Sonic_Station_-_Next Stop_front_cover_8X8Que  difícil resulta describir la belleza… es realmente complicado llenar la mente del lector solo con palabras para llevar a su cerebro imágenes que puedan llegar a describir lo que uno siente al observar algo fuera de lo común. Existen tantos rincones en el mundo absolutamente deslumbrantes que explicarlos resulta una tarea titánica, y aun así no llegas a transportar todo ese esplendor solo con simples escrituras… la vista manda… eso que la imagen vale más que mil palabras es un hecho cierto. Con el mundo de la música ocurre algo parecido… por más que nos esforcemos los pobres escribanos, resulta realmente complicado transcribir con fidelidad las sensaciones que nos producen autenticas obras maestras como la que nos ocupa. Y es que este trabajo es realmente bello… excelso… escalofriantemente hermoso.

Un sonido también vale más que mil palabras… Está tan bien realizado este disco, que ese diablillo que se te pone encima del hombro izquierdo a criticarlo todo se quedará sin argumentos… Seguramente se sentará a escucharlo con una copa de buen coñac y un largo habano para disfrutarlo con carácter… así que mejor hacemos caso al ángel del hombro derecho que por lo general acepta mejor las cosas hermosas… y además te aconseja dar una moneda al pobre vagabundo desamparado de la esquina. A pesar de las dificultades a las que me enfrento, voy a intentar convenceros que obras como esta no pueden quedarse solamente dentro de tu PC.

La crisis está ahí pero su precio es el de tres paquetes de tabaco así que Barbanegra, el capitán Sparrow y sus fieles seguidores se quedan sin argumentos… lo que mola desprecintar cd´s como este no tiene precio… os lo digo yo. Su primer trabajo resultó algo más westcoast que este que nos ocupa, claramente dentro de las fronteras del AOR pero con una clase difícil de explicar. Para que una banda de AOR llegue a ser alguien algún día, lo primero de todo, debe poner un buen vocalista en su vida. Sin esto, no hay nada que hacer.

Existen tantos ejemplos que no voy a poner ninguno para no extenderme pero Johan Boding desde luego es uno de ellos. A mí me ha impresionado como hacía tiempo no conseguía hacerlo ninguno. Sus virtudes como vocalista de este estilo musical van más allá de lo imaginable, no consigo entender el porqué de grabar tres temas con una chica, Marika Willstedt, que sí, que canta extraordinariamente bien, pero es que cuando tienes a un tío tan exageradamente bueno, no veo motivos para esto. La variedad supongo… La mente pensante de este grupo que realmente se encarga de casi todo es Alexander Kronbrink, un genio que seguramente viva dentro de una lámpara mágica y su familia tenga que frotarla cada vez que hay que llamarle para cenar. Lo produce, mezcla, arreglos, guitarras, compositor de todo, coros, seguramente traiga las cervezas al estudio y se queda a fregar los platos antes de acostarse… ni las navajas suizas tienen tantos usos como este tío…

Amelia abre este disco, como el que abre un cofre del tesoro y mira con expectación a ver lo que hay dentro… y claro, esta canción es oro puro. Sonido Work of Art otra vez como viene siendo habitual en el AOR escandinavo, lo que por cierto va a poner muy difíciles las cosas a Robert Säll para superar en calidad y talento a sus compatriotas que tanto le copian. El tema es de una belleza celestial, excelsa, colosal, todos los adjetivos que le quieras añadir. Todo suena en su sitio, las guitarras, teclas, estribillo, y esas voces de este chico que me tienen absolutamente sobrecogido. Raya a tal altura que solo podrás verlo desde algún satélite de la NASA o desde Google Earth… Tema que pondrás una y otra vez para calcular los años de carrera que necesitas en un conservatorio para componer canciones así. Y el problema es que el resultado puede desmoralizar incluso a Rafa Nadal. Tema que puntuaría con un 20 sobre 10… de una belleza solo comparable a un atardecer en una isla desierta junto esa persona que tanto deseas… Catch me if you can influencias Toto, Think Out Loud o ese AOR americano que reinó entre las décadas de los 80´s y 90’s. Otra vez Johan cantando a un gran nivel, el ritmo de la canción no es muy AOR pero Alexander se descuelga con un solo repleto de talento y categoría como solo lo saben hacer los genios desde el buen gusto.

Brighter after Dark nos trae la bella voz de Marika que canta en tres canciones y la verdad es que lo hace bien. Aquí tanto en el estilo de la canción, como en el tono de voz, nos trae recuerdos de los Starship o la época más AOR de las hermanas Wilson. No tengo nada contra ella, al revés me gusta mucho como canta, pero no puedo dejar de pensar en que me priva de oír al fantástico Johan Boding y eso seguramente sea algún tipo de delito en la América más profunda con leyes de lo más absurdo. Esto debe ser culpa de alguien supongo. Tanto el tema como su vocalista están muy bien, no quiero parecer machista a lo Arias Cañete… pero le prefiero a él. Sonic_Station_-_Next Stop_Jonathan Fritzen-Thorleif Robertsson-Alexander Kronbrink-Erik Metall1 Fool for you love encajaría en cualquier disco de Toto, un piano y la voz de Johan llenan el espacio con absoluta delicadeza, canta en un tono tranquilo, como si le diera miedo a romper algo, resulta un medio tiempo de una belleza sobrecogedora… si tu hijo de dos años no se duerme con esto, al final acabarás sacándolo de la cuna y bailando con él a la luz de la luna que se cuela a través del cristal. El solo de guitarra española le pone el punto de calidez necesario para que tu corazón tiemble de emoción al oír temas como este. No se pueden hacer temas tan bellos y que tu mente permanezca intacta… simplemente no se puede. Stopped beating nos trae otra vez sonidos de AOR americano de tipo Jay Graydon, Planet 3, Kenny Loggins y demás. No te preocupes si tu mente no deja de disfrutar, de si de repente te sientes alejado de la realidad diaria y no te acuerdas del cabrón de tu jefe o de la dichosa hipoteca… simplemente es que tu cerebro no está para gilipolleces cuando oye cosas tan bien hechas. Los coros a cargo de todos, Marika incluida, resultan asombrosos, llenos de talento y belleza. El ritmo de la canción es terrible… te engancha y transforma tu mala leche habitual, en un complejo mundo de sensaciones positivas de las que no puedes escapar. Qué bien suenan todos los instrumentos incluyendo un teclado traído desde las tierras lejanas de un país llamado Talento. Temazo… Where are you now nos devuelve la voz de Marika y desde luego no hay peros que ponerle. La chica canta de escándalo y además el tema resulta perfecto para exponer su tono de voz. Además está compuesto siguiendo el decálogo del buen AOR, clase a raudales y quizás el estribillo es lo que me resulte lo más flojo. Pero buen tema sin duda.

Half of my heart me transporta a esos mundos de fantasía donde todo resulta lleno de color, soy un caballero solitario donde debo rescatar a la pobre princesa de las garras del malvado de turno. Es lo que tiene la música… te lleva por sitios inesperados, a través de imágenes que se forman en tu cerebro y solo por culpa de uno solo de tus sentidos… el oído. Existen recuerdos que solo llegarán a plasmarse en tu mente cuando oigas un tema de tu niñez. La clase y el talento necesario para componer cosas como esta no está al alcance de casi nadie, seguramente necesites la ayuda de las hadas esas invisibles al ojo humano, pero que llenan tu mente de buenas ideas. Solo así podrás parir temas como este. La voz y la guitarra vuelan hacia tu cerebro con la clase que se le requiere. Cuando oigas el piano en segundo plano es que estás prestando atención… atención a la clase magistral que te está dando esta banda. Broken Man tiene la sección rítmica en los mismos tiempos que la inolvidable África de Toto. Pero solo eso, no se parece en nada más salvo en que podría llegar a ser igual de inmortal, porque clase no le falta. Es tan bella que podría estar varias horas loando sobre ella. Su vocalista como si de un videojuego se tratara está en modo invulnerable, está tan por encima de todos que da hasta vértigo mirarle.

Sonic_Station_-_Next Stop_Alexander Kronbrink-Johan Boding-Marika Willstedt3

Y eso a pesar del breve retazo de violines que proporcionan al tema una belleza sin igual. Está tan bien hecha como esos coches artesanales que luego valen una fortuna. Ahórrate la carísima sesión de psicoanálisis y solo escucha temas como este. Hazlo delante de un espejo y aumentara tu autoestima hasta niveles insospechados. Johan llega a forzar la voz hasta que parece Freddie Mercury a veces. Francamente, creo que no se pueden hacer temas mejores que este, quizás lleguen a ser tan buenos… pero mejores… es tan difícil como que yo llegue a conquistar la cima del Everest con el asco que le tengo al frio… simplemente no se puede hacer mejor. Bella hasta decir basta resulta como observar un oleo de Velazquez o Da Vinci.

Love clash empieza con toques Police, Dan Lucas, otra vez explicando lo inexplicable. Y es que resulta difícil comprender como se pueden hacer tantos temas y todos tan buenos. Es tan complicado que casi nadie lo consigue, por eso los disco no llegan a tener dieces… por eso no se les califica como obras maestra y este tema vuelve a ser otra vez intemporal, buenísimo, pleno de talento y belleza. No tengo más que añadir. Last Goodbye consigue que mi cerebelo siga adormecido. Este disco es como una somanta de ostias que te impide llegar a despertar alguna vez. Solo que este lo hace desde el talento, simplemente es que tu cerebro no puede procesar tanto placer de forma tan continuada, es algo así como si los orgasmos duraran 40 minutos. Creo que nos volveríamos locos… al final me temo que este disco solo te lo venderán con receta médica… si no corres el riesgo de levitar por el salón henchido de placer durante el tiempo que dure esta obra maestra del sonido melódico. Otra vez la voz de Johan secuestrará toda tu atención además del increíble nivel musical que tiene el tema. Soberbio.

Hide and seek cierra esta pieza de orfebrería musical al mando de la voz de Marika, otro medio tiempo que hace que luzca con increíble personalidad, además del acierto en los retoques de guitarra. Todo suena fantástico, hubiese ganado Eurovisión de proponérselo. No sé cuantos años tendré que esperar para que otro disco capte toda mi atención como lo ha hecho este, pero creo que fabricar cosas así requiere de la inspiración más infinita y no está al alcance de casi nadie. Además dentro de poco las Hadas se van de vacaciones a la playa asi que no creo que salga nada de esta belleza, de esta autoridad musical en lo melódico, y creedme que ni siquiera puedas vender tu alma al diablo para conseguirlo… está demasiado ocupado oyendo esto con su copa de coñac… y su puro.

10

Whizard