FuryonLostSalvationAquí nos llega el segundo trabajo de estos británicos que sin duda se presentan como una alternativa interesante dentro del panorama metalero, si ya sorprendieron hace unos años con su primer disco “Gravitas” que fue apoyado por la crítica especializada, con este “Lost Salvation” no van a defraudar a nadie. La fórmula musical, viene a ser parecida a la de su anterior trabajo, unas bases rítmicas contundentes dentro del hard y del  heavy rock arropadas de elementos progresivos.

Su sonido nos engancha a través de poderosos riffs de guitarra más que interesantes y una voz  de Matt Michell que sabe sacar partido a un gran registro vocal, las composiciones son envolventes pero a la vez directas.

Es oportuno hacer mención a la producción, que creo que ha sabido sacar partido a las características musicales de la banda ya que permite disfrutar de sus composiciones en pasajes más virtuosos y etéreos sin olvidar en ningún momento que estás ante un disco de heavy rock.

Las influencias de la banda que se pueden apreciar están dentro del heavy más clásico especialmente Black Sabbath por sus riffis o Led Zepellin en relación a la busqueda de sonoridades que se salen de lo habitual, a mi personalmente me han recordado a los primeros trabajos de Crimson Glory (aunque por supuesto sin la característica voz de Midnight) además de Alice in Chains.

 El CD comienza con  All that I have en la que Furyon, muestran sus credenciales desde el principio una base rítmica contundente y un registro vocal que brilla especialmente en la interpretación de la primera estrofa en los que nos muestra una gran calidad en tonos bajos, para romper en un estribillo que hará las delicias de los seguidores amantes del Hard rock más noventero.

Furyon4

 Lost Salvation es la canción que da título al disco, con un ritmo más enérgico,sin duda despertará a los más heavies del lugar, destaca los distintos rifffs de guitarra del tema.

 El single que han elegido es These four walls  que con un inicio con con un sonido acústico va desarrollando un tema pesado y contundente, el trabajo guitarrístico sin duda alguna es soberbio.

 A continuación  nos presentan uno de los desarrollos musicales más interesantes del trabajo, y es que la entrada a Scapegoat no tiene desperdicio, en este tema podemos disfrutar de elementos cercanos al progresivo, sin olvidar en ningún momento la sonoridad de Furyon, en mi opinión uno de los trallazos del disco en el que se concentra a la perfección las distintas influencias que dan personalidad a los británicos.

 Resurrected me, es un corte que nos envuelve en un desarrollo melódico interesante en el que una vez más destaca la composición de unas guitarras entrecortadas repletas de riffs que dotan de una gran fuerza al tema, para explotar en un “correcto” estribillo.

 A medida que avanza el CD, observamos que la utilización de parecidos ingredientes en las canciones, dota al trabajo de un sonido muy compacto pero que por otro lado es difícil que llegue a sorprenderte, es lo que ocurre con Left it with the Gods  que mantiene la sonoridad del disco y que logra llamar la atención con un gran estribillo.

 Good Sky vuelve a marcar la atención sobre elementos progresivos en una parte instrumental inicial que personalmente creo que se marcan el mejor pasaje del CD, por lo demás, dentro de la calidad, es reiterarme dentro de lo mismo.

Comienza la recta final del disco, y más menos nos mantenemos en las mismas sonoridades sin encontrar altibajos, Dematerialize, llega en un momento en el que nos da la impresión de que ya hemos escuchado lo que tiene que aportar este grupo.

 What you need, nos propone un tempo algo más lento pero pesado y heavy que se rompe en el estribillo donde aumentan la velocidad para ofrecernos más marca de casa. El trabajo termina con Wiseman, que comienza con un enérgico ritmo entrecortado que se desarrolla en una estribillo algo más épico.

En general, es un buen trabajo, con una gran producción y grandes elementos que hará las delicias de cualquier metalero, lo que hacen lo hacen muy bien y lo saben, aunque por en algunos momentos me ha parecido que el sonido era algo repetitivo (muy bueno…. pero repetitivo), lo que hace difícil destacar elementos concretos de cada canción.

Los británicos vienen pisando fuerte y van a dar que hablar dentro del mundillo del metal, así que no dejes de pegarle una buena escucha. 

7´5

Jordi Castilla