untitledSeguramente si alguno de nosotros nos preguntamos que estábamos haciendo allá por 1990 la respuesta sea difícil de recordar. Yo quizás lo tenga algo más fácil, ya que es el año en el que con 22 años cumplidos conocí a la que ahora es mi mujer. Tiempo de buena vida, alguna borrachera, salir con un grupo de amigos de los que ahora apenas tengo contacto, echando carreras a bordo de mi Ford Fiesta XR2 negro. Buenos tiempos sin duda…

En Nueva Jersey se había formado una buena banda de Hard Rock en el año 1984, y en ese año 1990 decidieron que era hora de sacar un disco a la calle. Ya habían tenido suficiente entrenamiento durante seis años tocando en clubs de tres al cuarto y la fama llamaba a su puerta. Liderados de forma visible por el vocalista Peter Loran, un guaperas de amplios pectorales, que le gustaba lucir en los videos de la época para húmedas satisfacciones femeninas, y un muy buen guitarrista como Steve Brown. En ese disco debut llamado como ellos consiguieron meter en el Billboard americano un par de temas como One in a million muy en la onda Def Leppard, y otro llamado Surrender. A ese disco le siguió otro llamado Hear con menos éxito y ya la terminaron de joder con un disco de versiones muy desafortunado llamado  Undercovers que les enterró definitivamente en la arena de los tiempos… Tener pectorales no te permite tener éxito indefinidamente… que le pregunten a Samantha Fox o Sabrina Salerno…

El caso es que después de 15 años sin saber de ellos, decidieron volver a juntarse y en el año 2008 grabaron un directo en Japón. Después de varias giras por Estados Unidos junto a Firehouse, Warrant y otras bandas amigas del estilo Hair Metal, sacaron un disco llamado New Audio Machine que tenía algunos temas destacables para la cantidad de años que llevaban oxidados. No siempre se puede sacar un disco decente después de estar años y años de retiro voluntario… cosas así lo pueden hacer Alien o Treat con su imbatible Coup the grace. Y es que al sello Frontiers que algunos critican, siempre le deberemos su empeño por hacernos viajar a través de la máquina del tiempo y devolver la gloria a muchas bandas que marcaron nuestra juventud.

Este nuevo disco de Trixter llamado Human Era nos trae 11 temas impregnados por aquel sonido de finales de los 80´s, y que tratará de que algunos que vivimos aquello, podamos recordar esa época de borracheras, tratar de conquistar a la chica guapa de la Disco, y esas risas con amigos que forman ya parte de tu memoria.

Rockin’ to the Edge of The Night abre este disco con ese sonido característico de Ratt, Warrant, los actuales Crazy Lixx etc. Siempre es bueno un golpe de nostalgia para despertar tus neuronas a tiempo de ponerse a recordar los buenos tiempos… esos donde alquilabas las películas de Van Damme o Stallone. En esta banda siempre me ha llamado la atención lo buen guitarrista que es Steve Brown… quizás no llegue al nivel de Steve Lynch de Autograph o de Warren de Martini de Ratt, pero estamos ante un muy buen músico. Lo que me llama la atención es que parece que no han pasado los años por su vocalista… canta exactamente igual que hace 25 años… igual se ha bañado en la piscina de Cocoon… El tema desde luego pertenece a ese rock más allá de los tiempos… aquellos años 90 que tanto disfrutamos. Cuando se tiene un estilo a la hora de componer, los años no consiguen estropear el talento compositivo, salvo que te llames Kip Winger y reniegues del estilo que te llevó a ser grande. Es como el viejo ebanista que sigue tallando con esas cuchillas con más años que el propio artesano. Crash the party sigue la línea del corte anterior, muy rockero, muy para tocar en directo. Me llama la atención el buen sonido de batería y el buen hacer de Edd “Fox” Pinto a las baquetas, sin duda un tipo a tener en cuenta. A mitad del tema se queda a los mandos P.J. Farley al bajo huyendo de la policía… ante todo originalidad.

95-etxl1

Not like all the rest  provocara las mejores sensaciones para todo aquel que ame este sonido Glam, sin duda aún hoy después de tantos años todavía queda mucha gente que apreciamos este estilo de Rock. Parece que solo Poison o Motley Crüe pueden presumir de estilo y no es así. Quizás ya no estén en lo más alto, pero muchos que hoy somos padres de familia volveríamos a ir a estos conciertos. Este estilo musical en concreto es muy atractivo de ver en directo. El siguiente tema For You es una autentico vendaval guitarrero a cargo de Steve, a veces incluso parezca que Van Halen o Steve Vai están a los mandos… con esto ya está dicho todo del nivel de este fantástico guitarrista. Peter también está a buen nivel vocal, no cabe duda… Every seconds counts sin duda me parece la mejor del disco… parece la digna heredera de ese tema legendario de su primer disco llamado One in a million. Destila talento a raudales, está tan bien construido como un Shelby Cobra, como el David de Miguel Angel, como esas cosas creadas por el talento humano que resiste el paso del tiempo como el primer día. El hombre siempre ha buscado la inmortalidad… dominar el paso del tiempo. Temas así lo consiguen… la belleza más pura existe… solo hay que saber buscar bien.

Beats me up ese medio tiempo que cantar a la luz de la luna a la chica de tus sueños… si encima tienes esos pectorales ni siquiera deberás hacerlo con el talento de este hombre… si no los tienes, mejor paga una buenas clases de canto… Oír cosas así nos hace mejores personas a todos. No sé porque el mundo del Rock está tan dotado para componer estos medios tiempos con este nivel de talento puro… algún día preguntaré a las musas…trixter-12b2

Good times now vuelve a beber de las aguas en las que abreva Def Leppard o Bon Jovi de forma regular y lo cierto es que les sienta de maravilla. Los coros, la estructura del tema, estribillos destilan un talento acorde con el nivel musical de la banda. Son muy buenos músicos individualmente, pero eso no siempre da como resultado una buena banda. Aquí todo suena majestuoso, provoca ansiedad a mi persona por saber si algún día podré ver en directo a esta buena gente. Midnight in your eyes es otro de los temas mayúsculos que contiene este disco, de los mejores sin duda. Aquí el guitarra fabrica unos riffs dificilísimos, bellos como un amanecer en Bali, el vocalista me recuerda al mejor Bon Jovi del Slippery, todo suena a un nivel tan alto que sin duda te harás preguntarte porque esta banda no es más reconocida a nivel mundial. Estratosférico tema… Si a día de hoy, en pleno 2015 existe gente capaz de componer temas así de buenos con este estilo, no entiendo como la banda en la que se basa esta gente en este tema en particular, se empeña en sacar mierda tras mierda, año tras año… ¿que de que banda hablo?? La acabo de citar 4 líneas atrás…

All night long me devuelve la alegría, la caña, la marcha, la alegría de vivir coño… la alegría de oír temazos como este, con este nivel de adrenalina, con este nivel musical de una gente que otrora fue grande… años efímeros que no esconden que para llegar alto hay que tener madera… es imposible triunfar si no tienes lo mínimo exigible… y aquí Trixter da una clase magistral de talento absoluto, un tema que te hará sacar los cuernos como Ronnie James Dio conduciendo a velocidad ilegal con el volumen a un nivel peligroso para tus tímpanos… es lo que tiene el Rock… que nos hace vulnerables a la locura pasajera… a la bendita locura rockera… por temas como este amo esta música.

Soul of a Lovin’ Man se desmarca del sonido más glam, acercándoles más al Melodic Rock de White Widdow y similares, lo que permite conocer lo prolíficos que pueden llegar a ser. No cabe duda que estamos ante una de las mejores bandas de las menos conocidas… en una playa de Brasil te puedes encontrar a futbolistas increíbles que jamás conocerás. Y con esta banda ocurre algo parecido… como músicos me parecen brillantes, y es una pena que no lleguen a tener el reconocimiento que merecerían por talento. El tema precioso de escuchar, tengo la sensación que el disco mejora por momentos, creo que los mejores están de la mitad hacia el final. No sé si el que elige el orden de los temas tiene el mismo gusto que yo… me temo que no… temazo que no puedo reprimir oírlo una segunda vez solo para estar seguro que me gusta…

Human era tema que da nombre al disco y sigue la estela del anterior, es decir más próximos al AOR que al Glam, lo que en mi caso agradezco sobremanera. No es que no me guste el Glam, solo es que me enloquece que gente que en principio no se dedica a este estilo musical, mute de vez en cuando en su estilo y nos ofrezca píldoras melódicas de este calibre. Porque siempre he dicho que hacer buen AOR es muy difícil, se necesita que los restantes miembros del grupo sepan cantar en los coros, que los estribillos enganchen, y que la calidad en general supere la media. Y no es fácil. El disco me deja buenas sensaciones, mejores que las que me dejó su anterior disco, quizás Frontiers sea el culpable, nunca lo sabré. Solo sé que seguiré oyéndolo de vez en cuando, lo que en mi apretada agenda musical eso ya es mucho… debido a la cantidad, cada vez tenemos menos tiempo, y que menos que pedir a los grupos que se esmeren a la hora de sacar nuevos trabajos… y Trixter lo ha hecho… no se trata solo de pectorales… aquí hay música y de la buena… de la que nos gusta…

8

Whizard