descarga (2)Lo han vuelto a hacer… Malditos sean. En mi imaginario musical ya tenía formado mi podio con los 3 primeros discos del año… Champlin Williams Friested, Care of Night y Eclipse. Y de repente todo se me ha venido abajo. Malditos sean… Está claro que la Ópera no se acaba hasta que no canta la gorda…

Cuando sacaron su primer disco llamado Wings of love, este proyecto del batería Daniel Flores junto a Robbie La Blanc vocalista de Blanc Faces, captó enseguida mi atención. Además la nomina de invitados era asombrosa… Erik Martensson, James y Tom Martin componentes de Vega, Del Vecchio, en fin gente sobradamente preparada. A mi juicio en un año 2013 no especialmente prolífico en cuanto a lanzamientos AOR fue el mejor disco del año junto al segundo de W.E.T., o el de Covered Call. Ese disco lo recuerdo como un soplo de aire fresco, una calidad en la grabación del disco apabullante, todo sonaba a la perfección además de esa voz… esa voz que te traslada al mundo de las sensaciones placenteras. Creo que es difícil cantar mejor de lo que lo hace este hombre.

Y ahora me encuentro que no sé qué decir. La demostración de talento es de tal magnitud que nada de lo que os diga os podrá dar idea de la obra de arte ante la que nos encontramos. Esto es el David de Miguel Ángel, la Capilla Sixtina, el Tajh Majal, la Muralla China… no sé, cualquier creación humana que va mas allá de lo acostumbrado, más allá de lo imaginado, porque esto es tan realmente bueno, que se debería enseñar en las escuelas públicas como otra obra de la concepción humana que se sale de lo común. Que cociente intelectual hay que tener para manejar temas tan selectos, tan bien pergeñados, tan sólidamente construidos…

Hay que reunir tal cantidad de talento que seguramente han debido contratar los servicios de algún mentalista o médium para recolectar esos polvos de hada necesarios para realizar las cosas perfectas. Mortales y la que se le puedan sacar de los espíritus de los genios de la música ya fallecidos. Porque esto amigos… es de otro calibre. Se han pasado… sinceramente… han dejado en pañales a todos los músicos del sector lo que en el mundo del AOR resulta algo poco menos que imposible. El AOR bien hecho requiere grandes dosis de talento, y superar ciertos discos es una labor titánica. Pero lo han hecho… no sé cómo, pero lo han conseguido.

find_me

Se han vuelto a rodear prácticamente de los mismos músicos de su primer álbum, pero si he de decidirme por uno u otro disco, este me parece superior… algo difícil de imaginar pero es así. Demostraciones de superioridad así no se suelen prodigar mucho… Los discos de Work of Art, el de The Magnificent, el primero de W.E.T., el último que sacó Jimi JamisonC.W.F., no sé, creo que hay algunos más pero no muchos.

Bajo los teclados de Soren Kronqvist, Nowhere to hide abre esta fenomenal demostración de talento, donde las cristalinas guitarras de Christopher Vetter y Phillip Lindstrand dan paso al terciopelo de la voz de Robbie La Blanc, y esto como además esta portentosamente bien hecho, tu cerebro empieza a trabajar como las ruedas de esa locomotora del oeste donde entre nubes de vapor empiezan a patinar poderosas en las vías. Tus endorfinas que estaban relajadas, son pilladas de improviso y empiezan todas a agolparse en el lóbulo frontal de tu cerebelo. El tema ha captado tu atención absoluta y todas las cosas que ocurren a tu alrededor han dejado de tener importancia. No puede ser de otra manera. Cuando se alcanzan las cotas de calidad que tiene este tema, pueden ocurrir cosas como esta… tiempo bala lo llamaron en Matrix… todo fluye lento, ves a la gente mover los labios pero no oyes, nada te interesa salvo la perfecta voz de ese maldito vocalista. La limpieza de sonido me deja estupefacto, el estribillo alcanzando cotas más allá del entretenimiento usual entre la raza humana, me empiezo a preguntar si esta gente no será de otra galaxia. No es posible componer esto tu solo en la soledad de tu habitación, junto a un piano y un libro de notas. Coros, estribillos, estructura en general de la canción con infinidad de arreglos por doquier, un sonido de teclado en segundo plano… son tantos los detalles y tan complejos de describir que solo te invito a que oigas el single que está en YouTube.

Let love rule marca un sonido de guitarra junto a esa voz… esa voz que me desarma por completo y a la hora de empezar los giros que encierran un estribillo bien hecho… ohh la la… como me gusta esto. Te recordaran a los mejores Work of Art a la hora de los estribillos. Es la música que me apasiona… por cosas como esta me hice Aorero si esa palabra existe… ciertamente el placer que siente todas y cada una de mis células no es ahora mismo comparable con nada. Que curiosa es la mente humana… la música es una de las pocas cosas que pueden hacer que tu cerebro juegue con tu estado de ánimo y el mío ahora mismo está por las nubes. El solo de guitarra apabullante, precioso de ejecución, difícil e increíblemente hermoso. Que tema más bello… ahora mismo estoy absolutamente conmocionado. Por favor que no pare esto… Cuando os hagáis con este disco, por favor, desconectar de todo y de todos, enciérrate en una habitación a solas con tu alma y disfruta todos y cada uno de estos temas que son un regalo para tus sentidos… hacerme caso. Y si una bella melodía de un piano junto a acordes lejanos de guitarra le juntas una voz desgarradoramente buena, el resultado lo podríamos llamar Forever… Este medio tiempo castigará tus malos recuerdos, acabará temporalmente con esos ratos donde mandarías a la mierda a todo y a todos, y atrapará tu alma como ha atrapado a la mía. La mas sobrecogedora de las bellezas enterrada más allá de los tiempos, arrolla tu mente con una exhibición de clase y buen gusto. Cuando alguien compone algo así supongo yo que te quedas vacío por completo… cuando despiertas empapado en sudor, miras el papel donde escribiste las notas que ordenadas, te llevan a escuchar cosas como esta… y entonces muestras esa sonrisa que solo tienen los ganadores.

Another day es posiblemente uno de los mejores temas de un disco excelso, lo que es muy atrevido por mi parte. Tiene más arreglos que una fachada de un piso en Palestina, una guitarra en segundo plano, el bajo sonando poderoso sujetando el tema, otra vez esos malditos estribillos que te dejan estupefacto, todo en realidad esta manejado a tal altura que dudo mucho que algún disco llegue alguna vez a superar esto. El mundo del AOR tiene un nuevo estándar como Celsius lo es a la temperatura. Y Angelica Rylin cantando la segunda parte del tema para terminar de derrotar cualquier enemigo que ose acercarse. Que brutalidad de tema. Este disco será una referencia dentro de 25 años y espero que podamos estar allí para verlo. El tema que da título al disco Dark angel es otro cañonazo a la línea de flotación de tu mente para mantenerla despierta, o dicho de otro modo, el estribillo se te mete en la cabeza y no es posible mandarlo que se marche. Las guitarras suben y bajan con la contundencia de los buenos grupos de rock, teclados al fondo del pasillo, otra obra de arte se dibuja en la lejanía. Digo yo que se les acabará pronto el talento en el resto del disco, es imposible mantener el listón tan alto… corren el riesgo de avergonzar a sus compañeros músicos también como ellos… que arreglos, pausas… puro arte.

Bleed in the rain sigue la línea de los mejores Asia de John Wetton, me empieza a dar la sensación que estos tíos no aflojan. Se han propuesto hacer uno de los mejores discos melódicos de los últimos 30 años y hasta ahora creo que lo han conseguido. Aquí el estribillo, coros y giros musicales rozan lo excelso, lo sublime, el vocalista está en otra dimensión, los guitarras brutales, el solo de guitarra está al alcance solo de los virtuosos, y “La Mano de Dios” que creo que está detrás de todo esto. La raza humana está lejos de componer con tal grado de perfección. Estamos cerca de igualar el milagro de la Virgen de Fátima.

Y de repente llega Face to Face… lo que faltaba… a ver como explico esto sin parecer el manager del grupo como seguro piensa más de uno. Aquí existen varios giros dentro de un mismo tema pero a cual mejor. El estribillo es devastador, destroza tu mente con toneladas de buen gusto musical, es tan hermoso, tan bello que posiblemente tengas que pellizcarte para no creer que estas dentro de un mundo de sueños… de sueños de lo inalcanzable, de lo que jamás se podrá componer porque sea demasiado bueno, demasiado imposible de conseguir y sin embargo está ahí… delante de ti, deslumbrándote… es imposible comprender tanta belleza.

Where do I go nos traslada a los mágicos mundos de fantasía, de las princesas rubias y bellas esperando ser rescatadas por un valiente caballero que luche contra la malvada bruja dueña de un dragón gigante. Y es que el tema esta tan lleno de magia que tengo la sensación que en el momento que suene este tema en particular y según el día y la hora apropiadas, mi mente se verá trasportada a otros mundos, a otra dimensión fuera de lo conocido. Es tan jodidamente bueno, está tan bien compuesto que solo puede haber sido cocinado dentro de la marmita donde se cayó Obelix. Todo suena tan mágico, tiene tantos y tanto arreglos repartidos a lo largo del tema que contemplo absorto todos los recovecos que encierra este tema. Me veo a mi mismo de niño de 4 años la primera vez que entra en el Toy´s a´Rus donde le faltan ojos para ver tantos juguetes juntos. A mí me pasa lo mismo. Me faltan oídos y varios cerebros más para darme cuenta de la dimensión que encierra este tema. Es un trabajo soberbio. Midnight memories podría bajar algo la nota general del disco… pero no es así. Otra vez los coros, ese estribillo majestuoso, esa voz celestial que seguramente Odín se guardará en el futuro para que le cante las victorias llevadas a cabo por sus guerreros legendarios mas allá a Asgard. Es increíble lo de este disco, no desfallece en ningún momento. Esto me resulta épico cuando vivimos rodeados de la mediocridad más absoluta en tu vida diaria y estos tipos componen algo rayano en la perfección. Que atrevidos. Qué gran tema… otra vez.descarga (1)

Don´t sleep away tiene el estilo de AOR americano de toda la vida, Survivor, Bad English etc podría haber firmado un tema así. Coros adornando la habitación, siguen al vocalista como esa manada de lobos siguen al líder. Otro solo de guitarra para enmarcar, toneladas de buen gusto, esa voz que no me canso de loar, de apreciar, es imposible permanecer impasible ante tal belleza, tal cantidad de talento derrochado por unas cuerdas vocales privilegiadas… que insensible hay que ser para no caer derrotado ante algo así. Pero cuidado… una teclas mandadas desde algún paraíso cercano dan paso a Robbie junto a unos acordes de guitarra para anunciarnos que Did you feel any love llega para quedarse, para abrirse paso entre todas las canciones anteriores y no palidecer ante tanta belleza pretérita, tanto poder demostrado, tanto talento derrochado sin medida para adornar un disco excesivo, abrumador desde el principio, obra maestra dirían los antiguos… El solo de guitarra otra vez excelso, de otro nivel, me acuerdo de Phil Collen que va de líder y ante estos dos semidesconocidos haría el más absoluto de los ridículos… pero es rico, famoso y tiene más pectorales así que no hay más que hablar. Y llega la hora de despedir esta obra culmen, este excesivo disco de AOR y lo hacen con otro tema de culto llamado I’m free, otra obra bien pensada desde el principio, otro acopio de toneladas de talento musical puesto al servicio del rock. Del rock bien hecho. Los coros escalofriantes, el estribillo maravilloso, el tema es un poco distinto a la línea general del disco pero casa bien. Que autoridad, que bofetón en la cara de todos aquellos músicos que piensen que han publicado el mejor disco de rock melódico del año 2015.

Es tal la superioridad de este Dark Angel que difícilmente volveremos a ver otro disco tan superior a nada de lo que se haya publicado antes. Con vuestro permiso me voy a tumbar un rato y ponerme este disco solo con la intención de cerrar los ojos y escuchar otra vez, sin estar sentado detrás de un teclado, esta obra de arte contemporánea, esta muestra de orfebrería musical de difícil explicación más allá de lo razonable. Resulta mágico… conmovedor… ver que todavía existen músicos capaces de sacudir tu alma, de envolver tu mente entre notas de poesía musical, de llenar el aire con sonidos más bellos que el silencio, de llevar tu alma mas allá de lo que tu corazón es capaz de soportar… de entregarte en definitiva una parte de su saber, de su conocimiento a cambio de casi nada… que son poco mas de 12 euros a cambio de la felicidad suprema, de un viaje al mundo de la perfección mas absoluta… de poder decir algún día… “tengo uno de los mejores discos jamás editados…” y recuerda que lo leíste aquí… donde empiezan tus sueños… Cuando el cielo se convierte en música…

10

Whizard