andy-rock-this-time-front-coverDesde hace tiempo se viene hablando de una gran banda griega que a todos nos enamora con su sonido puramente 80. Wild Rose llegaron a nuestros corazones para quedarse cosidos a ellos, de una manera perenne. Gran parte de toda esa culpa la tiene un amante de la música como es Andy Rock, el cual ya nos deleitó con un primer disco en solitario y que hubiese sido un gran álbum, (más si cabe), si hubiese tenido un cantante en el proyecto.

En el caso que nos  ocupa, This time, se cubre de gloria y sí, nos presenta un vocalista para traernos el Aor más delicioso y profundo, con el dueño del feeling vocal, David A. Saylor. Andy toca todos los instrumentos, y ojalá tuviera los medios económicos que debiera para poder ser la panacea total. Ideas y música no faltan.

La vida da muchas vueltas y nunca deja nada por hacer. Disfrutar de teclados mágicos con un aire celestial vocal a cargo de Saylor no es para reprochar nunca. Yo cuando necesito estar en paz conmigo mismo, sentir que se me purifica el alma, escucho discos así. Buen gusto, y amor por las melodías recorriendo cada centímetro de tu cuerpo, posándose a fuego lento sobre las mariposas de tu estómago y sintiendo algo que suele pasar cuando un sentimiento llamado amor aparece a escena.

Para que algo llegue a calar en ti deben unirse varios factores,  lo que oigas te llegue a penetrar y que musicalmente esté bien trabajado. Temas como “What does it take” y “Once in a lifetime” reflejan lo que os cuento. 

El buen gusto nace, no se hace, se cultiva y se mima. El Aor es una amante temperamental que si la cuidas te puede dar todos los placeres inimaginables. Cuando escuchas “Give me a reason” no imaginabas que pudieran existir nuevas sensaciones, físicas. El trato que se la da, es como debiera darse a todo lo que amas. Preciosa! Al final, la belleza de la música no se ve, te seduce, incita, pierdes la visión de lo real y coexisten realidad y fantasía. “You´re gone” o “Promises” os ayudará a convertirlo en la verdad.

¿Podríamos convertir la poesía en música? “Don´t say goodbye” es la respuesta. Es tan bonita que si la noche de tu cuerpo acepta el día de mi piel, no dudaría en componer un atardecer contigo y recitarlo cada mañana. “Después de un capricho que Andy se permite con una pequeña instrumental que deposita con caricias sobre sus cuerdas, llega “She´s dangerous”, una declaración de intenciones en toda regla para alguien en concreto. ¿Cierto Chris Siloma? :-p 

Consolida tus intenciones, afianza tus convicciones y cree en lo que haces. Crea para que te guste a ti. “This time” y “Come with me” me incita a una reflexión.

La delicada luz de la vela es testigo de las horas tirado en los brazos de tu melodía, de las notas de tu cuerpo, del pentagrama de tus labios. Bajo esa vela, esta noche voy a componer una nueva fragancia llamada AOR.

9