supremacycdComo ver florecer una rosa en medio del desierto, como ver un político honrado, ver volar un pájaro sin alas, o que te hagan una buena paella en China… existen cosas que son casi imposibles y sin embargo suceden. No me preguntéis por que… es el milagro de la vida… Que unos chicos colombianos, de Bogotá por más señas, no les haya dado por el Reggaetón, la salsa o el esperpento ese que hace su paisano Kevin Roldan, es un autentico milagro. Y no contentos con ello, se sacan de la manga un gran disco debut que se mueve por los terrenos melódicos que tanto nos gustan. Ese sonido AOR que tan bien defienden los chicos escandinavos de Europa, y que incluso algunos de ellos han ayudado con algunos temas de este disco. No cabe duda que se han sabido rodear de grandes ejemplos de la música bien hecha. El vocalista de The Poodles, el vocalista de Three Lions o el mejor compositor del mundo de la actualidad como Robert Säll, título que comparte con Erik Martensson. Todos grandes músicos y que han contribuido de forma notable en el resultado final del disco. Punto y aparte son algunos de los músicos que forman este grupo, en los que destacaría a Paul Reyna el bajista que me parece una mezcla del mejor Billy Sheehan de la época de Talas con el Marcel Jacob de Talisman, y Danny Acosta un guitarrista que podría tocar en cualquier banda que se propusiera dado el excelente nivel que da en todo el disco. Estamos ante un virtuoso de las seis cuerdas. Los demás no desafinan en absoluto, pero me han llamado la atención estos dos. Sus influencias Mr. Big, H.E.A.T., Harem Scarem o Gotthard entre otros dan una idea de por dónde va este disco.

No one like you nos trae a Jakob Samuel el magnífico cantante de The Poodles para hacer un dueto con Harold Weller el vocalista de la banda. Me parece de los mejores temas del disco así que es un acierto empezar fuerte. Es algo así como una salida de carreras de F1 donde hay que salir fuerte y seguir acelerando sin descanso hasta el final. Para mí los 3 o 4 primeros temas son fundamentales para hacerme una opinión de un disco. Y el resultado es un más que excelente tema con la fuerza vocal de Jakob que inunda la habitación, dejando poco espacio para el lucimiento de Weller. Es lógico cuando estas al lado de una autentica fuerza de la naturaleza en esto del Melodic Hard Rock. Turning to dust nos trae un comienzo sorprendente de teclados y guitarras muy bien hechas y la entrada de uno de los vocalistas del grupo ya que Paulo Cuevas el teclista también canta. Es una moda bien traída que ya hacían desde aquellos lejanos tiempos los Journey sin ir más lejos. Y debo decir que al no tener información del disco hay uno que me gusta más que el otro. Creo que el que me gusta más es Weller, pero no termino de estar seguro. Cantan bien, pero hay uno que es claramente mejor así que sin ánimo de dar consejos a nadie, deberían dejar cantar al mejor de los dos y dejarse de tanto dueto.

On my way nos trae a uno de los mejores vocalistas británicos de la actualidad como Nigel Bailey de Three Lions. A mi tanto su disco en solitario como el trabajo con el grupo que le dio a conocer me encantan así que hay que felicitar a los chicos de Supremacy por darnos estos auténticos regalos celestiales. El trabajo vocal de ambos es simplemente alucinante, el bajista con una carga de trabajo bestial, y el guitarra sonando como los grandes. Me encanta su forma de tocar. Ojo con este chico no sea que paguen su clausula como en el futbol y le fiche un grande. O al bajista…

Save me resulta ese medio tiempo con el que acariciar el pelo de esa mujer a la que enamorar y nunca encuentras el momento adecuado. Seguro que oyendo temas como este te resulta mucho más fácil. El tema de una belleza escalofriante a partir del minuto 3 empiezas a descubrir que estamos ante una gran banda, en el hipotético caso que no lo hayas hecho antes. Time never lies vuelve a brillar con luz propia los dos protagonistas de las cuerdas del grupo con mención especial al trabajo en la batería absolutamente soberbio. Prestad atención al solo de guitarra realmente bueno, bello y de gran dificultad. Estamos ante muy buenos músicos, incluso el teclista sabe darle ese toque a los temas sin recargarlos groseramente, dotándolos de una profundidad y una belleza alucinante.

11796300_935378259867942_3651202279085785315_n

Y aquí llega Cenicienta, con su traje azul de luz y belleza absolutamente cegadora, bajando las escaleras de la fiesta dejando a todo el mundo sin habla. Yesterday a freedom empieza con unos teclados sobrecogedores, unido a un riff de bajo y guitarra acústica que te dejaran literalmente estupefacto. Alessandro Del Vecchio y Robert Säll componen un tema para el recuerdo, un tema de una belleza insólita, un paraje de cascadas junto a montes llenos de pinares y ese olor a libertad, ese aprecio por el buen gusto, ese nivel que solo dan los elegidos, solo deciros que si el resto del disco hubiese tenido este nivel, estaríamos frente al que hubiera sido posiblemente el mejor disco del 2015. El bajo despide el tema como ese tren que se va de la estación con el amor de tu vida… Las musas que giran alrededor de la cabeza del responsable del tema, consiguieron su objetivo de componer algo realmente bueno.

Redamancy empieza despacio, como con miedo a romper algo, con la tranquilidad de los mares en calma. Los coros me recuerdan a los primeros Bon Jovi del 7800 grados Farenheit. Todo aquí resulta conmovedor, sin duda han hecho un buen trabajo a la hora de componer este tema. Solo reprochar que el tema parece cantado sin ganas, no sé, quizás este buscado a propósito. Meaning of love otro medio tiempo con la dulzura con la que una madre león lava a sus cachorros, está realmente bien cantada y otra vez hay que destacar lo que nunca destaca y es el trabajo de bajo. El sonido de batería fantástico, Alessandro ha hecho un gran trabajo de mezclas. Creo que es el tema donde Weller mejor canta en todo el disco. Para futuros trabajos yo intentaría cantar así en todos los temas, tengo la impresión que ha querido grabar muchos registros y matices y en mi humilde opinión aquí canta con una clase escalofriante. 

Star again empieza con fuerza hasta calmarse en una especie de medio tiempo muy agradable de escuchar. Trae a mi cabeza recuerdos de discos que tengo por ahí de Harlan Cage, aquí los coros funcionan muy bien,  sin duda lo mejor del tema. Dream goes on y ese fantástico sonido de guitarra envolviéndolo todo, los estribillos realmente interesantes, bien hechos pero pecan que carecen del gancho ese que hace que se te metan en la cabeza y ya no salgan. Seguro que en el próximo disco de estos chicos toman nota y consiguen fabricar esos estribillos estilo último disco de Jimi Jameson, Care of Night o Work of Art que te hace cantarlos una y otra vez. Que me perdonen, pero oído el disco varias veces no se me ha quedado ni un solo estribillo grabado en la cabeza. Y eso es por algo. El solo de guitarra realmente bueno a medias con el teclista que sube enteros en mi valoración hacia él. Gran tema sin duda, de lo mejor del disco. Despiértame tema en español de gran belleza, demuestra unas facultades vocales realmente sorprendentes. Cierra un disco especial, algo que no esperas, como una rosa en el desierto, como unos chicos colombianos que han hecho un trabajo notable en un país, el suyo, que no se caracteriza por sacar discos de esta calidad siendo además un debut. En cuanto se superen a la hora de hacer buenos estribillos, y el vocalista ajuste su voz un poco más, espero mucho de este banda… tienen un gran presente y espero un gran futuro.

Mi más sincera enhorabuena…

8

Whizard