FRONTUn buen disco de Hard Rock que tiene elementos tanto de carácter clásico como más modernos, sin duda una buena excusa para pasar un buen rato escuchando el último trabajo de estos suecos que mantienen el nivel y la línea musical que nos plantearon en entregas anteriores.

La descarga comienza con The Great Scape, que desde el primer momento nos introduce en un ritmo enérgico donde guitarras afiladas, la presencia del hamond y la rasgada voz de Tobias Janson nos marcan las credenciales de la banda, con un mas que decente tema para abrir fuego.

Un riff de autentico lujo hace presencia junto a un ritmo pesado que nos hará recordar alguna banda del NWBHM, en Casters of the First Stone, sin duda el melódico estribillo se nos colará en nuestras cabezas, un tema que además incluye algún pasaje de carácter épico que dota de un gran calidad al resultado final, quizás de lo mejor de este trabajo.

Seguimos a base de ritmos de guitarra machacones, con interesantes elementos rítmicos con el tema que da nombre al disco For the Greater Good, un corte que va a gustar a los amantes de los orígenes del Heavy rock especialmente con origen inglés.

Un riff mucho mas moderno da paso a un excepcional medio tiempo como es Heartless, en el que destaca una interesante melodía en la estrofa, así como un pasional estribillo, uno de mis temas favoritos desde la primera escucha, me parece muy oportuno destacar un preciosista solo de guitarra a cargo de Victor Olson y es que un buen solo no solo se debe referenciar en tocar notas a mil por hora y este sin duda es un buen ejemplo de ello, si señor muy buen gusto.

Seguimos con la linea mas hard rockera de la banda en la que sacan a relucir su gran capacidad melódica en Dandelion´s Shame, un tema que incluye algún aspecto de rock progresivo, pero sin extralimitarse ni perder la esencia de su sonido en ningún momento.

Shadowland da una vez más pie a sonidos más heavies arropados de una contundente sección rítmica y un gran trabajo vocal que se nota que se mueve a la perfección en estos terrenos, impecable el trabajo a las baquetas de Anton Ross.

Una delicia musical es la introducción de Wake up the world, un corte que juega con melodías de carácter oriental enmarcado en un tiempo pesado y contundente, quizás le podían haber sacado un poco más de originalidad a este viaje por escalas armónicas, aunque no dejan de firmar una buena canción.

01_Saffire

Volvemos a sonidos modernos con As Promises Burn, una balada/medio tiempo cargada de melodías, arreglos y sonoridades atmosféricas que rompe en un estribillo más que brillante, por estilo no es una muestra representativo del trabajo global de la banda, pero si tienes la oportunidad de escuchar este trabajo no te pierdas esta canción, en mi humilde opinión lo mejor de este For the Greater Good.

Blame it on the Rain hace su aparición con un riff que seguro que recuerda a los guitar heroes de los ochenta, la canción se desarrolla dentro del Hard Rock sin aportar demasiado nuevo.

Vamos con riffs de corte más clásico y más cercanos al Heavy Rock en Ghost Town, del que merece destacar un estribillo con una interesante armonía en los coros que te hace levantar la cabeza una vez más para disfrutar del buen hacer de estos suecos.

Para acabar el disco precisamente un tema que viene a llamarse This is not the end, en el que bajan revoluciones par ofrecernos un medio tiempo con un estribillo en el que se aumenta la intensidad para busca un adecuado clímax, arreglos modernos para firmar otra grandísima canción.

Saffire firma por tanto un muy buen trabajo, en el que sin duda lo más disfrutable es que te hace viajar desde los tiempos de Purple o UFO a sonidos más contemporáneos haciendo un guiño a las distintas sonoridades que ha aportado el Hard Rock y el Heavy clásico a nuestra historia musical.

7´2

Jordi Castilla