PRAYING MANTIS legacy COVERNo sé si conocéis la historia del diamante Hope, el que posiblemente sea el diamante más valioso de la actualidad. La joya con más de 300 años de antigüedad, y que ha provocado muertes horrendas a todos aquellos infelices que osaron poseerla durante un tiempo, aunque fuera breve. El número asciende a 24 desde el año 1680 así que ya podéis imaginar que no puede ser casualidad… la lista que incluye incluso a Luis XIV o Luis XVI y la mismísima María Antonieta… la historia es muy interesante si os decidís buscar información. Y es que cuando hablamos de joyas nuestro cerebro nos lleva inmediatamente a imágenes de diamantes, rubíes o collares de oro.

Pero lo que hoy nos ocupa, lo llamamos metafóricamente joya por resultar un trabajo bien hecho, pulido, y aunque el nuevo vocalista John Joycee Cuijpers puede no gustar a todo el mundo, lo cierto es que cumple bastante bien junto a los hermanos Troy para seguir dando muestras de su alto nivel a la hora de hacer música. Esta banda que lleva desde el año 1974 seguramente no será la más reconocida del mundo del rock, pero creedme si digo que es de las mejores y lleva consigo ese aura de banda especial, mítica, además de currarse una portadas alucinantes que seguramente te recordaran a las de Magnum por compartir autor.

En agosto sale su nuevo trabajo Legacy y lo cierto es que vuelven a sacar otro trabajo a gran altura… como mínimo a la altura de su magnífico Sanctuary… A mi ya no me sorprenden porque siempre espero lo mejor de ellos, y en este caso lo han vuelto a conseguir. Desde el primer corte llamado Fight for your honor la banda desempolva los sonidos del Rock británico del NWOBHM o Nueva ola del heavy metal británico con gente como Saxon, Def Leppard, Tigers of Pan Tang o Diamond Head entre otros y precisamente a este sonido me recuerda este tema, o incluso a los legendarios Budgie y su Deliver us from evil, con el sobresaliente John Thomas como líder de ese maravilloso grupo. A todo esto suenan con su magnífico tema de inicio, como recordando esas épocas pasadas y que por desgracia no volverán jamás para aquellos que vivimos esa época gloriosa del rock. A mí me suena a tributo… muchos recordareis ese sonido nada más oírlo.

Sin embargo nada que ver con su escalofriante The One y es que el titulo no puede ser más acertado… es la única que suena con una clase y una categoría con la que toda aquella banda de AOR que sabe hacerlo bien, firmaría un tema así de bueno. Brillante hasta el exceso, a mí sinceramente me parece la mejor del disco, y eso que no es su sonido primigenio. De devastadora belleza, solo podrás apreciar esto si antes has pasado por toda la discografía de Journey, Survivor, F.M. y las bandas que inmortalizó Mark Free entre otras muchas… solo entonces el oído estará lo suficientemente entrenado para descubrir los paisajes de increíble armonía que ofrece este tema. Bellísima… Believable quizás deslumbrado por el enorme nivel del tema anterior, empieza un poco tímida con unos teclados de conmovedora belleza hasta que arranca con una explosión de sabores, una fuerza y melodía perpetradas por manos firmes, con la enorme sabiduría que te proporciona llevar 40 años haciendo esto… como ese viejo artesano que hace todavía a mano esas cerámicas de belleza inmortal con la facilidad que nos da los años de experiencia. Gran tema sin duda… de los mejores del disco.

Tokyo nos devuelve otra vez al sonido de sus anteriores discos, muchos arreglos en segundo plano, buenas vocales y esa forma de componer donde sabes que son ellos. Los coros realmente bien hechos, y esa guitarra de Tino Troy que realmente glorifica la profesión. No sé cómo demonios lo harán… conseguir que parezca que esto se grabó en el año 1988 o así… y eso que desde que sacaron su primer disco en el año 1981, no volvieron a sacar otros hasta 10 años después… a mi me parece que tiene mérito conseguir esto. Otra vez siguen componiendo a gran nivel… Better man es todo aquel medio tiempo que figura en los discos de rock, pero hecha con clase y talento, nada de baboseo, piano frente al mar o guitarras acústicas recordándote cuando un niño llora. Está hecha con sonido eléctrico, pero con un ritmo pausado, armónico y el vocalista cantando varios tonos más alto que los utilizados por el chatarrero de tu pueblo para hacerse notar. Sin duda deberías oírla varias veces para apreciar su belleza.

Andy Burgess & Co. (Paddies & Mantis)

All I see es otro tema hermoso, bello, otra vez enamorándome desde el terreno melódico, es imposible resistirse ante tanto talento. Y creo que esto no es casual en el mundo de la música. Creo en las hadas, en las musas que vienen y van,  que acuden a tu cerebro solo cuando descubren que estás a punto de realizar algo grande… algo escalofriantemente hermoso… y este tema es el claro ejemplo de esto. Todo esta tan bien realizado, tan bien cantado, interpretado, que sinceramente caerás rendido ante semejante demostración de trabajo bien hecho. Aquí es cuando te das cuenta que estas ante una de las grandes bandas de la historia del Rock… y esto no es fácil… son muchas… quizás demasiadas y es complicado hacerse notar como no tengas la altura suficiente para ser observado… para que se fijen en ti. Tu solo relájate y disfruta de un tema que perdurará en tu memoria mucho tiempo. Eyes of a child puro sonido marca de la casa y es que si tienes o has oído a esta banda lo reconocerás fácilmente con ese sonido de teclas al fondo del pasillo, la guitarra llevando el timón con mano firme y el sonido sorprendente de batería que han conseguido en todo el disco. El vocalista sinceramente creo que canta a un tono tan alto que si algún día se queda sin trabajo, puede dedicarse a presentador de eventos deportivos en estadios de futbol… no necesitará ni megafonía para que le oigan todos los asistentes… tiene un chorro de voz que podría secar la pradera de un campo de Golf solo cantando frente a ella. Buen fichaje sin duda John ´Joycee´ Cuijpers.

The runner otro de los temas movidos del disco, dotado de una marcha muy apropiada para que aceleres tu coche y sientas esa brisa en la cara con la que casi olvidas todos tus problemas. Otra vez el vocalista cantando a un gran nivel, me sorprende el buen trabajo a las guitarras y es que cuando eres un músico con tantas y tantas horas de vuelo, el avión va solo. Los riffs de guitarra me recuerdan vagamente al temazo de Joe Lynn Turner llamado The race is on de su álbum Rescue you. Lo cierto es que de momento todo el disco me parece de notable alto.

Against the world vuelve a abrir el tarro de las esencias de la mente pensante del grupo, dando como resultado otro tema donde el trabajo instrumental soberbio, acompañan unos coros de estribillo absolutamente bestial, y un acabado vocal estratosférico. Por momentos me recuerda a Ronnie James Dio del Long live Rock and roll de Rainbow. Y eso es casi imposible de superar… Fallen Angel está a solo dos pasos de acabar esta nueva genialidad de los míticos británicos, y sigo con la idea en la cabeza que oigo a Ronnie al fondo de la habitación. Creo que el vocalista se apoya demasiado en los tonos que usaba él y además su parecido en el color de su voz permite que lo aprecien hasta los más neófitos. A mí no me parece mal. Arreglos musicales a lo largo del tema, grandes coros, en fin, un carrusel de sensaciones, todas buenas cuando suenan temas así.

El disco se cierra con Second time around y parece más un tema de los propios Rainbow, lo que me hace sonreír con una sonrisa de complicidad, porque si existe un grupo que me guste, sin duda son las huestes del mejor Ritchie Blackmore de la historia. Así que el sabor de boca que me deja este disco sin duda es inmejorable. Un reencuentro con siglos de historia, y es que el rock ya existía desde los tiempos de Amadeus Mozart, lo que pasa es que la humanidad no se había dado cuenta. Siglos de música bien hecha, cuélgale la etiqueta que prefieras, y que bandas como Praying Mantis sin duda dignifican la profesión de ser músico… de hacer música. De  crear joyas a la altura del diamante Hope y su azulada mística… Quizás como éste, acabe algún día en el Smithsonian… calidad sin duda la tiene… no sé si el valor… al menos para mí quizás sea tan bello como él… Si eres fan de la banda quédate tranquilo… lo han vuelto a hacer…

“… y solo el delicado sonido de la melodía fue capaz de levantar su alma… sanar su espíritu… y curar las heridas de su viejo y fatigado corazón… quizás sea verdad que la música sea en realidad el alimento de los Dioses…”

8´5

Whizard