Es momento de analizar lo acontecido en el día de ayer (22 de octubre de 2016) en la ciudad andaluza de Granada.

Hace unos meses, creo que a todos nos sorprendió la noticia de que un grupo de amantes de la música melódica afincados en la ciudad de Granada se atrevía a montar ni más ni menos que un festival de AOR en la referida ciudad.

Sinceramente, lo primero que pensé es aquella maravillosa frase de “maravillosa locura…”, hoy que todavía tengo caliente lo acontecido anoche bajo el amparo de la Alhambra, creo que a la frase anterior hay que sumarle aquella de “no hay mayor locura que el amor”, porque efectivamente mucho amor y mucho cariño por el AOR es lo que se desprendía de la organización del evento, y cuando las cosas se hacen con tanto amor… lo más probable es que el resultado sea positivo.

Tras marcarme los 240 kilómetros que separan Sevilla de Granada, y comenzar a buscar la sala en la que se ofrecía el festival, llega mi primera sorpresa, un lugar muy bien ubicado en los bajos de un centro comercial, con facilidad de aparcamiento y una muy buena presencia, vamos bien…

La gran sorpresa de la noche, es cuando entro al recinto y lo veo prácticamente lleno!!! con gente además de variada edad, lo que me auguraba el éxito de la propuesta, del cual me alegro profundamente.

Cuando llegué ya habían comenzado Sunset Boulevar, que era una banda granadina muy joven que nos ofrecía un hard rock quizás algo más agresivo de lo esperado para un festival de este tipo, pero que sin duda abarcaba a aquellos amantes el melódico que disfruten del sonido cercano a los primeros Guns and Roses o Motley Crue y el sleazy americano.

sunset-boulevar

Muchas ganas y bastante actitud es lo que se subió a ese escenario, con un sonido algo sucio y algún que otro acople, las primeras filas estaban ocupadas por seguidores de la banda, lo que ayudaba a calentar los motores para lo que se nos avecinaba.

Strangers saltó al escenario, con muchísimas ganas de defender por tierras andaluzas su aclamado “Survival”, ofreciendo al evento, los sonidos más clásicos dentro del AOR y eso lo agradecimos los amantes del género.

Con gran simpatía por parte de Oscar O´Brien, fueron desgranando los temas más emblemáticos de su último trabajo, sin olvidar aquellos que nos cautivaron con Emotions, el sonido no acompañó del todo a las ganas que nos aportaban los madrileños aunque en este aspecto fue mejorando poco a poco. Los momentos más calientes de la actuación, se hicieron sentir con los temazos Venom, Heroes, Never Stop y Take me Away donde el espiritu de Journey acariciaba la sala.

the-strangers-2

Cerraba la noche Tequila Sunrise, que viene a ser el proyecto del que fuera guitarrista de Ankhara Cecilio  Sánchez Robles, sinceramente me quedé impresionado ante el pedazo de directo que se marcó la banda, a los cuales he de confesar que no los conocía.

Su apuesta musical se centra en el Hard Rock americano cantando en inglés y aderezado por unos musicazos que aportan un sonido robusto y cargadísimo de arreglos musicales ejecutados con precisión y buen gusto.

Cecilio a las guitarras es una  bestia, introduciendo elementos de virtuosismo en todo momento que seguro que recordaron a todos a Paul Gilbert o a Yngwie Malmsteen.

Las voces se ejecutaron con precisión y buen rollo por parte de Jorge Cortés, magnífico vocalista, que lució su voz a lo largo del repertorio.

tequila-sunrise

Una banda compacta, que generaba buen ambiente y que provocaba constantemente al personal en busca de una mayor complicidad que sin lugar a dudas encontraron.

Un sonido realmente bueno el que disfrutaron los madrileños y que sirvieron para que pudiéramos disfrutar y corear los temazos que iban descargando ante una sala completamente entregada al vendaval de Hard Rock Melódico que se nos venía encima.

Su Set list, jugó tanto con temas de su último lanzamiento “Nasty Habits” como con alguna que otra nueva canción que formará parte de su siguiente trabajo, y que quizás me resultó algo más duro, pero sin reducir los estribillos cantables y elementos melódicos de la propuesta.

Hasty Habtis, There are no heroes o la ultracoreada Face the Truth fueron momentazos para recordar de este, esperemos que primera edición, de GranAOR.

En conclusión, un viaje que sin duda mereció la pena, que disfrutamos de mucho rock melódico y sobretodo de un gran ambiente y que se debe achacar al buen hacer de la organización (me consta además que los músicos estaban encantados con ellos, y eso es importante).

El mundo es de los valientes y en Granada creo que hay unos cuantos, mi más sincera enhorabuena, chicos.

tequila-sunrise-2the-strangers

Fotos: Tornado of shots

Crónica: Jordi Castilla