vega+stereo+messiahTe pasas toda la mañana en la peluquería… te das ese maquillaje mágico que te hace parecer más guapa… te pones ese ceñido traje que resalta con vigor todas tus curvas… hasta usas ese sujetador que hace parecer dos tallas más bella… y te presentas a esa fiesta a la que te han invitado y que seguro que más de uno y de dos te miraran con aire seductor y lascivo… y resulta que esa presunta fiesta con amigas, es la presentación de la colección otoño/invierno de lencería a cargo de los ángeles de Victoria´s Secrets… puede que estés arrebatadora, pero desde luego la atención se la llevarán otras, como no puede ser de otro modo… Que rabia… es lo que tiene presentarse rodeada de bellezas… que no se te hace el caso que seguramente esperabas.

Está metáfora llevada a la presentación de este fenomenal disco de Vega viene a colación  porque sin duda se trataría del disco del año… pero de otro año… no de este. En este 2014 se acumulan tal cantidad de joyas melódicas que les va a resultar difícil hacerse notar. Por desgracia no acaparará las miradas que seguramente merece por calidad y diversidad, lo que resulta una faena… presentar un disco acarrea millones de horas ensayando, tardes de invierno a los mandos de un piano o una guitarra, y agotadoras sesiones de encierro con uno mismo como rival al que poder superar. Algún día valoraremos esto cuando tengamos dudas de si comprar el disco físicamente, o mejor me quedo con estos ficheros conseguidos de forma dudosa… algunos dejamos de tener estas dudas hace muchos años… Mi mujer me terminará echando de casa porque más discos no caben…

Este tercer trabajo se trata de la consagración… o de la más absoluta de las indiferencias… Y afortunadamente la moneda ha salido cara. Se trata de un soplo de aire fresco, algo así como abrir la ventana por la mañana y oler ese césped recién cortado que taladra tus sentidos. Este álbum llamado Stereo Messiah me ha dejado literalmente perplejo… después de ese álbum debut llamado Kiss of life donde unos recién llegados consiguieron parir un disco magnífico de melodic rock, me pareció que se trastabillaban un poco con su segundo trabajo que a mí me gustó solo a medias. Así que reconozco que me dispuse a oír este tercer trabajo con el mismo grado de motivación con el que las vacas rumian la hierba viendo pasar el tren. Más bien me veía yo a mi mismo como el viejo amargado de Ratatuille probando el plato que le prepara la ratita, y que con el primer bocado se queda tan impactado que empiezan a desfilar imágenes de su infancia ante él. Eso es este trabajo de Vega. Este disco tiene dentro unos temas tan buenos y tan valiosos que cuando lo tenga entre mis manos, pienso guardarlo en mi caja fuerte al lado del dinero negro, las joyas heredadas, y los tres discos de Work of Art por supuesto… Además han contado con la colaboración de un vocalista de talla mundial para hacer un dueto… ¿Ahhh que no sabes de quien se trata?… Sigue leyendo…

En primer lugar ponga un buen vocalista en su vida a la hora de grabar un buen disco de rock melódico… así que Nick Workman es la persona indicada si esto es lo que buscas. Ya lo conocía de los anteriores trabajos, pero este hombre no deja de sorprenderme. Tiene una escalofriante variedad de registros en su voz. Es bueno y lo sabe. Su tono es tan alto que dudo mucho que exista mucha gente capaz de sustituirle si algún día, esperemos que no, decida dejar la banda. Pero es que el resto del grupo jugarían en cualquier equipo del mundo… tienen sobrada preparación al Bajo, la Batería, los Teclados y el guitarrista  que me parece realmente bueno. Ojalá puedan ganarse la vida con esto porque sería una pena que se perdieran por el camino.

untitled

Stereo Messiah abre esta joya de valor incalculable, donde me llama la atención el buen sonido de batería que han conseguido. Las tenebrosas sombras del tambor de detergente siempre circulan por ahí en producciones escasas… Y si te da por prestar atención a los detalles, oirás arreglos en segundo plano que dan fe que se han preocupado en hacer un gran disco. Distorsiones de guitarras fundidas con arpegios en acústico, y nobles notas de teclados “al pesto” que junto a uno de los mejores vocales del momento proporcionan un primer plato de escándalo. Con All or nothing te dejas acunar por el ritmo del Bajo, junto a una eficaz guitarra, un estribillo de lo más conseguido, y empiezas a darte cuenta que estos chicos han subido en su cotización a la hora de componer buenos temas. Wherever we are te trae recuerdos a lo Def Leppard con esos tonos acústicos de guitarra y desde luego todo esto tiene un porque como entenderás más adelante. Tema sobresaliente con un despliegue vocal al alcance de unos pocos elegidos. Este chico no necesita telefonillo para llamar a su novia que vive en el octavo piso… con sacar la cabeza por la ventanilla, media ciudad sabrá que ha llegado.

Y atención que llega la primera joya de verdad… porque las anteriores eran buenas pero esto… esto es otra cosa… para alcanzar tal perfección hay que disponer de un grado de preparación y de talento al alcance de muy pocos… creedme cuando digo esto, los chicos han alcanzado el grado Cum Laude en cuanto a composición y ejecución. Al principio del tema creerás oír a Eric Martin de Mr. Big, pero no es él, y es que el grado de registros que maneja Nick Workman es asombroso. Pero ya no solo él, es que las teclas de fondo junto al suave sonido de guitarra y esa batería al que ha sacado un sonido fantástico, forman un temazo de 9 grados en la escala Richter… además de un desarrollo del  tema que te dejará literalmente helado. Los coros que sacan del estribillo son una oda al buen gusto, un despliegue de facultades de interpretación e ingenio que solo se consigue después de haber pasado los últimos 30 años en un monasterio budista. Es tal la altura de este tema que el único capaz de trepar esto sería King Kong contra su particular lucha con los biplanos de la época. Al final del tema Nick suelta unos agudos escalofriantes con los que estallarían todas las copas de una boda. Por cierto el nombre de esta joya de la colección de Dolcce & Gabanna se llama Ballad of the broken hearte. No lo olvides porque seguramente tu cerebro no podrá pasar mucho tiempo sin ser alimentado por delicatesen de esta magnitud. Solo por un tema así merece la pena la compra de un disco…

Gonna need some love tonight me trae recuerdos al comienzo de la mejor época de U2, sonido que queda difuminado por el eficaz estribillo que se marcan. El grado de madurez a la hora de componer resulta asombroso. The Fall empieza con el vocalista llevando el peso del partido, con un bajista con un marcado protagonismo, al igual que el teclista que sin duda decora el tema con retazos de clase y maestría. La parte del estribillo la lleva él, junto a esa voz… que belleza… cuanta hermosura… nada como disfrutar de la buena música preñada de clase en mayúsculas. Neon Heart nos devuelve a los tiempos de su primer disco, música bien hecha, con giros vocales escalofriantes, llevaran a tu mente a un estado de bienestar general… algo así como tomarte un Paracetamol cuando tienes fiebre. Cuanto más oigo este grupo, más me enamoro de ellos. Sin duda han dado ese paso para estar entre los más grandes del mundo melódico. With both hands otra vez esa voz, ese bajo dirigido con la precisión del timonel de un gran velero, y esos retoques de guitarra al fondo del pasillo, dan paso a unos coros de ensueño, como pasar a entrar dentro del mundo del Mago de Oz, con todos esos personajillos entrañables. Una verdadera ocasión para que disfrutes de la música bien hecha, bien interpretada, que es lo difícil por cierto, y dando gracias a los dioses que exista gente como ellos para proporcionar a nuestros sentidos estos pequeños grandes placeres de la vida. Agarra este disco con ambas manos como dice el titulo de este tema.

Y llega el gran momento… cuando aparece el vocalista de talla mundial haciendo un dueto… Y es que contar con Joe Elliot, vocalista de Def Leppard, te hace subir 10 puntos en tu cotización en Bolsa. El tema como no puede ser de otra manera tiene ese sonido Leppard tan característico supongo yo a modo de homenaje. El solo de guitarra simplemente magnífico. El nombre del tema para que no lo olvides 10 x bigger than love… maravilloso.

Bellos teclados para anunciar My anarchy, y otra vez con ese bajo a lo U2, y por encima de todos, este vocalista que confieso que ficharía para mi propio grupo si estuviera en mi mano. La canción empieza a moverse sola como por arte de magia, ahora todo suena mágico, el estribillo resulta tan elegante, tan bueno, que seguramente las Hadas responsables de llamar a las musas para abrir el conocido tarro de las esencias, cenaron todas juntas a la hora de componer semejante barbaridad de tema. Simplemente es que se desborda el talento como una catarata, como una ola gigante que inunda toda la instancia donde se escribió semejante obra maestra. Coros en segundo plano, esos teclados a lo Journey, en fin, una demostración de clase mundial. Me quedo sin palabras.p18out5dou1higblp1rhn1eeu1usg4

The wild, the wierd, the wond funcionará magníficamente en directo por el peso de la guitarra, unos teclados sabiamente colocados, esa voz, y el talento para interpretar todo esto. Los giros en el estribillo resultan insultantes para aquellos que sacan trabajos mediocres en los que no hay por donde cogerlos. Cuando se tiene clase, componer temas tan buenos no parece tan difícil, pero de verdad que lo es. El solo otra vez maravilloso.

Tears never dry nos coloca a los mandos de una guitarra española, un piano, Nick cantando con esas facultades que dios le ha dado, y esa capacidad de fabricar música al alcance de muy pocos.  Siempre que un grupo de rock elabora un medio tiempo tan bueno como este, nace una nueva estrella en el firmamento, se oye una nueva risa de un niño, se desnivela la balanza de la humanidad a favor de los buenos que somos nosotros, parece que exista un mundo mejor… quizás estemos en Matrix y todavía no lo sepamos…

No pretendo convenceros que es el mejor disco del año… no lo es… pero casi lo consigue. Estamos ante una soberbia demostración de talento y buen gusto que no deberías tomar como uno más. Esta muy cerca del podio y eso en un año como este, sin duda habla bien a las claras del tamaño del disco que han sacado este grupo… Recuerda bien su nombre… Vega… no puedes faltar a su cita…

9

Whizard