Crossrock - Come On Baby (front)Sorpresita desde Brasil, si hace unas semanas teníamos el gustazo de degustar una banda de rock melódico griega, hoy saltamos el charco para convencernos de que el gusto por el rock melódico y el Hard Aor sigue vivo en distintos puntos del mundo.

Con un sonido esencialmente ochentero que nos va a transportar a la época dorada del estilo y una imagen cuidada para la ocasión, Crossrock nos presentan trece temas en los que enseñan claramente las cartas que quieren jugar en esta partida.

La producción, quizás sea uno de los temas flojillos del trabajo, y es una pena porque hay canciones que estoy completamente seguro de que con un poquito más de “mimo” hubieran sonado tremendas, de todos modos el disco se deja escuchar y por supuesto os hará disfrutar a los amantes de pelos escaldados, buenas melodías y guitarras con presencia.

Comenzamos con dos temas muy comerciales (en otros tiempos claro…) como son Call you y Tonight, en los que encontramos buenas guitarras con un sonido ochenta total y estribillos que recuerdan al sonido que primó en los Ángeles y NYC, en el que ya observamos una banda compacta. El primer tema nos entra con la contundencia habitual de “primer tema de disco” digna para llamar tu atención, pero poco más. Tonight, nos la presentan con un tempo más bajo que explota en un estribillo super melódico que seguro que se te engancha en los oídos, y con algunos de los tópicos que tanto nos gustan de este género de lo mejor del disco sin duda.

 Entrada de coros a capella en It´s all i need y ritmazo super contundente para seguir disfrutando con fuerza que se rompe en un estribillo super melódico en lo que se disfruta el gran contraste existente entre los distintos pasajes de la canción.

Seguimos en los ochenta… y es que el inicio de Any road creo que lo tenemos marcado en el ADN y aunque lo hayamos escuchado en mil canciones, nos hace disfrutar… que le vamos a hacer…. un medio tiempo que me recuerda muchísimo a Firehouse o a Poison y con un pedazo de estribillo melódico que es un gustazo escuchar una y otra vez.

1+(1)

En una línea parecida en My life  aunque quizás con elementos melódicos menos interesantes y más planos, aunque hay que reconocer que el listón nos lo habían dejado alto, de todos modos de este tema me ha gustado especialmente el tratamiento rítmico de las guitarras en la estrofa, ya que rompe de alguna forma el tipo de arreglo que nos habían venido dando hasta ahora, la canción en general, más bien normalita, sin demasiados destellos.

So live hace una entrada potente que nos presenta un tema más cercano al Hard Rock, con algo más de contundencia, ritmo pesado y guitarras muy presentes, un buen corte.

Nada más comenzar este tema When loves goes away nos genera un aire de nostalgia… y es que ya se hacen tantas pocas cosas como esta… un tema acústico con un tempo no demasiado lento, que entre el aire nostálgico y los arreglos rítmicos te transmiten un muy buen rollo, me ha encantado, seguro que si esto se hubiera grabado en otra época sería uno de los temazos de “playa y amigos”.

Seguimos con sonido acústico con Without love ahora con una balada más lenta que desde el sonido de guitarra va evolucionando hasta una power balad con sus guitarras potentes y unos preciosos teclados que lucen en el estribillo, quizás baje demasiado la tensión el colocar dos cortes tan suaves seguidos.

Hay que subir el ambiente… y para ello entra fuerte Lets Dance, un tema muy rockanrolero que seguro nos recuerda a los elementos más glam de la época, un corte para ponerlo fuerte y despertarse con mucha energía.

Continuamos con ambiente cercano a los sonidos más gamberros y rocanroleros, con Power of God que me suena muchísimo otra vez a Firehouse, un temazo donde destaca una batería muy potente que seguro que hace saltar chispas en directo, música para disfrutar sin paliativos.

Con I feel your could nos tropezamos con un gran tema de hard rock melódico, en el que nos sorprenden con un saxo, en principio la sorpresa es grata… pero…nos damos cuenta que en este caso la producción no está a nivel de la idea y el sonido final no me termina de convencer, una pena!!!! es interesante destacar algunos arreglos rítmicos de la canción con cortes muy interesantes y un buen estribillo. Come on Baby  es el tema que da nombre al disco, en el que volvemos a escuchar esas guitarras y elementos característicos que nos harán disfrutar y que seguro que funcionan realmente bien en directo.

Never give up es una grata sorpresa dentro del trabajo ya que nos aporta dentro del estilo algún elemento distinto y de cierta modernidad que se agradece y que suma variedad al conjunto total, un tema muy melódico con un gran estribillo para disfrutarlo.

Vamos acabando el CD y volvemos a escuchar sonidos acústicos ahora en una balada como es A Letter for you en la que se pueden notar elementos de Bon Jovi, Warrant, Winger… un buen tema para cerrar este Come on Baby con un toque nostálgico de una época ya pasada.

Disco que seguro que te va a traer a la memoria unos años dorados para el rock melódico, si disfrutaste en los ochenta con la amalgama de grupazos que marcaron esa época en el Hard rock melódico, Crossrock es una apuesta segura para pasar un buen rato musical.

7´5

Jordi Castilla