RICK SPRINGFIELD Rocket ScienceImaginemos que hoy es uno de esos días donde te levantas optimista, alegre, luce un día radiante con un sol espléndido, oyes cantar alegremente a los pájaros y decides salir a dar un paseo con una sonrisa en la cara. Esto, que podría parecer otro anuncio de galletas con vitaminas B6 y calcio, o el enésimo anuncio ridículo de compresas, es en realidad la descripción grafica de lo que aporta a tu vida oír discos como este que nos ocupa. Y es que después de escucharlo varias veces, llego a la conclusión que Rick Springfield ha vuelto a tocar la tecla correcta a la hora de componer este nuevo trabajo llamado Rocket Science. Es perfecto para llevar en el coche a cualquier hora, en cualquier viaje, para correr un rato con unos cascos puestos, es en definitiva un trabajo que siempre agradecerás oír sea cual sea tu estado de ánimo. Tranquilos que ahora no os meteré el ladrillo habitual contando su historial de discos pretéritos sacados de Wikipedia, que siempre ayudan a hacernos parecer un poquito más listos de lo que en realidad somos. Solo deciros que este gran artista que ha sacado más de una veintena de discos, algunos realmente buenos como “Rock of life”, mi preferido por cierto, “Tao” o “Karma”, discos que tengo en el viejo formato de vinilo.

La realidad es que es un disco que se me hace corto, a pesar de tener 13 temas, lo cual a priori no parece malo ya que nos deja con ganas de más. Mi percepción personal con respecto a este artista es que se trata de un músico con mayúsculas, bien preparado, precioso tono de voz, con discos antológicos, no muy conocido en España, lo cual es una pena. Debe ser que Australia, patria del artista, nos pilla demasiado lejos. No se me ocurre otra razón. Se me ocurre otro solista australiano llamado Shannon Noll con discos antológicos y que en España casi nadie conoce. Y así muchos más…

Lights the party up abre un disco intenso, que los que somos fieles seguidores de su música agradecemos que siga en esta línea, que se deje de experimentos al estilo de lo nuevo y decepcionante disco de Bryan Adams por ejemplo, o lo infumable que sacó Mark Spiro, un trabajo incomprensible si nos atenemos a lo que había publicado anteriormente. Al menos Rick Springfield mantiene ese Rock de autor, reconocible, exquisito, que deja siempre el pabellón alto. Guitarras sólidas, ese toque de batería con toque metálico de cencerro que tan bien expresaba el mejor batería de la historia llamado Cozy Powell. Música divertida, positiva como decía en mi introducción. Buenos coros, unos casi inaudibles toques de mandolina en segundo plano en coros, en fin un temazo bien compuesto y realmente bien interpretado. Me encanta. Es increíble que tenga ese tono maravilloso de voz a pocos meses de cumplir 66 años, algunos artistas no envejecen nunca. Down se mete de lleno en el sonido de solista americano de rock, el propio Shannon Noll podría haber firmado este tema y a nadie le extrañaría. El sonido es muy cercano. Las guitarras fantásticas así como la voz de este vocalista que no desfallece en ningún momento. Coros bien pensados, me encanta este tema particularmente.

rick-springfield-press-2016-billboard-650

That one me parece el mejor del disco, para mí sería el single perfecto y es que todo en este tema me deja sin aliento. Los coros son simplemente fabulosos, el estribillo brillante, con una luz casi cegadora. El mejor Rick de todos los tiempos parece que ha vuelto con un tema impresionante que bien podría estar en ese soberbio Rock of Life, disco inmenso. The best damm thing no puede seguir la estela grandiosa del tema anterior pero resulta un buen tema como ya habrás comprobado si sigues haciendo Running y compruebas estupefacto que es verdad que existe música que te ayuda a dar más de ti a la hora de hacer esfuerzo… ya va siendo hora que cambies las bandas sonoras de Rocky III y IV en tu iPhone.

Miss Mayhem resulta algo extravagante con la dichosa mandolina abriendo el camino hasta que el sonido eléctrico vuelve las cosas a su cauce. No es el mejor tema del disco desde luego, pero tampoco esta tan mal. Vuelven los coros de su disco Tao por ejemplo. Pay it forward nos devuelve al sonido general del disco, y otra vez os tengo que resaltar los estribillos, fantásticos, coros de gran nivel, otra vez esas ganas de salir a pasear… maldita sea si me estaba quitando las deportivas y oyendo esto uno se pregunta qué demonios haces en casa… hala a salir a que te de el sol… dejemos el Facebook un poquito y a caminar oyendo joyas como esta… que gran tema dios mío. Mi nivel de optimismo acaba de subir otro 15%…descarga

Found es una sucesión de guitarras acústicas mimadas desde el buen gusto, llevando en volandas esa voz de genio incombustible, ese artista que me merece el mayor de los respetos y que admiro desde que cayó en mis manos una cassete de su disco Karma y que me convenció totalmente a pesar que en esa época mis gustos iban desde Judas Priest hasta Ozzy, Rainbow o Dio. Crowded solitude sería el tema perfecto para la nueva adaptación que van a hacer de las Chicas Gilmore, tema de gran belleza, coros en mayúsculas, positivismo, buen rollo, en fin, una ración de bienestar más propio de galletas Bellvita, de un paseo en barca sobre un lago en Canadá que de un disco de Rock. No puedo evitar oírla un par de veces más antes de pasar a la siguiente. Let me in otra muestra de buen gusto, me llama la atención la calma con la que canta Rick, como si estuviera apoyado en un árbol leyendo un buen libro, y lo de cantar fuera algo secundario, como en segundo plano. Es lo que tiene el talento, que haces cosas sobresalientes sin esfuerzo aparente. Este tipo es un genio. All hands on deck parece el tema apropiado para firmar el nuevo himno del Liverpool, es otra genialidad que se saca de la manga el bueno de Rick. Las imágenes del salvaje Oeste con una botella de Bourbon en la mano y subir el volumen de este tema y te sentirás que estas dentro de la banda de Billy el Niño… Me parece glorioso este disco, Rock diverso pero con denominador común… Talento y calidad.

We connect empieza como los fans de Rock recordamos de anteriores trabajos, ese tono de voz que jamás ha perdido, y esos coros mágicos que hacen un disco rayar entre lo bueno y lo sublime. No sé por qué me recuerda a algún disco de Daughtry en el estilo personal del solista americano. Empiezo a plantearme si no será este el mejor tema del disco, consigue transmitirme una sensación de paz, de tranquilidad que muchas veces creíamos perdida… los problemas cotidianos nos absorben demasiado. I wish I had a concrete heart otra buena descarga de adrenalina, sin duda que este disco perdurará en mi recuerdo muchos años. Es difícil cantar mejor, ese sentimiento que pone este artista es realmente apasionante. Después de tantos años, que nos siga sorprendiendo es algo increíble. Porque el manantial de las ideas se va secando como podemos observar en cientos de bandas que viven de lo que fueron y ya no son. Y este tipo sigue en lo más alto de la cadena alimenticia. Mi respeto por él y su música resulta abrumador. Earth to angel es el perfecto cierre un poco más Country pero de una belleza sobrecogedora con coros e ideas en estribillos como gaitas de fondo me producen sensaciones reconfortantes que solo me lo provocan temas de tal belleza.

En definitiva, un álbum que deberías escuchar al menos una vez (o mil) en la vida. Rock de autor de muchos kilates. Y si te da pereza el running, también puedes coger una carretera sin fin y conducir con este disco a todo volumen… veras como dejas tus problemas atrás… Deberías pensar que el resto de tu vida empieza hoy… Al menos hazlo con buena música…

8´5

Whizard