jim-jidhed-2016Como podría describiros lo más cercano a la perfección absoluta… como podría cantaros los logros de uno de los iconos de la música AOR escandinava… no sé yo si Jim Jidhed podría sacar un disco mejor que este, ya que os puedo asegurar que todas las canciones están tan bien equilibradas que parecen hechas por un funanbulista. No sé si es culpa de Daniel Flores, el productor, el hijo de Jim en la masterización, o es que simplemente resulta imposible sacar un mal disco con Ken Sandin el bajista de Alíen , Michael Palace y Philip Lindstrand (Find Me) a las guitarras. Este disco, como os lo podría explicar…

imaginad que todo el mundo implicado en él, han tenido un gran día… en todo, a la hora de tocar, componer, por supuesto cantar… y lo metes en una coctelera mágica y lo agitas todo con un poco de hielo… el resultado es señoras y señores, un disco magistral, único, difícil de olvidar, mágico. Quizás sin exagerar resulte tan bueno como su afamado Full Circle, disco donde ponían en serios apuros a los que buscaban un digno sucesor de Steve Perry. Creo que es el mejor de sus discos anteriores, pero ¿este Push on through es mejor? Sigue leyendo para averiguarlo…

Un torrente de buen gusto musical abre el disco con Glorious, puro placer auditivo a cargo de la voz del AOR escandinavo junto a Lars Sälsfund. El paso de los años casi no parece haberle afectado en nada a su potente voz, muy parecida cuando quiere al gigante Steve Perry. Pero es que además viene acompañada de una calidad en la composición realmente escalofriante. Aquí todo gira alrededor de esa voz que te conduce por aquellos reinos que soñaste alguna vez… es tan bueno que casi no podrás creerlo. Los solos de guitarra además de la calidad interpretativa de estos dos colosos dan como resultado una canción coral, para oír a volumen desmesurado, coros en segundo plano, en fin, una genialidad llena de marcha y acción estilo película de Bruce Willis. Push on Through es algo más cálida, algo para llevar en un Shelby descapotable por las carreteras a pie de playa en California. El sentimiento que desprenden las guitarras con arreglos en segundo plano me provocan esos cosquilleos tan agradables que me hacen preguntarme cómo demonios lo harán… como se puede componer desde la nada algo tan bello. Belleza descomunal para resumirlo todo. If we can it love vuelve a sentar cátedra en las voces, se puede cantar bien, muy bien, extraordinariamente bien y luego llega Jim sentado a lomos de un pura sangre de color blanco para dejar en ridículo a la gran mayoría de cantantes de AOR que intentan imitarle. Es tan bueno que se permite el lujo de cantar de diferentes formas, dando giros vocales, cambiando tonos en estribillos, en fin, para mí un gigante de esto.

12235050_940267836056540_752326494161301089_n

Le admiro de todas las formas posibles. No me molesto en hablar del resto de músicos porque como podéis comprender, son de talla mundial y estas cosas las resuelven con precisión. El bajo gobierna con mano firme el timón y las guitarras me parecen que lucen a una altura sideral. Waiting for summer es lo que nos faltaba por oír… este vocalista es tan desmesuradamente bueno que encima nos regala un medio tiempo tan bello, tan rematadamente bueno que te haces preguntarte porque todos los discos no son así. Porque la people no hace discos como este más a menudo. Y la respuesta es más bien sencilla. Estos dioses del Olimpo bajan a la tierra cuando quieren, cuando les apetece, y cuando unes calidad vocal a unos temas de una belleza descomunal, una muy buena producción, el resultado es este. Temas de calidad mayúscula que no podrás dejar de escuchar una y otra vez.

The first time otro coloso y van 5 de 5. De momento es álbum va de sobresaliente alto y me pregunto si estamos ante otro disco de nota perfecta. Aquí las guitarras en segundo plano, esa maldita voz que se mete en mi cerebro provocándome toneladas de placer incontrolado… cojo mi raqueta Wilson y me pongo a tocar de forma imaginaria este temazo de puro AOR escandinavo. Esos acordes en segundo plano que me recuerdan al Missing You de John Waite. Los coros, arreglos, estamos ante un tema de una calidad sobrecogedora, y Jim desatado acabando con unas subidas de tono al alcance de los dioses. Imposible de explicar la emoción que me provoca este tema. One Breathe otra descarga de calidad infinita. Empieza a salir mi lado de diablillo, se me posa en el hombro izquierdo diciéndome que esta no puede ser tan buena, que seguro se han equivocado. Es imposible mantener el grado de perfección. Es que simplemente no es posible. Pero el ángel del lado derecho me trae otra vez a la realidad, el tema de una calidad descomunal (otra vez), el solo de los dos guitarras inmenso, coros y estribillos bien pensados y ejecutados… en fin, que solo puedo levantarme y aplaudir porque de momento el disco es de lo más impresionante que he oído en los últimos años. Y mira que oigo música.

Too many words con un sonido excelso, la voz en primer plano, guitarras acústicas y ese talento que proporcionan miles de haditas pequeñas llamadas musas que dan como resultado otro tema superior a la media de lo que oigo últimamente. Jim canta como si tuviese 20 años, con una potencia apabullante, una clase a lo Zidane, un talento que haría sonreír a Steve Perry si estuviese a su lado mirando cómo sin querer o no, parece su clon en muchas partes del tema. De belleza cegadora, mi cuerpo sufre varias descargas de escalofríos, pelos de punta, una melodía tan extraordinaria que llegaras a preguntarte cómo es posible componer algo de tanta belleza… esto no puede haberlo escrito un mortal… algún dios procedente de Asgard tiene algo que ver… todo lo que os diga jamás llegará ni siquiera a rozar el nivel literario necesario para describir algo así. Temas como este me provocan tal fascinación que me tumbo a recordar etapas pasadas de mi vida, y todas me salen buenas… es curioso el cerebro humano, cómo reacciona ante tanto placer…

hq720

Next in line vuelve el lado más Hard dentro del universo melódico, con un sonido de guitarras espectacular, y vuelven a agradarme el día con un estribillo diabólico que me lo hacen cantar una y otra vez. Mi grado de sorpresa tras la primera escucha empieza a transformarse en admiración absoluta hacia este trabajo descomunal. Podría pasar como la continuación de la obra maestra que sacó Alien hace ya algunos años. Sinceramente superar esto va ser una tarea titánica. Drowning es el AOR…  cuando alguien me pregunta… ¿pero que es el AOR?, pues además de ponerle algo de Journey o Survivor, le pondría este tema y punto. Este tema resume todo lo que me gusta en este estilo musical. Yo creo que temas así lo enseñan en los países escandinavos desde pequeños, y claro, luego les salen temas así. A mí me enseñaron flauta en el colegio, y claro, así nos va. El tema nada entre la perfección absoluta y la belleza inmortal. Es que es imposible componer mejor y con más talento. Quizás alguien llegue a esta altura, pero ¿por encima de esto?  Francamente no lo veo. Desde que ha empezado el disco no puedo cerrar la boca dado mi grado de incredulidad ante semejante demostración de talento.

Love was waiting quizás podría ser el tema que baje la nota final que de momento va de diez. Pero después de varias escuchas con auriculares donde se disfruta de todo su esplendor, la respuesta es que tampoco. Tiene tantos arreglos en segundo plano que hay que tener los cinco sentidos alrededor de este tema para descifrar el grado de solidez que desprende este tema. De belleza casi infinita, los sacrílegos dirán que no es para tanto, pero lo cierto es que estamos ante algo único, soberbio, de una calidad que solo ves pasar muy de vez en cuando… en fin, que tiene mi alma totalmente atrapada. El fina del tema me parece ver pasar al mejor Steve Perry… estoy seguro que era él… It is what it is cierra este trabajo desde la melancolía, desde la guitarra acústica guiando esa voz a través de un tema intimista, soberbio, tranquilo y a la vez con una fuerza que solo es capaz de trasmitir alguien con semejante grado de autoridad vocal como es el caso que nos ocupa.

Es difícil no caer en brazos de un disco así. Para mí, el Full Circle que descansa en mi estantería de discos, era lo mejor que iba a sacar Jim en toda su vida, empiezo a dudar si este no será mejor. Estamos ante algo inusual, mágico, si te gusta el AOR bien hecho, no puedes dudar ni por un instante que seguramente sea de lo mejor que podrás comprar este año de largo… estoy seguro que los dioses de Asgard están satisfechos con sus discípulos… Yo espero impaciente el momento de tenerlo en mis manos para oírlo a máxima calidad…

10

Whizard