PEO - Welcome To The PartyOs podría contar la historia de PEO Patterson, un polifacético músico que ha participado en más de 250 proyectos musicales de todo tipo. La verdad es que es un sueco con alma de solista americano. Si oyeras sus discos y en el titulo dijeran que es Stan Bush, la primera época de Mark Spiro, John Parr, etc., te lo creerías. Y es que Peo Patterson tiene claro cuál es su estilo favorito. Supongo que sus influencias podrían hacerle volar su cabeza, y sacar discos con un gazpacho de estilos diferentes, que a sus fans entre los que me encuentro, nos hubiera hecho dudar de cuál es el estilo real del artista. Y lo cierto es que PEO siempre ha optado por sacar discos de puro Melodic Rock, AOR y toneladas de buen gusto. Este es su noveno proyecto en solitario y francamente, creo que jamás podrá alcanzar el que precisamente sería su álbum debut Look what I’ve started. Y es que este álbum me impactó la primera vez que lo escuché. El tema Could this be love resulta asombroso, para aquellos que no lo conozcan, recomiendo ir a You Tube, buscar este tema, y seguramente se quedará pasmado. Por cierto, que en ese álbum debut, tengo la sensación que busca con algo de sentido del humor el título del tema, porque este artista es… ciego.

Lo cual no le impide cantar como los ángeles, tocar el Bajo, además del piano y teclados. Un auténtico crack. Le tengo todo el respeto del mundo. Aquí se une para este gran disco de AOR, nada menos que Roger Ljunggren, guitarrista fantástico entre otros de T´Bell, Niva o Grand Illusion.

Y el resultado es brillante. El señor Patterson se ha sacado de la chistera un disco realmente bueno de AOR, con un guitarrista descollante que no pierde la oportunidad en cada solo de demostrarnos que su nivel de destreza es asombroso.

El tema Welcome to the party abre el disco con una asombrosa precisión en lo que al rock melódico que trata de transmitir. Estribillos pegadizos, fáciles y ese sonido de guitarra asombroso, con un solo rápido y difícil para impresionar a los más noveles.

The promise sigue la pauta del tema anterior, melodía bien expuesta, bien ejecutada, con estribillos que te recordarán a la mejor época del Mark Spiro que conocimos, nada que ver con la basura que hace actualmente y que él cree que es música. Otro solo de gran calibre para acaparar miradas. Por poner algún pero, en temas tranquilos como este resulta como entrar con una bocina de esas conectadas a un spray en una biblioteca… puede llegar a sobresaltar un poco. You´ve got in going on es el típico tema de AOR bien hecho, solo con oír los primeros compases ya te animas. Este tipo resulta ser un gran compositor. Coros bien pensados y estribillos brillantes. El solo de guitarra vuelve a sobresaltarme, y es que en una canción más o menos tranquila, meter un solo tan rápido es como encontrarse dentro del Halcón Milenario cuando entra en modo de velocidad de la luz. Toda una patada en el culo. La siguiente Coming out, me recuerda a algún tema que ya haya oído, pero no sé cuál es exactamente. Esta la dejaremos en la escala de “flojilla”. El solo otra vez rapidísimo, creo que este chico se posiciona a próximo guitarra de Ozzy. Break another heart tiene clase de esa que todo grupo de AOR quiere llegar a tener. Bella hasta el espanto, me encanta de principio a fin… puro Melodic Rock Sound. Tremenda. El solo de guitarra otra vez dificilísimo, creo que francamente en este estilo no me termina de casar bien.

Booklet page 4 and 5

Sweet dreams tiene ese toque de los primeros discos de Dio, algo sorprendente dado el estilo en el que se mueve el Sr. Patterson. A mí personalmente me encanta dado mi admiración por el pequeño elfo. El estribillo genial, es uno de mis favoritos del disco. Yo que vosotros no me lo perdería. Eilene tiene esa marcha que tiene por ejemplo la majestuosa “The race is on” del primer disco de Joe Lynn Turner. Sin duda es para llevarla a todo volumen en el reproductor del coche, melenas al viento y prestando la atención requerida a su explosivo solo de guitarra. Temazo. It´s all coming back to me tiene ese toque Blackmore en los riffs de guitarra de sus mejores discos. Juraría que me parece oír a Gillan haciendo coros. Si PEO tiene influencias, no parece que le de miedo mostrarlas. Gran tema para nuestra selecta audiencia. Love a woman brillantes guitarras se abren paso a través de la voz de PEO, muy sonido ochentero, pero sin la magia de los estribillos de temas anteriores. No está mal. Pero no es de mis favoritas.

The Apple of temptation comienza a revelar mis temores… y es que muchos artistas dejan las peores para el final. Por si sola, no está mal, pero su nivel es claramente inferior a las anteriores, lo que deja un mal sabor de boca final. El disco no estaba mal hasta hace unos minutos. Dangerous nos invita a probar un cierto sonido Saxon en este tema para despedir el disco, lo que le aleja claramente del sonido que transporta el 80% del disco. No sé si es debido a la cantidad de registros que tiene el Sr. Patterson, o es producto de mi imaginación. Pero si no canta en algunos tramos Biff Byford entonces es que me estoy volviendo loco… No puedo dejar de loar las virtudes otra vez del guitarrista Roger Ljunggren que me resulta estratosférico. Un animal. A mí me ha impresionado, cosa nada fácil a estas alturas.

No sé si recomendar este disco a los amantes del AOR en general. A mí en líneas generales me parece un buen disco, pero depende de contra quien lo comparemos. Desde luego no puede con su imbatible debut Look what I’ve started así que vosotros mismos. Si sois como yo algo coleccionistas, os gustará tenerlo. Si andáis algo justos de dinero, entonces hay opciones mejores como por ejemplo lo nuevo de Wild Rose…

7,5

Whizard