descarga-2Kee Marcello lo tuvo todo. Tras los legendarios Easy Action vinieron los años de gloria como integrante de los mejores Europe en sus mejores momentos. En 1993, y tras el paréntesis pactado en la vida de la formación sueca, tuvo la ocasión de trabajar sin presiones en sus propios proyectos y colaboraciones en proyectos ajenos, a la sombra de los focos. Red Fun, una frivolité bajo un prisma más pesado y metálico, lejos de lo que solía editar, y ya en 1995 su primer disco en solitario, ‘Shine On’. En 2003, recién publicado su ‘Melon Demon Divine’, de nuevo la multinacional que le hizo archifamoso llama a sus puertas: pero Kee Marcello no quería ser un segundo guitarrista, a la sombra del regresado John Norum. La dirección musical al parecer no le convenció, aunque deduzco que debieron existir ulteriores motivos que al menos a mí no me trascienden. En esta ocasión, le daré la razón: a mí tampoco me convencieron nunca los remozados Europe bajo la dictadura del blues rock, aunque no negaré algunos momentos disfrutables.

El presente de Kjell HIlding Lövborn se incardina en esa suerte de ‘invisibilidad’ no forzada, atendiendo a proyectos personales tanto musicales como al parecer televisivos en su Suecia natal. En este 2016 nos ofrece su nuevo trabajo, ‘Scaling Up’, un disco plagado de referencias y situaciones pretéritas, hard rock a veces dulce, a veces amargo, con algún que otro guiño a su pasado glorioso, no exento de esas pequeñas vanidades que acaecen en los trabajos discográficos de quienes han sido y ya no quieren ser.

Encontraremos pues la resurrección de dos viejas demos rescatadas de los tiempos de ‘Prisoners In Paradise’, dos náufragas a las que se insufla vida a través del boca a boca y el masaje cardíaco que sólo se puede practicar por mor de la tecnología y las grabaciones actuales, y algunos cortes que nos traerán a la memoria a aquella banda tan extraordinaria como lo fueron Easy Action. En el primer caso expuesto, estaremos hablando de ‘Wild Child’ y ‘Don`t Know How To Love No More’ (juego sobre seguro al afirmar que son de mis favoritas del disco, no en vano su pedigree es indiscutible), y en el segundo caso, hablamos de temas como ‘Fix Me’, ‘Blow By Blow’ y ‘Soldier Down’. Reconozco que aquí me he apoyado en la info que publica la propia compañía discográfica (Frontiers Records), así que tampoco tiene mucho mérito por mi parte, pero debo indicar que escuché el streaming antes de leer la info, y cuando llegó el momento de escuchar ‘Wild Child’ yo ya intuía que de algún modo estaba relacionada con el universo Europe.

‘Scaling Up’ no es finalmente sólo un proyecto de Kee Marcello, sino que viene involucrando fuertemente al gran bajista Ken Sandin, toda una leyenda, amigo personal de quien ésto escribe, historia viva del rock melódico escandinavo, y uno de los mejores, si no el mejor, bajista del mundo en estos momentos. Aparte, colaboraciones de Mattias Ekhlund (Fate, solo) en la ecléctica ‘Good Men Gone Bad’, blues y hard rock preñado de guitarras y fantasía, y el nuevo astro ascendente del rock italiano, el señor Michelle Luppi (Whitesnake, Los Angeles, Secret Sphere, Vision Divine….) aportando teclas en la maravillosa ‘Wild Child’.

kee_marcello_701x530

La gran sorpresa se encarna en la persona de ‘Don’t Miss You Much’, mi favorita del álbum, donde resultan evidentes las hechuras ‘a la Europe’, en el corte más AOR de todo el disco.

Quizá uno de los puntos menos destacables de este ‘Scaling Up’ sea la pericia vocal de nuestro protagonista: zapatero a tus zapatos. Estos temas ganarían mucho en una voz autorizada.

Este ‘Scaling Up’ me ha servido para recordar lo buenísimo guitarrista y compositor que fue siempre Kee Marcello, lo que necesitaba una banda como Europe en sus mejores momentos. Un guitar hero infravalorado como pocos, fagocitado por una maquinaria que escapaba de su control. Sienta bien a veces ser el capitán de tu propio barco, aunque nunca se debe perder la perspectiva ni la línea de costa.

7´5

Rocky