Chess horse with it wild horse shadow on two legsQuizás alguna vez os haya pasado como a los protagonistas de Big Bang Theory, donde reciben una invitación para una fiesta de disfraces. Resulta que se presentan, uno vestido de Linterna Verde, otro de Capitán América y el tercero de Flash. Cuando llegan al local donde se producía el evento, resulta que todos iban de riguroso traje y corbata. El pobre Sheldon había intercambiado las fechas con otro evento de presentación de empresas para colaborar en su facultad con dinero, y había que ver la cara del director cuando ve a dos de sus profesores estrella vestidos así. Como para pedir dinero a posibles inversores…

Esta imagen me viene a la mente al oír este disco de Hartmann, el quinto ya que saca en solitario desde que abandonó la banda At Vance que le dio a conocer. Creo que alguien que hace la música que hace, y colaborando con Avantasia en todos sus trabajos, debería escoger mejor el estilo a la hora de sacar discos en solitario. Es solo una opinión por supuesto, pero reconozco que se me quedo la misma cara que al director de Sheldon Cooper al oír este Shadows and Silhouettes. Este es un músico al que respeto enormemente, el disco pretérito III, me gusto bastante, me lo compré incluso, con temas de mérito como Suddenly o Broken Down que estaban en una onda más Hard que este nuevo trabajo. No me parece un mal disco pero abusa de temas lentos, y medios tiempos disfrazados. Parece más un disco diseñado para Peter Cetera que para el propio Oliver. Me termina cansando, no me causa ningún pico de emoción, y al final creo que su función es más para una cena con amigos, a un volumen bajo para no molestar en una conversación. Me entristece escribir esto, pero es mi opinión desde el respeto más absoluto.

El disco abre con el tema Irresistible, y me parece que cuenta con un solo excelente, propio de alguien como Oliver, y es que técnicamente es perfecto. Le pude ver con Avantasia en Madrid y me encantó junto a Sascha Paeth. El tema carente de garra me obliga a pasar a High on you, con mucho más ritmo que la anterior, pero es que el estribillo me parece como mezclar judías con coca cola. Su voz me parece lo único salvable del tema. Quizás hoy me haya levantado con mal humor, pero discos así no me ayudan. Glow es el primer de los muchos medios tiempos que pueblan el disco. Otra vez vuelve a cantar fenomenalmente bien, domina la guitarra acústica como nadie y sería una gran aportación en un disco que fuese mejor. When your mama was a hippie es una rareza ya desde el titulo… ¿Quién demonios titula un tema así? En fin, el tema es un desastre absoluto. Un naufragio solo superado por el Titanic. Jaded Heart otra vez otro tema lento, bueno, fantástico, y todas las loas que se pueda llevar un tema así. Es como cuando un futbolista abusa del regate… uno está bien, dos es de jugón, pero cuando te empeñas en regatear una y otra vez, al final resultas previsible y un auténtico coñazo de jugador… salvo que seas Messi.

hartmann2016-1

Amazing un tema también acústico, lo siento pero el disco no termina de despegar, y este tema no ayuda demasiado. El estribillo me gusta, pero quizás sea lo único. Still the same una especie de mezcla de acústico y sonido Country americano, que no me convence. Hartman tiene el suficiente talento para hacer cosas mejores. No le pido temas como Avantasia, ni rock rápido del estilo At Vance, pero este no es el camino. Creo que las musas no siempre acuden cuando lo necesitas. I would murder for you anima un poco el panorama desolador, que deja esta especie de paisaje de ciudad fantasma de película del Oeste, pero tampoco es que sea nada del otro mundo.

Fail again. The lettin´go bien cantada con acústicas de fondo, lo mejor, otra vez el vocalista, muy por encima de todo lo demás. El resto se me olvidará para siempre dentro de no muchos días. Too good to be true está bien, creo que es de lo poco salvable del disco. Pero poco bagaje me temo para alguien de su talla. Shadow in my eyes es un tema interesante, gracias a la potencia del Cello y el violín de dos talentos traídos de la filarmónica de Praga. De lo mejor del disco… otro medio tiempo por si olvidé mencionarlo. Last Goodbye al anochecer de un piano y la voz de Oliver, y poco más trae de serie este disco. Quizás si hablase con él y me quisiera explicar que ha tratado de hacer con este trabajo, quizás lograría entenderlo. Pero, sin subtítulos no entiendo jeroglíficos como este. Como dije, me parece perfecto para poner de fondo ese tipo de música que no quiere llamar la atención, pero si intentas que sea el protagonista absoluto de la obra, me temo que se le verán todas las costuras.

Una pena, ya que yo siempre espero mucho de gente como Oliver Hartman, pero quizás le haya quedado demasiado intimista. Y yo no consigo descifrarlo. No puedo evitar sentirme como Sheldon Cooper vestido de Linterna Verde en una reunión de traje y corbata… Lástima.

5

Whizard