TenIslaDeMuertaCuenta la leyenda que el capitán Barbossa y su tripulación de la Perla Negra se pasó largos años buscando la Isla de Muerta, lugar donde Hernán Cortés enterró un cofre con 882 monedas de oro azteca. El problema es que la isla no figuraba en ningún mapa… solo se podía llegar si conocías la ruta con exactitud prusiana, o a través de una brújula fabricada en exclusiva a tal fin. En la saga de Piratas del Caribe, Jack Sparrow lo explica más o menos con cierta verosimilitud. Es evidente que la saga le ha debido de gustar al gran Gary Hughes para dedicarle un par de temas de inicio, además de la brillante portada a cargo del artista italiano Gaetano Di Falco.

Este supone su disco numero 12 solo unos meses después del más que correcto “Albion”, lo que habla bien a las claras de la capacidad compositora de Gary Hughes, el autentico líder de la banda anglosajona. Y debo confesar que me ha gustado bastante más de lo que imaginaba, ya que resulta una interesante mezcla de temas Hard Rock inglés, con momentos melódicos AOR y un par de medios tiempos bastante notables. Además a falta de guitarras, tiene a tres en nómina, cada cual mas bueno y virtuoso. En eso si que han sabido suplir con garantías a la otra estrella del grupo como era Vinnie Burns ahora con su banda Three Lions. Creo que son mejores técnicamente a la hora de realizar solos brillantes que en nada tienen que envidiar a los mejores del género. Se trata de Dann Rosingana, Steve Grocott y John Halliwell, es posible que sus nombres no os suenen de nada, pero si los escuchas, te enamoraras de su clase a la hora de tocar con enorme destreza.

Y el disco abre como no podía ser de otra manera con Buccaneers con esos aires de banda sonora que igual te vale para la quinta película de las andanzas de Jack Sparrow, como para una segunda parte de Gladiator. Y es que tengo la sensación que Gary Hughes, al igual que Tuomas Holopainen de Nightwish, componen temas pensando en que algún día, alguna productora de Hollywood les contratará para hacer lo que quieren hacer de verdad… la banda sonora de una gran superproducción. El tema se funde con Dead men tell no tales donde sigue pareciendo ese aire de canción de película de acción, pero es que además si le pusieras la voz de Bob Catley, te saldría un tema que ya hemos oído en cualquiera de sus discos en solitario… como sabréis Gary Hughes compone la letra y música de los discos del genial vocalista de Magnum… Bob es algo vaguete… que inventen los demás querido Sancho…

Tell me what to do lleva impregnado ese sonido AOR que de vez en cuando nos ofrece Ten en sus discos, más allá de su sonido Hard habitual. Desde que se marchó Vinnie Burns creo que han perdido capacidad de impacto… de asombro… creo que ningún fan de Ten pondrá mala cara a la hora de oír este disco, pero con ello creo que pierden el efecto sorpresa que uno espera de un nuevo trabajo… se corre el riesgo de estancarse, y Gary es algo que debería valorar muy seriamente. Aquiesce suena maravillosamente bien con una escalofriante entrada de teclados y una devastadora llegada de la guitarra que particularmente a mi me encanta. El estribillo especialmente bien montado, el tema en cuestión es de mis favoritos… Parece el tema extra del álbum Defender of the faith de Judas Priest, mi preferido por cierto. Hasta el solo de guitarra destila clase y talento a partes iguales. Eso sí, debo decir que Gary Hughes me da la impresión de cantar sin ganas… como mirando el reloj por haber quedado con alguien… no sé, quizás son cosas mías.

Ten2015

This love desde luego sí que parece hecho con ganas… con ganas de enamorar a la joven princesa, que te mira de forma triste desde lo alto de su torreón, donde su malvado padre la mantiene encerrada por enamorarse de un triste plebeyo. Tiene ese aire medieval que el cantante de Magnum busca en sus discos en solitario. El medio tiempo es soberbio. Ya sabéis que el mundo del rock está superdotado para parir temas así. Eso sí, lo tengo que decir… creo que la voz de Gary Hughes está activada en modo discurso del Rey en Nochebuena… es decir… modo plano… a mi me ha resultado monótono, sin garra, desganado todo el disco… no fuerza la voz ni para pedir una cerveza en un bar lleno de gente… así es difícil trasmitir pasión.

The dragon and Saint George vuelve al modo épico contándonos la célebre historia contada millones de veces de San Jorge y el dragón. Este tema en cuestión es de las mejores del disco con un solo de guitarra apabullante y un ritmo acelerado que le proporciona cierta consistencia. Intensify otro tema más AOR que lleva el disco, con teclados ochenteros y la guitarra en segundo plano. Pero he de decir que el “desganao” no pone mucho de su parte a la hora de cantar, por lo que al final el tema me resulta plano como el flequillo de Rosy de Palma. Que conste que no tengo nada contra Gary Hughes, pero cada año canta peor y eso es algo que alguien debería explicárselo. Karnak – The valley of the kings es otra oda a las películas sobre el antiguo Egipto, con ese sonido inconfundible que te teletransporta a las pirámides y a los dioses esos calvos con rímel y sombra de ojos… vamos lo que hoy seria cualquier Drag Queen en el día del Orgullo Gay. Si lo cantara un poquito más alto, con algo más de pasión y garra, sería uno de los mejores temas de los últimos años. Pero le oigo y me sale la imagen de mi madre mandándome escribir la lista de la compra… “yogures, leche, pan, huevos…” un par de huevos que le vendrían bien para cantar como este disco demandaba. Porque la parte musical es simplemente alucinante… los solos en segundo plano son de una dificultad técnica fascinante, a veces te crees que estás oyendo el Marching out de Yngwie…

Revolution vuelve otra vez a las fauces más hard y aquí… Ohhh surprise!!! Fuerza un poquito la voz… pero vamos tampoco como para toser un par de veces… creo que parece que no quiera despertar a algún bedel que dormía por allí, o algún técnico de sonido aburrido. En fin el tema no está mal pero carece de alma. Otra vez los únicos que se salvan son los músicos. Angel of darkness tiene un comienzo que pensaras que estás oyendo a los Iron Maiden del Piece of mind y no se si no estará buscado a propósito. He de confesaros que me ha gustado porque he cogido mi CD de la estantería y me he puesto el The Trooper de esa joya de Maiden y me ha puesto las pilas… pilas que no tiene este disco porque falla en lo fundamental… en el vocalista y eso que él es el protagonista absoluto… creo que quizás peque de exagerado, pero a un gran artista como Gary Hughes hay que exigirle como a la gran estrella del rock que es. Y aquí no ha hecho las cosas como sabe. The last pretender me parece el mejor tema del disco por cómo está compuesto. Todo aquí suena de fabula, la capacidad de composición absolutamente descollante, las musas vinieron a visitarle, los estribillos geniales, un tema que cantado por el vocalista de The Magnificent, Michael Eriksen, sería un cañonazo para su ojala próximo disco. Yo lo pediría prestado sin dudar. La guitarra simplemente en modo celestial… en fin, temazo.GaryHughes

El disco europeo se cierra con el tema extra We can be as one otro medio tiempo para enmarcar, donde la desgana general se nota menos. Y es que cantar a la sombra de un piano siempre proporciona elegancia y belleza a partes iguales… incluso Elton John parece menos feo cuando canta un medio tiempo a los mandos de un piano blanco. En fin, supongo que quizás las cuerdas vocales ya no están tan tensas con hace años, pero creo que hay que exigir algo más de pasión… no puedes esconderte detrás de una gran portada y de melodías grandilocuentes… hay que poner pasión a la hora de cantar y he de decir que aquí no lo he visto por ningún lado… quizás es que tenga al bueno de Gary Hughes en un pedestal por sus trabajos en su banda y en solitario, pero creo que puede hacerlo mejor… Cuando al principio de esta reseña decía que me ha gustado bastante más de lo que imaginaba, me refería al trabajo en global, porque musicalmente es maravilloso… pero en lo vocal no ha conseguido trasmitirme nada… creo que volverá si se da cuenta que no está a la altura que debe… si lo consigue, por favor háganmelo saber… si no… mejor sigo oyendo cosas como Revolution Saints, Care of Night o Nightwish… el tiempo vuela…

7

Whizard