damon-cover-webEl próximo 27 de Septiembre y de la mano de AOR Heaven, verá la luz el cuarto trabajo en solitario de Jesse Damon, frontman de Silent Rage y colaborador habitual en labores compositivas de Genne Simmons.  Sin Debo reconocer que acudí a este Temptation In The Garden Of Eve sin saber nada del pobre Jesse, pero al acabar la primera escucha estaba más que impresionado.

Jesse tiene un estilo personal, de rock melódico pero con un buen grado de caña y actitud que le hacen único en el género, ese toque extra de fuerza puede recordar a veces a Eden Curse pero siempre en un ámbito más rockero que metal. Sumémosle a su gran capacidad creativa y a lo personal de la propuesta que el chico no es manco ni a las guitarras ni a las voces y tenemos un disco muy a tener en cuenta para iniciar el último tramo de 2013.

El primer tema puede dejarnos más bien fríos, y es que el tema título es una injusta carta de presentación para el resto del disco. Sin ser un mal tema, adolece precisamente de lo que en el resto sobra, originalidad y personalidad. Es un buen tema de Hard Rock pero podría pertenecer a cualquier banda de los últimos años.

Es a partir de la segunda pista, Black Widow, que podemos ver que no estamos ante un disco más, sino ante una propuesta bastante especial, la mezcla de rock ultra-melódico, la voz rasgada de Jesse, y unas líneas pegadizas suben el listón y se convertirán en marca de las casa a través de los 11 cortes de Temptation…

A veces más duro y a veces más emotivo pero siempre sin caer en sentimentalismos blandos o fáciles, como es el caso de la balada Save The World o I Need You Forever, que no por ser baladas pierden intensidad o fuerza. El vocabulario emocional de Jessie pasa por el rock bien calculado de Let It Rock o Hold On, momentos más crudos como las ya comentadas Garden Of Eden o Black Widow y las maravillosas baladas A Chance For Us y Angel In The Starlight siempre evitando tomar el camino fácil o repetir clichés como ocurre en la mayoría de proyectos de hoy en día.

Dicho queda, ante el peligro de que este disco pase sin pena ni gloria, que mi recomendación es absoluta para fans del rock de calidad de todo tipo pero sobre todo a los que necesitan algo más que música hecha “con plantilla” para emocionarse con un disco.

Nota 8’5

Callisto