Black Oak County album cover (1400x1400).jpg

Les ha costado sacar su primer álbum pero ha merecido la pena la espera.

Digo esto porque estos pipiolines daneses se formaron allá por 2012 y anduvieron dando bandazos (y va dicho con doble sentido) a lo largo y ancho de la península danesa teloneando a bandas del calibre de D-A-D, la banda está lista para enfrentarse a la nación  ¡y al mundo!

Con una producción impecable, el álbum ha sido grabado en los Hansen Studios, propiedad del reconocido productor Jacob Hansen donde normalmente graban bandas de la talla de Pretty Maids, Volbeat o Amaranthe

Con influencias que van desde el metal al rock meridional e incluso algún devaneo melódico que no desmerece en absoluto con la caña que llevan, la banda tiene su propio estilo musical, duro combinando grandes y pegadizos coros con riffs pesados, y una sección rítmica ajustada con un montón de solos de guitarra, que dejará a cualquier oyente con una sed insaciable de más música de Black Oak County.

Es como una mezcla de Skid Row, Pearl Jam y Mötley Crüe, pero refinado en una poción pura de potente hard rock con su propia y única firma. Con el cantante Niels Beier sonando como un cabreado Eddie Vedder (de ahí el comentario de Pearl Jam arriba), no trata de imitar a ningún cantante, quiero decir que siempre trata de imponer su propia voz, lo cual es una virtud hoy en día. Lo que distingue a este álbum es el hecho de que las canciones son sobre cosas cotidianas: relaciones perdidas, tipos locos en los muelles de su ciudad natal (Esbjerg), frustraciones y amor  honesto rock-and-roll de estilo sureño, y los promotores de festivales del próximo verano deben tomar nota.!

oak-6

El disco será comercializado a partir del 13 de enero del año que entra y como aperitivo podéis disfrutar de su single “MAD DOG” que ya está en el mercado y visionar su vídeo del mismo nombre aquí.

7,5

Padrino