age-of-reflection-in-the-heat-of-the-nightAge of Reflection
, aunque pueda parecerlo, no es una banda nacida ayer, sino que lleva fraguándose durante, nada menos, que, dos décadas y es la idea del guitarrista sueco Carl Berglund, que estuvo durante años reclutando a los músicos adecuados para sacar su proyecto y esperando también, el momento oportuno para dar a luz el mismo.

El disco que nos ocupa In The Heat Of The Night es su primer LP, aunque ya en mayo de 2016 publicaron un EP, con cuatro temas (In the Heat of The Night, Always, Dying For Love, Evelyn) que han sido incluidos en esta larga duración. Si bien la producción del EP era algo pobre, sirvió para crear una cierta expectación y mostrar lo que podía dar de sí la banda. Esta vez, la mezcla y masterización ha sido realizada por el gran Erik Martensson (Eclipse, WET) y la producción a cargo de la propia banda.

Decir que estoy entre encantada y sorprendida, ya que es un disco que engancha de principio a fin, se escucha del tirón, con temas con brillantes armonías, estribillos tremendamente pegadizos, cortes sencillos sin grandes florituras ni grandes riesgos compositivos, pero muy eficaces.

Borderline, arranca el disco, es un tema muy resultón con un estribillo contagioso. The mirror never lies, buenas melodías y multitud de coros, la cosa promete… Every time, acercándose al hard rock americano con dejes de rock sueco a lo Care of Night. In the heat of the night, un largo tema de séis minutos, nuevamente aproximándose al rock americano, en una onda Bon Jovi (la época inicial, me refiero) con unos fraseos de guitarras más bluesy, he de decir, que las guitarras son de lo mejorcito del disco. El tema más diferente del álbum, quizá.

Always, la power ballad me resulta “algo Whitesnake”, interpretada con gran sentimiento por parte de Lars Nygren y un solo fantástico del guitarra principal Jonas Nordquist. Evelyn, la dulce Evelyn vuelve a inyectar ritmo al disco, con un bajo y una batería muy marcados. Blame it on my heart, otro tema de hard rock melódico con sutiles teclados creando una atmósfera embriagadora, Now and forever, introducido por un sonido galáctico de teclado, con buenísimos coros en primer plano dando empaque al estribillo.

You are my light, AOR nórdico por los cuatro costados recordándome a Work of Art o a Sonic Station por momentos. Dying for your love, con un comienzo de tenues “uoosss” damos paso a uno de los cortes más “happys” con un potente riff de guitarra, es un tema de esos que te apetece corear y hasta bailar, uno de mis favoritos del disco. Every time (alternative versión) la versión acústica y sosegada del tema con el mismo nombre, más intimista,… vamos que no os lo cuento, que ya os lo imagináis.

En definitiva, In the Heat Of The Night es rock melódico de manual, con estribillos y armonías tremendamente efectivos y temas accesibles para disfrutar desde la primera escucha. Para fans del AOR.

8

Alicia Albrertos