untitled(2)Cantante, guitarrista y compositor, Benni Freibott nos enseña su primer disco en solitario llamado “Kind Of Invisible“.

Después de haber viajado por el mundo muchas veces, parece que Benni Freibott ha logrado reunirse con sus músicos favoritos y juntarles  en este mismo CD. Greg Adams, un verdadero soldado funk, trompetista y arreglista legendario para Tower Of Power, Carmen Grillo.

Todos los músicos son de primera categoría y tomaron como referencia a Stevie Wonder, Chaka Khan, Elton John, Chicago, Incognito y otros… Todas las canciones están compuestas y arregladas por Benni Freibott  y también toca la mayor parte de los instrumentos. Después de haber viajado a Los Ángeles cada año durante los últimos 7 años, Benni Freibott se influencia de esta ciudad y se ha convertido en una gran parte de su sonido que define como maravilloso, cálido y lleno de energía. Lo cual yo corroboro al cien por cien, porque ¿te puedes enamorar a primera escucha? Con Benni sí.

14 temas llenos de pasión y amor por la Música en toda su extensión, es lo que encontrarás en Kind of invisible. Fusión del Aor más clasista con el Westcoast y el jazz más digerible junto al punto exacto de soul, todo en la justa medida, para que se convierta en una adicción inmejorable.

El disco abre con “Big Surprise” que combina un poco todo lo que comentaba antes, una voz muy negra con unas trompetas y saxos da la ocasión perfecta para meternos en la ciudad de Los Ángeles y descubrir el sabor del Smooth-jazz fusionado de la mejor manera, las guitarras de Benni(que las tiene) son muy especiales, como se verá más delante. “Kind of invisible” ya me saca los sentimientos a flor de piel, me hace vibrar, como cuando te gusta alguien y no tienes hambre, sólo saber de ella y que te mire, te sonría y te haga creer que le gustas. Sólo bastan las primeras notas de la guitarra de Benni y su voz pausada y ensimismada para ganarme desde el principio. Una balada de Aor de verdad, sentimental, emotiva, interpretada para eso, para llegar hasta ti y dejarte huella. A veces queremos ser una especie invisible.

Surcamos los pentagramas más westcoasteros para adentrarnos en “Wait on love” y sus saxos de ensueño, con unos coros universales, me viene a la mente Eric Tagg, Bill Cantos o Lee Ritenour y no sólo en este tema. Es perfecta para bailarla en una noche oscura bajo una farola y con gotas de lluvia cayéndote en los hombros. “How does it feel” nos atrae de nuevo al Aor más soft lleno de matices que sólo el oído que oye con el corazón puede dejarse embaucar hasta llegar a eyacular. Me encanta el piano, que parece que va por su cuenta y que le da una originalidad y presencia digna. Que bien toca este hombre la guitarra sin alardes ni velocidad, sólo caricias y mimos. Hablando en Facebook de este tema, “The falling in love” no puedo estar más de acuerdo con David A. Saylor, en que huele a Chicago por los cuatro costados. Porque si estuviera en una grabación de ellos y la cantara Lou Pardini nadie lo notaría. Las influencias que ha mamado Benni se dejan patentes en cada tema de su trabajo y es admirable y de hacérselo valer. Otra vez los saxos te sacan a bailar a la pista con baldosas negras y blancas como en un tablero y la chica lleva un vestido de seda largo y que vuela en el aire al compás de la música.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Tenemos un poco de pop muy disfrutable con “Two hearts”, moderna incluso, pero que a mí particularmente me encanta. Ya podía haber aprendido Richard Marx en su nuevo trabajo como se hace. A ratos nos hace pensar que podemos estar en cualquier disco oyéndola y bailándola. “Time to move on” es un tema muy Soleil Moon a mi juicio, cataratas de tonalidades vocales salpicándote en una comunión entre las seis cuerdas y el teclado pasmosa. Es tan compleja que para apreciarla bien necesitas varias escuchas y así quedarte en paz. La voz tan particular de Freibott es un punto a favor, con esos falsetes tan bien cuidados. Ahora nos metemos en el mundo Michael Bublé, ¿por qué no? Un piano y una voz y “Hide from you” combina todos los elementos para que te susurre al oído esta canción y te diga lo que pienso, Preciosa.

Y como siempre digo, no me cannnnnnsaaaaa. “Who I am” es otra maravilla de tantas que me hace retorcerme de lujuria, ya me imagino a un coro negro interpretando esto con sus voces angelicales. Si el cielo existe está aquí. “ese “Wake me up, wake me up” me hace estallar de emoción, hacía mucho tiempo que no me sacaba un álbum tantos sentimientos encontrados. Eso es lo que supongo que busca el artista. Si quieres una velada perfecta donde puedas recordarla en tu nube, no falles con la música. “The beauty of our lives”  lo que es bello para unos no es para otros. La música nos hace el mismo efecto, lo que disfrutamos unos de una manera especial, única, otros no lo entienden. El tema no tiene nada que explicar, una lenta quizá de las más normalitas que tiene y que te lleva a un ambiente para soñar y descansar. Todo lo contrario que “Now is the time” que nos endurece un poco la actitud con sapidez rockera, haz lo que debas pero ahora.

“Under my umbrella” juega de nuevo con la fusión de una forma única, Chicago hace acto de presencia otra vez sin embargo “Even tonight” nos relaja con ese west tan masticado, puedes pensar en cualquier grande del género, es válido. Delicadeza es lo que encuentras aquí, si quieres caña en otra ocasión, hoy toca ponernos sensuales y hacer que el tiempo se pare en cada milésima de nuestra piel gozando de cada nota y cada silbido de placer. El cierre lo pone “No turning back” con otro tema pausado y casi a capela que nos hace recoerdar tiempos mejores que ya no volverán.

Hay amores a primera vista que se convierten en platónicos. Este es mi caso y os invito a enamoraros a vosotros.

9´5