gf_banner-680x328

A veces no es sólo sentarse en frente de un teclado, poner el cd y escribir. A veces también es que en la mente aparezcan recuerdos, evocándolos con las notas de una canción. A veces no es sólo escuchar, sino sentir. A veces no es sólo música sino vida.

Gardner & Fuller son de esos álbumes por los que algunos apuestan y que deben ser referidos con la pasión que merecen, al mismo porcentaje de la ilusión de quien se empeña en hacernos un poco más felices con su lanzamiento. Un gran equipo formado por estos dos grandes compositores, productores,  y en definitiva, Artistas. Aparte deja su impronta uno de los hombres del género con mas talento y clase llamado Warren Wiebe. En resumen sale una buena colección de temas de sumo gusto y delicadeza.

Es siempre fascinante ver como los compositores también cantan sus propios temas, aunque lo hayan donado a otros artistas siempre hay un punto personal oídos y mimados por ellos mismos. No quería dejar pasar la oportunidad de estar enamorado de la manera en que Scott Fuller acaricia las teclas en todo el cd. 

Doce cortes llenos de gran Westcoast con aderezos varios, donde el arte es el placer de un espíritu que penetra en la naturaleza y descubre que también ésta tiene alma. Una muestra muy clara son los que Warren Wiebe canta como solista: “17 years”“This blue tatoo”. Su estrella baja del cielo para dejar en estos dos temas algo llamado magia, emociones a flor de piel. La primera algo más movida y la segunda una balada donde ya no volverás a ser el mismo. Es algo parecido a componer un atardecer contigo y recitarlo cada mañana.

“Slip away” y “Nothing that i wouldn´t do” se une el Sol Gardner que junto a la estrella Warren ponen celosos a la vía láctea. Y es que poder gozar de dos voces así, apoyados por un trabajo musical excelso, es manjar de gran gusto, En Slip away los teclados son el acompañante perfecto. Yo solo quiero que tu música perdure eternamente en mi alma.

maxresdefault

Cecily nos canta sola en los demás cortes y su voz es para la música lo que el aire para nuestros pulmones. Su acuarela vocal es tan variada que puedes oír “Don´t give in” y “When i´m with you” y sentir que la noche y el día pueden estar juntos sólo por un instante y eclipsarte.

Desgraciadamente tenemos poca cultura musical en nuestro país y  eso significa predicar en el desierto cuando hablamos de Westcoast y su derivados. Escuchar temas como “Get lucky” y sentir como el saxo te hace el amor está al alcance de un click y hacer tu pedido. Mezcla de pop y R&B contemporáneo perfectamente empastado. 

En definitiva una colección de clásicos con un sonido limpio y que no puedo hacer mas que recomendaros a que lo compréis. La única manera que sigan sacando joyas como estas, es hacerlo.

Buy it.