, guitarras, muy bien hecho. Es un temazo, tanto en su versión original como en esta. Además, aquí pudimos disfrutar del teclista en modo protagonista.
Su trabajo en todo el concierto, como el de bajista y batería, es fundamental, los tres sonaron sólidos, consistentes y siempre en su sitio, como debe ser, y sabiendo, en todo momento, quienes son los “jefes” del gallinero, pero sin estar escondidos y siendo notorios.
Tras este tema, los que llevábamos escuchados y el mensaje de Darren, ¿queréis cantar?, sabíamos que lo mejor estaba por venir, y comenzaron a sonar, uno tras otro, los temas por los que yo realmente me hice fan, los de sus dos primeros discos.
Wings Of Fire y We Don´t Need A Reason, de Blood From Stone, fueron los primeros en caer, y tengo que decir que para mi gusto fueron los más deslucidos, en ningún momento sonaron como fueron paridos, no tenían esa fuerza ni mala leche hardrockera. Por otro lado, se entiende, están totalmente fuera de onda del mundo Dare.
A partir de aquí, todo el repertorio fue Out Of The Silence, disco que siempre tendrá que ser el centro de sus conciertos, tanto por su éxito como por su nivel, para mi lo mejor que han hecho nunca. Abandon dio el pistoletazo de salida al momento karaoke. Continuaron Into The Fire, en el que destacaron los coros, aquí no solo apoyó a la voz principal el teclista, también lo hicieron el guitarra y el bajo. Raindance, que tuvo su presentación especial, ya que Darren dijo algo como que esta canción en un país como España, en el que nunca llueve, no tiene mucho sentido, pero que de donde vienen ellos sí, ya que llueve siempre, fue una de las más coreadas por el público, incluso en esas partes en las que los coros no tocaban. En esta parte del concierto la sintonía entre grupo y público fue maravillosa, tanto el público como la banda estaban entregados. Y así, encantados, unos y otros, el grupo dio como finalizado el concierto, por lo que abandonaron el escenario.
dsc_0518
Aparecieron tan solo pasados unos minutos para interpretar King Of Spades, el TEMA, con dedicatoria al gran amigo y genio Phil Lynnot, y Return The Heart, acabando el bolo por todo lo alto.
Cuando salía de la sala, mi cabeza se llenaba de melancolía y recuerdos, aquellos años en los que siendo mucho más joven que ahora, e ibas de heavy por la vida, algo más blandito que TNT o Yngwie Malmsteen era impesable, la gran, y añorada, Emisión Pirata, me hacía descubrir, y gracias a su sección traducciones, ese disco que supone la banda sonora de mi vida, y uno de esos discos que te llevarías a una isla desierta. Sin duda, uno de los días del Rock.
dsc_0262
Rock On!
Sea Of Roses.
Storm Wind.
Silent Thunder.
Home.
I´ll Hear You Pray.
Every Time We Said Goodbye.
Days Of Summer.
On My Own.
Where Darkness Ends.
Beneath The Shinning Water
Emerald
Wings Of Fire
We Don´t Need A Reason.
Abandon
Into The Fire

Raindance

King Of Spades

Return The Heart.

Crónica: Ape Navarro

Fotos: Raúl Blanco