HARDREAMS- PORTADA COUNTDON TIME -DEFINITIVAPues este 2016 se inicia con el nuevo álbum de los barceloneses Hardreams, aparte del cariño que proceso con su vocalista Manu, es de obligado cumplimiento tener su trabajo junto a la estantería donde tengo todos los anteriores. Así que fácil tengo reseñar algo cuando hay cariño.

HARDREAMS es una banda de hard rock melódico formada a mediados del año 2000 en Ripollet (Barcelona).

Sus componentes actualmente son: Manu Esteve (voz), Sergio Hormigó (Batería), Víctor Muiño (Bajo),Miquel Garcia (Teclados) y David Agüera(guitarra).

Las diferentes influencias de los miembros de la banda hacen que HARDREAMS

posea un sonido que va desde bandas de puro A.O.R. como Magnum, Harem Scarem, Ten o Survivor, hasta bandas de hard rock como Dokken, Whitesnake, Van Halen, Queensrÿche, etc., todo ello con un sonido fresco, moderno y personal.

¿Puede ser su trabajo más Aorero? Sin duda. 11 te mas llenos de mucha melodía donde los coros toman un cariz apoteósico. Con la inicial “Fire child” ya lo predice los teclados, si señores, Aor de verdad donde la base rítmica me engancha desde el comienzo. “Soul mates” te llevará en volandas al mundo melódico donde te viste poco a poco para presentarte especialmente en los estribillos, auténticos ganadores. Protagonistas estelares, me gusta mucho el envoltorio de los teclados al tema y gran solo de guitarra.

“Lights and shadows” es un medio tiempo que va de menos a más en intensidad con ciertos toques desgarradores y una musicalidad más hard, riffs muy marcados y la voz de Manu cantando con huevos y mala leche. “More than one life” es especialmente melosa y contagiosa. Es de mis temas preferidos del disco y es que es tan aorera que me engancha a la primera. Es de caballo ganador para presentar en sociedad.

IMG_20160202_201025

Se hace corto y eso es bueno, “Best days of our lives” es el quinto corte y el piano te da la bienvenida abrazándote fuerte en lo que podemos llamar una lenta. Con una letra para un 14 de febrero nos ponemos tontines e íntimos. Está claro que su quinto disco se ha movido definitivamente al terreno más melódico, al contrario  de lo que muchas bandas están haciendo hoy en día, caso de Airless por ejemplo y que no digo que sea malo ni bueno. “Into our dreams” vuelve a cabalgar en las armonías como potro desbocado, con una fuerte base y una voz muy rasgada en un tema poderoso y directo.

“A new beginning” muy seguido volvemos a ponernos suavecitos en otra balada y es el  pero que veo, anteriormente me había venido arriba y me hace volver a bajar a reposar de nuevo, esta más íntima quizá que “Best”. “Summertime”es la nuestra niña bonita, no conozco casi ningún tema de nuestro mundillo que con la palabra summer sea mala, al revés siempre llena de buen rollo y recuerdos positivos. No cabe duda decir que este es otro de mis temas preferidos. Me recuerda a bandas como las escandinavas o la buena época americana. “Give me” es un tema mas orientado a la melancolía musical con cierto regusto blues, asomando por las cuerdas de Manu, hay una acuarela de matices muy diversos y que con las escuchas seguro que vas descubriendo más. La guitarra suena muy a Gary Moore en el momento protagonista al final y me hace estremecer.

El single con el que nos presentaron este trabajo “Countdown time” intenta reunir un poco los ingredientes de todo el cd, melodía, buenos riffs, y solidez. Y la verdad que el resultado final es un temazo de hard/aor que te hará recordar porque amas esta música la nuestra. Cerrando nos reunimos con “Crying” suena tan americana con esos hammonds y la voz en ciertos momentos tan countries que me lleva al árido desierto de Arizona. ¿Por qué? Ni idea! 

Si eres amante de la banda te gustará y si no ya es hora de  que los descubras con su trabajo más melódico en mi opinión. 

8´5