Jace-500x455Hay caminos que te muestran multitud de variantes musicales dentro de un mismo género.
Jace Pawlak es un cantante, compositor y multi instrumentalista americano que ha compuesto para bandas como Bang Tango, Far Cry. 15 años le avalan en su carrera con más de 100 canciones escritas a sus espaldas.

Perspective se aleja de ese sonido para conformar diez temas diferentes entre sí, mezclando el rock melódico y aderezado con el country americano, el R&B e incluso algo de jazz y soul negro. Todo en racimos muy pequeños que consiguen una mezcla tan disfrutable que sólo puedo postrarme ante el.

El álbum abre con “Cry” un tema que a pesar del título, contagia muy buen rollo con la voz tan particular de Jace. Procesión de estribillos pegadizos te estallan en el oído al ritmo de una guitarra mágica que su padre Dennis toca en todo el cd junto a el hermano pequeño de Jason, Trevor, y que su padre le inculcó la música desde chico. Rock melódico de altura que te engancha desde el principio.“While we´re here” ya nos muestra hacia donde quiere llevar su camino Jace. Buscando su satisfacción personal, dar rienda suelta a sus deseos y este tema lo refleja con unas acústicas preponderando el protagonismo y todo el folk de la música americana arreciando.

Seguimos paseando por los surcos del disco y nos encontramos “What if we were wrong” una lenta intimista que el piano se encarga de hacer el amor a la voz de Jace y que Dennis o Trevor Pawlak se entrometen con sus seis cuerdas acompasando el acto. El sentimiento que nos trae nos invita a preguntarnos, ¿Qué mas da si nos equivocamos? El caso es hacerlos juntos. Un tema que tiene tanta calidad musical en sus bases rítmicas que es imposible no caer rendido a sus coros.

Y en este punto llegamos al corte estrella para mí. “Don´t talk to me” une esa fusión que hace que te deleites y estremezcas a partes iguales, es lo diferente, ahí donde se marca la diferencia del resto. Parece que estamos en un musical americano bailando en los años 60, esa mezcla de Jazzy, R&B mezclada con tan buen gusto me hace que los pies se me vayan solos. El otro día en el curro iba bailando sólo como un loco con mis cascos puestos mientras mi compañero me miraba como a un desconocido. Pero eso es lo que tiene la música cuando la vives, que no es un pasatiempo, sino una forma de vida. La armónica pone el punto álgido, sin duda da tan buen rollo que es casi imposible no chasquear los dedos y ponerte a cantar.

e2750a_0331ac24cbaf4f369264f487a39b82c2.jpg_srz_p_368_487_75_22_0.50_1.20_0.00_jpg_srz

“The Unknown” le sigue para que nos relajemos y recobremos el aliento. Otra preciosidad llena de emoción, y es que cuando cantas con el alma al mundo, éste, sólo puede corresponderte de igual manera, da igual lo desconocido. Debe ser tan maravilloso sentarse en un piano y cantar notas al aire como hace Jace aquí. Dejar fluir los sentimientos por el canal del aire y que pueda llegar a nuestros oídos. El corte quizá más intimista y personal. “Jodi´s just running” nos dice que estamos a mitad de Perspective. Nos lleva de viaje a los lugares más recónditos de América con ese sonido Country/rock que tanto me gusta y que me recuerda a discos como el de Jerry hludzik (Dakota) en solitario no hace muchos años.

Hay tanta variedad en este trabajo que ninguna canción me suena igual a la anterior y eso hace que se haga tan corto como disfrutable, a partes iguales. “We don´t know anything” navega entre la melancolía blues y su olor a whisky, perfecta para encerrarse en uno mismo y mandar a la mierda al mundo. MÚSICOS de verdad que dejan huella y que el mundo debe conocer. “Renegade heart” es el hit que todo rockero soñaría, un puñetazo en la boca que te noquea, te aturde y es que es la canción perfecta para en directo hacerte volar la cabeza. El bajo te marca el camino y sus fieles seguidores se rinden ante el. Con unos estribillos tan pegajosos que cualquier banda de Hard/Aor querrían. Todos tenemos un corazón renegado.

“The same mistake” es otra acoustic song que va in crescendo a medida que avanza y que precede al colofón final de un disco diferente a lo que tanto nos meten las discográficas, y que yo agradezco poder respirar. Cerrando, la balada que todo cd debería tener. “Little star” es la expresión en música de los sentimientos del alma. Si estás enamorado díselo, no dejes nada para ti. Hay que compartir los momentos más preciosos antes de que se vayan y con este corte de fondo no hay mejor manera. 

Como decía un anónimo…“Ámame sin preguntas, que yo te amaré sin respuestas”

Eso he hecho con Perspective. Hacedlo vosotros y no os arrepentiréis.

9