descargaÚltimamente hay bandas que renacen, es el caso de Stryper y su FallenHay canciones de este álbum que son puramente bíblicas,  algunas tomadas desde las escrituras pero la música es heavy. Musicalmente dicen que es su mejor álbum hasta la fecha. Que tienen su propia “Honestly” en la balada y que Yahweh es su mejor tema desde su reunión.

¿Quieres saber si es cierto todo? Abramos en dos ese mar y miremos al fondo.

Para redimirse de todo pecado el disco abre con precisamente Yahweh”, curiosamente la más larga del redondo. Coros de iglesia hacen de apertura para saber que este es el mundo de Stryper, Más Heavy que nunca comenzamos y con una voz tan chillona y aguda de Sweet que te rompe los tímpanos, los ritmos machacones de guitarra se te clavan en la nuca y el cabeceo es inmediato, cuando eso se suma a los coros”celestiales” hace el resultado de un tema Acojonante, eso sí para mí no es el mejor desde la reunión y creo que tampoco de este “Fallen”.Y en él nos quedamos, creo que aquí Michael se convierte en el ángel caído, parece poseído por una fuerza oscura, pesada y muy perversa. Su voz parece que está en plena forma, gritando con desgarro, las rítmicas son atronadoras y la velocidad del tema es apabullante siempre in crescendo en los estribillos donde la gama de voces y melodía incrementa a raudales. Este corte es de mis preferidos.

“Pride”, Estoy a tope y quiero caña! Es puramente Stryper, da igual el disco, es reconocible. Un poco más cadenciosa pero sin perder bravura. La voz sigue despeñándose por el acantilado de la ferocidad con rabia.Puramente una “vindicación”, Orgullo! La siguiente “Big screen lies” que hace poco salía en vídeo montado por Frontiers es la patita fea del cd, muy densa que apenas podemos menear la cucharilla y equilibrar el contenido, así sólo se nos queda la boca pastosa.

Pero la cosa cambia cuando tocamos el cielo y precisamente “Heaven” nos abre las puertas del paraíso, encaminado a un himno, sin respiro, los riffs se dejan sentir por Oz en plena comunión(amen) con las cuatro cuerdas excepcionales en estos surcos de Gaines. Seguimos con ese sonido “antiguo” que nos lleva a su época dorada en “Love you like i do” y puede ser que mi memoria me lleve a unos recuerdos maravillosos del In God We trust. Mi disco favorito de ellos.Sí, por eso seguramente es el corte más melodioso y dulzón por llamarlo de algún modo porque el disco es más duro que cagar cadenas. 

stryper-band

Bueno, ya llegó la balada veamos si es lo que dicen que es, “All over again” empieza con una guitarra muy sureña y amigos me parece más un tema en sintonía con ese Lady que sacaron que con Honestly, cierto aroma Country incluso, bonitos coros y muy “dulce” pero vamos nada que ver con su increíble obra magna antes citada. “After forever” empieza como si fuéramos a ver la serie de Friends por los primeros acordes pero nada de eso, es otro corte de los que me baja la nota con mucha tristeza, tema sin pena ni gloria pasa el lado heavy de mis niveles, le falta punch.

Sin embargo “Till get what i need” es mucho más bailable dentro de esa aspereza. Abstenerse melódicos porque esto es Stryper en modo trueno, no se si se unirá Thor a la fiesta, menuda tralla están repartiendo. Quizá otra de las pegas que yo pueda poner al disco es que le sobren dos o tres temas y este “Let there be light” ya me suena de antes y eso que tiene un estribillo ostentoso y llamativo.

Acabamos con “The calling” y “King of Kings” la primera con mucho ritmo y puramente Soldiers under command, vamos que huele a kms. La última es el cierre a una vuelta explosiva y seguramente me gustaría verles en vivo y ver que tal defienden estos latigazos divinos. Me duele la cabeza de tanto cabezazo. Ya sabéis que me muevo por los inescrutables caminos del Aor más a menudo pero Fallen es un trabajo para amantes de Stryper sobre todo.

8