SorenReiff_Gratitude_frontcoverGratitud es lo que uno siente cuando tiene entre sus manos una obra como la que tengo el placer de reseñar hoy para viriAOR. Quizá el nombre de Soren Reiff no os diga nada, salvo que durante los últimos años hayáis sido aplicados y hayáis sentido la necesidad de investigar más allá de la música que vuestros amigos cuelgan en Facebook.

En ese caso, felicidades, porque seguramente ya sabéis que estoy hablando de uno de los secretos mejor guardados de Dinamarca. Soren Reiff es un guitarrista, productor y compositor cuya carrera se ha desarrollado en su integridad dentro de los parámetros del jazz fusion y el smooth jazz. Ya en los lejanos años 90 del pasado siglo desarrolló labores de director musical en algunos de los programas de más éxito en la televisión danesa, pasando a girar años después con grandes como David Garfield, Jimmy Haslip (que a su vez colaboran ambos en este lanzamiento), Will Lee,  o Steve Ferrone.

 No podemos decir que Soren Reiff sea especialmente prolífico discográficamente hablando pues en 2003 ve la luz su primer disco, “Funky Flavas” , y en 2010 su segunda obra, “Miss You”, con colaboraciones del calibre de Michael Ruff, Mike Stern, Will Lee, Steve Ferrone o Ricky Lawson.  Ambos le granjean la rendición incondicional de la prensa especializada, comparando su estilo con el de grandes de la guitarra como George Benson, Larry Carlton, John Scofield o Robben Ford. Todo gran poder conlleva una gran responsabilidad, y las cosas buenas siempre se hacen esperar, así que 5 años después tenemos entre nuestras manos su tercer disco, que lleva el nombre de “Gratitude”, y que es el motivo por el que me asomo a las páginas de vuestra web para contaros mis impresiones al respecto.

“Gratitude” es un compendio de smooth jazz, funk , fusión jazzística aderezado con algunas perlas de blues de insuperable maestría, fruto de muchos años de experimentación y perfeccionamiento al servicio de la guitarra, todo ello enfocado al ser urbano que pretende extraer ese momento especial al final del día, cuando las calles dejan de hervir y la noche se apodera de los pulsos para ralentizar la agonía. Ese momento de calidad cuando ya sólo importa ser uno mismo, cuando dejamos de ser para los demás y comenzamos a vivir hacia adentro del espejo.

AAEAAQAAAAAAAALBAAAAJDA4MDM1MWE1LTY3NzgtNGQxMy04MDhjLTBiNGY5M2FkNmM1Mg

“Gratitude” nos ofrece 14 surcos entre los que brillan con luz propia “Who Would You Be?”, “You Turn Me On” (primer single elegido) y “I Can’t Deny”, no en vano nos encontramos entre dos y tres versiones distintas de estos tres cortes en el total ofrecido.  Resultan ser asimismo los temas más reseñables, quizá porque cuentan con el aderezo de las voces como reminiscencia del jazz vocal. Ya en segundo plano, piezas tan evocadoras como la bluesera “Blues for J”, la homónima “Gratitude”, una sutileza de smooth jazz maravillosa, o la soñadora “Longing Home”, para conformar un viaje pleno de sensaciones dulces y atemperadas.

Música necesaria e inevitable, sólo para aquellos que tenemos vocación universal y cosmopolita. Las cosas buenas nunca están de más.

8´75

Rocky