¡Se acabó el mal recuerdo!

Una espinita tenía grabada desde aquel día de 2015 en el que tocaron los alemanes-suecos Jaded Heart en Madrid. Ese día me fui jodido a casa, es un grupo que me gusta mucho, lo sigo con especial cariño desde siempre, tanto en su etapa más melódica como en su etapa más dura y actual, e hicieron un bolo que hizo que me viniera abajo. Tanto me dolió que dejé de prestarles atención, hasta tal punto que cuando sacaron su nuevo disco no me interesé nada por él.

Pero eso de que te enteras que vienen de nuevo a nuestro país y tu cabeza empieza a darle vueltas: “Venga, Ape, si te gustan mucho, dales una oportunidad”. “Seguro que el nuevo disco sigue la misma línea y te gusta”.
Hice caso a mi mente, y empecé por escuchar el disco, y como no podía ser de otra manera, me gustó. Desde mi punto de vista es el único grupo que sabe mezclar ese punto melódico de las melodías y de los coros, con el heavy metal, de libro, de las guitarras y las bases rítmicas, son un grupo original y distinto, que no sabes bien dónde encasillar.
Pues una vez que el disco entró en mi sesera, el día 03 de diciembre me martilleaba constante en la cabeza: “¿No vas a ir a verlos?”, “Lo del año pasado fue una mala noche”, “Será un conciertazo”…Llegó el día 02 de diciembre, y le dije a Alicia. “Ali, que mañana me voy a a Jaded Heart. ¿Te apuntas?”.
El día 03 fue un día lluvioso, triste, y si a eso le sumas la incertidumbre de si te habrás equivocado y que a ver cuánta gente habrá de público, en mi cuerpo llevaba un acojono de cierta envergadura. El caso es que llegamos a la sala, nos colamos, unos minutos, no más por respeto al trabajador, en la prueba de sonido. La banda, y eso que estaban probando, sonaba bien, empecé a sentirme mejor…

img_20161203_223001
Unas cervezas, sin alcohol, tocaba conducir, y para dentro que nos fuimos. En ese momento tocaba la banda telonera, Crown Of Glory, banda suiza, y curtida, de metal melódico, que juraría fue la misma banda que tuvo Jaded Heart el pasado año. A pesar de que no podían moverse en el escenario, es literal, ese escenario para una banda de seis miembros no es, la verdad, a la gente le gustó, consiguieron ganarse al público con esos riffs de guitarra tan heavies y tan bien conjuntandos entre los dos guitarras, acompañados del bajista, que practicamente hacía lo mismo que ellos, esa mezcla de voces, a veces gutural, a veces “normal”, con la que jugaba tan bien el cantante, y esos teclados, tan típicos del metal melódico. Es de agradecer que si la música que haces lleva teclados, en directo lleves un tío que toque las teclas (este comentario me lo guardo para luego). También hicieron bien el juego de voces o coros entre la voz solista, el teclista y uno de los guitarras. Lo que no me gustó nada es que el teclista se desgañitaba, gritaba mucho, y si no controlas esos tonos lo que te pueda pasar, y así ocurrió, es que te vayas y desluzcas la canción. Aun con eso, hicieron un bolo entretenido y dejaron al público calentito. Gracias chicos!!!
IMG_20161203_214936.jpg
Poco tiempo de espera, el justo para el cambio de trastos y allí aparecieron los protagonistas de la noche, a los que les faltaba un miembro, Masahiro Eto, que si no entendí mal, Johan, el cantante, lo explicó más tarde, debido a la muerte de un familiar. El escenario, más liberado que con el grupo anterior, lucía bien con los cuatro miembros presentes, Bodo Stricker, batería, Michale Müller, bajista y único miembro original, Peter Östros, guitarra, y el anteriormente citado Johan Fahlberg, que con su altura se jugaba el tipo en cada movimiento que hacía para no romperse la crisma con las pantallas que estaban encima del escenario. Sí, el tipo es muy alto, y todo lo que tiene de alto lo tiene de buena persona, todo el concierto, entre canción en canción, dando las gracias por ir a verles y por el cariño que reciben.
Los primeros acordes de No Reason, primer corte del último disco, Guilty By Design, comenzaron a sonar. Las guitarras sonaban claras, y bien, sin distorsiones raras, el bajo se oía, mucho y bien, la batería no era lata, y la voz se oía. No había esa nube de ruido, sí, ruido, que hubo en la anterior ocasión. Ya estaba tranquilo, ¡a disfrutar!.
A partir de ahí me dejé llevar, y coreé, como el que más, esos coros, meneé la cabeza en los riffs y disfruté cada momento, como  se notó que ellos hacían, ya que comparto que puede que no seas el que más gente lleves, el que más locales llenes, pero si puedes seguir siendo fiel a tu idea, a pesar de los años, y poder vivir de ello, que supongo que ellos vivirán de ésto, ese es el éxito.
img_20161203_225929
Como digo, durante todo el concierto, cuyo 80% del repertorio lo llevaron los tres últimos discos de la banda, Guilty By Desing, Fight The System y Common Destiny. ¡Cómo me gusta que las bandas apuesten por lo nuevo!. ¡Olé!, pudimos ver lo que muestran en sus discos, unas guitarras heavies, unos riffs poderosos, unos solos tan bien ejecutados, Peter Östos es buen guitarra, una base rítmica tan dura, un bajo rápido y con continuos contrastes entre las notas bajas y las altas, una batería con mucho doble bombo y buena pegada, unos coros y melodías de mover el culo, como diría mi amigo Isaac, y una voz potente, con un punto grave que da, si cabe, más fuerza a los temas.
¿Cuáles fueron los puntos negativos? Por un lado, la voz, la noté cansada, pero se perdona, muchos bolos, muchos días en la carretera, también frío y lluvia que no ayudan, y además, con esa actitud que Johan demuestra, y la humildad, no hay nada que criticar. Y, por otro lado, las teclas, ains!!!!! si para ti las teclas son importantes, y tienen un peso relevante en las composiciones, tienes que traer un teclas, no llevarlo grabado, como hacían en el 2008, cuando también les vi. La conjunción de la banda con el playback fue buena, pero no es lo mismo. También los coros, tenían en ocasiones, demasiada ayuda, y en este último punto, el de los coros, no hace falta tanta, el público suele ayudar, aunque no se sepa las canciones, ayer fue un buen ejemplo. Y el último punto negativo, que tuvieron que acortar el setlist, las horas y la programación de la sala así lo obligaron. Una pena.

img_20161203_230020
Pero no nos quedemos con lo negativo, Jaded Heart, son, y serán, unas de las bandas más honestas y humildes del rock, con un buen directo, potente, que hacen que participes y que cuando se acaba el bolo salgas con que el heavy es lo mejor que hay y que pobrecillos los que no conocen, ni disfrutan, nuestro rollo. Siempre hay que ir a ver a gente como ésta.

Rock On!!
No Reason
Godforsaken
Not In A Million Years
Saints Denied
Justice Is Deserved
Till Death Do Us Part
Run And Hide
Nightmare´s Over
Love Is A Killer
Remembering, , de Guilty By Design,
Schizophrenic
Rescue Me
With You
Paid My Dues
Ape Navarro