Album CoverSi te sientes concernido por el mundo de la música, sin fronteras ni prejuicios, estarás conmigo en que el Westcoast es el gran desconocido para el público en general. Un estilo moldeado y enriquecido por muchos estilos a la vez, una pizca de AOR, una generosa cucharada de soul y jazz, todo ello aderezado por la necesaria experimentación instrumental de los que necesitan saber si hay vida después de la distorsión guitarrística. El Westcoast se nutre de los sueños y los anhelos, de la intención de vivir enamorado del horizonte, de la compulsión a contar historias que comienzan y acaban a la orilla del mar. El Westcoast es la celebración de la vida y el encuentro. 

Mi historia de amor con este estilo no es algo casual. Puede parecer algo insípido a los oídos menos habituados, pero una vez dejas atrás la conciencia de clase, aprendes a disfrutar cada vez más de la suavidad y sencillez de las cosas hechas por y para uno mismo. Estoy absolutamente seguro que todos y cada uno de los músicos que hoy en día componen éste estilo lo hacen guiados por el más descarnado egoísmo: si además hay gente preparada para disfrutar conmigo de mi música, bienvenidos sean.

Soul Basement han resultado ser una gratísima sorpresa para mí. Habituado a los grandes nombres del Westcoast setentero, estoy disfrutando soberanamente de esta nueva hornada de talentos, que tributan un respeto reverencial a los clásicos pero no dejan de empecinarse en emplear nuevos conceptos y  tecnologías para embellecer sus creaciones. Nombres como Ulf Jordal, Ole Borud, Benni Freibott, Jan Zachariassen, Andreas Aleman, Beate Jacobsen, Claude Weisberg, Dirty Loops, Kere Buchanan, Kerosene,  y más que vendrán y otros que desafortunadamente olvido en este momento.  Precisamente, y al hilo del último de los nombres que he citado, la banda australiana Kerosene, encabezada por mi querido amigo Kere Buchanan y el inmenso vocalista y compositor Glenn Bidmead tienen mucho que ver con el trabajo que hoy os vengo a presentar a las páginas de esta vuestra web, por invitación de Viri Aor.

Fabio 04

Soul Basement no son unos recién llegados a la industria discográfica, aunque sí para mis oídos. “Behemoths” es el sexto trabajo discográfico del proyecto ideado por el músico italiano Fabio Puglisi, que en esta ocasión ha contado con el anteriormente citado Glenn Bidmead para componer y dar voz a estos ocho maravillosos cortes. Estos nuevos temas rompen una sequía de dos años para la carrera discográfica de Fabio Puglisi, y como él mismo relata “Ha sido súper divertido dar vida a este álbum. Llevo tiempo queriendo hacer algo parecido. Crear música al lado de Glenn Bidmead es una experiencia maravillosa, hay que decir que todo ha sido grabado en directo, en una o dos tomas a lo sumo, y mezclado tal y como fue grabado. Nada de overdubbing o tratamiento específico para las voces. Todo natural y sencillo”.

‘Behemoths’ es una obra de coleccionismo musical de sólo 8 cortes, donde destaco con vehemencia el corte que abre el set de temas, “I Want You”, una pieza sobria y delicada, con una línea de piano insistentemente recostada sobre el fenomenal trabajo de voces de Glenn Bidmead, es quizá la más Westcoast de todas.  Soul de escuela neoyorkina a la Charles And Eddie para “We Travel Fast”, continuando con la superioridad moral que otorga saberse partícipe de un secreto tan bien guardado como “Daily Bread”, jazz de autor en una encantadora balada propia de un crooner bien entrenado. De vuelta al Westcoast más pop con “Everytime You’re There” , a la Andreas Alemán u Ole Borud, escuela escandinava sin duda. Ojo, porque gran parte del Westcoast que se edita hoy en el mundo proviene de Suecia, Noruega  o incluso Alemania. Mixtura de soul, pop, jazz y ritmos latinos en “If You Wanna Love Me”, ecos del Jamiroquai menos histriónico, para retomar viejas amistades frente al mar a la orilla de “Move On”. Un corte muy fresco, romántico, mediterráneo, perfecto para decir aquellas cosas que precisan de una ayuda profesional. Por favor, usar con cuidado, no nos podemos hacer responsables de sus efectos afrodisíacos.

“Ordinary Days” retoma la senda del moderno Westcoast, siempre con esa querencia a su homónimo setentero, por obra y gracia de ese sonido hammond añejo y evocador, y terminamos doliéndonos con el soul que nos inyecta “Close To You”. Un tema que envejece prematuramente, para crecer con el recuerdo de grandes como Marvin Gaye, Sam Cooke, Otis Redding, Luther Vandross, y un largo etcétera de estrellas que dejaron el camino marcado para aquellos que saben seguir las señales.

Al final, hay cosas en la vida que hay que saber disfrutar. Si eres de los/las que gustan de pensar por sí mismos, si eres de los/las que se preguntan siempre el por qué de las cosas, si eres de los/las que odian ser parte de un todo incompleto, bienvenido/a a mi mundo. Bienvenido/a al Westcoast.

8´75

Rocky